Alfonso Donoso Baella pronunció la Exaltación de la Semana Santa

Alfonso Donoso durante su intervención./ROMÁN
Alfonso Donoso durante su intervención. / ROMÁN

Organizada por la cofradía de la Sentencia, tuvo lugar en la iglesia de Santo Domingo

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

Dentro de las vigésimo terceras Jornadas Cofrades que organiza la Hermandad Franciscana y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Señor en su Sentencia y María Santísima de las Penas de Úbeda durante la cuaresma, la iglesia de Santo Domingo acogió en la mañana del pasado domingo una nueva edición de la Exaltación de la Semana Santa, que este año corrió a cargo de Alfonso Donoso Barella, conocido cofrade y docente de la localidad.

Fue presentado por su hermano, Juan Ángel Donoso, quien destacó su calidad humana y sus profundas convicciones, así como estrecha relación con la Semana Santa y el entorno cofrade. Sonó además la Capilla Musical 'Sententiatum' perteneciente a la banda de cornetas y tambores María Santísima de las Penas de la hermandad organizadora.

Alfonso Donoso expuso su forma de entender y vivir la Semana Santa, de manera reflexiva, interiorizada, desde la fe, sin alardes ni aspavientos. Y en más de una ocasión habló de la necesidad de dejar a un lado los protagonismos e intereses personales, abogando por trabajar todos a una, en favor del bien común, el de las hermandades y todo lo que significan y aportan a la sociedad.

También echó mano de sus recuerdos y contó cómo en su niñez, ilusionado, entró a formar parte de la cofradía de Jesús Nazareno. Rememoró la primera vez que se enfundó la túnica morada, su primer 'rosco de Jesús', su primera procesión formando parte del guión… y destacó cómo años más tarde fue repitiendo estas experiencias con su familia.

También tuvo palabras para la cofradía del Cristo de la Noche Oscura, a la que igualmente pertenece, y a través de ella habló de los Jóvenes de Acción Católica y de sus campamentos de verano, donde dijo ver germinar el proyecto de la hermandad de la Sentencia, al que se sumó desde sus primeros años.

En esta cofradía, Donoso Barella es capataz del paso de María Santísima de las Penas desde su primera salida procesional, y a narrar sus vivencias y sentimientos dedicó una buena parte de su exaltación. Aprovechó asimismo para pedir a la hermandad que preste mayor atención a los penitentes 'rasos', a los hermanos de luz que acompañan a sus titulares por el simple hecho de hacer penitencia y sentirlos cerca. Son ellos, dijo, los que dan sentido a la Semana Santa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos