Adiós a la voz de Úbeda en las ondas

María Teresa Ortiz ante la Basílica Menor de Santa María de los Reales Alcázares./JAVIER CARRO
María Teresa Ortiz ante la Basílica Menor de Santa María de los Reales Alcázares. / JAVIER CARRO

Consternación en la ciudad por la muerte de la conocida periodista ubetense María Teresa Ortiz

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

La conocida periodista ubetense María Teresa Ortiz Fernández falleció en la mañana de este jueves, a la edad de 52 años, dejando un enorme vacío y desconsuelo entre familiares, amigos y compañeros. Ayer por la tarde comenzó a sentirse mal y esta mañana, tras desvanecerse en su domicilio, fue trasladada en ambulancia hasta el hospital San Juan de la Cruz, aunque nada se pudo hacer para reanimarla. El cuerpo ha sido llevado a Jaén, donde se le practica la autopsia. Y se está a la espera de su vuelta a Úbeda para instalar la capilla ardiente y concretar cuándo y dónde tendrá lugar su funeral de entierro.

Su muerte, tan injusta como inesperada, ha causado una gran consternación en la ciudad, pues gracias a su trabajo incansable en Radio Úbeda y DiezTV era muy querida y seguida. Su voz, su imagen, sus reportajes y entrevistas, llegaban a diario a miles de hogares, tanto de Úbeda como, gracias a internet, de otros muchos lugares donde hubiera un ubetense.

Mari Tere fue durante muchos años la voz de Úbeda en las ondas. Comenzó a trabajar en Radio Úbeda a finales de los años ochenta, convirtiéndose en un referente del periodismo y la información local. Durante más de 25 años de trayectoria profesional tomó el pulso a la actualidad ubetense y llevó a sus paisanos todas las noticias e historias de interés del municipio a través de las ondas radiofónicas, algo que más tarde también haría desde la pantalla de televisión.

Apasionada de las tradiciones ubetenses, se implicó activamente en muchas de ellas. Y las trasladó a la tele con programas como 'Paso a paso', con el que durante varias temporadas hizo un seguimiento exhaustivo a la Semana Santa de Úbeda y a sus cofradías, algo por lo que sentía auténtica devoción. También tuvo mucho éxito su programa 'Memoria viva', a través del cual rescató parte de la historia reciente de Úbeda, de sus gentes, acontecimientos e instituciones. Fue una trabajadora incansable, tenaz y muy exigente consigo misma, y eso se notaba en el resultado de todo cuanto pasaba por su manos.

Junto a su arraigado ubetensismo, destacó por sus sólidas convicciones y creencias cristianas. También por su solidaridad, pues estaba dispuesta a colaborar en todo cuanto se le solicitara. A nivel cofrade, pertenecía a las hermandades de Jesús Nazareno, Oración en el Huerto, Cristo de la Noche Oscura y Cristo de la Caída, aunque sentía un gran apego a todas y cada una de las cofradías ubetenses, cuyos responsables le correspondían con su afecto. Asimismo profesó una gran devoción por la Virgen de Guadalupe, patrona de Úbeda, a la que hace unos años tuvo la oportunidad de recibir en nombre de todos los ubetenses tras su romería.

Y es que, Mari Tere participó en muchos actos cofrades y culturales, bien como protagonista de los mismos o como simple conductora. Aunque quizá, con el que más pudo sentir el afecto de sus paisanos fue con el pregón de la Feria de San Miguel que pronunció en el año 2012. Un día muy especial para ella que compartió con sus seres queridos.

Hoy su voz se ha apagado, haciendo que la de sus compañeros temblara al anunciar su pérdida en antena. Un anuncio desgarrado aunque necesario, porque la radio, la información, debe seguir. María Teresa Ortiz, Mari Tere, se ha ido sabiendo del cariño, el respeto y el reconocimiento de su gente, de su pueblo. Atrás deja muchas horas de compañía que sus oyentes le agradecemos y le agradeceremos siempre. Porque siempre estaba ahí, al enchufar la radio, con su voz dulce y su risa entrañable. Y eso, quieras o no, deja un poso que hoy se remueve y brota en forma de lágrimas. Descanse en paz.

Fotos

Vídeos