Aprompsi muestra su disposición para gestionar el aparcamiento del Antiguo Cuartel de Santa Clara

El aparcamiento solo se ha utilizado para una concentración de vehículos clásicos./ROMÁN
El aparcamiento solo se ha utilizado para una concentración de vehículos clásicos. / ROMÁN

Actualmente está analizando la inversión a realizar mientras el Ayuntamiento trabaja en el proceso de concesión administrativa, que también incluiría el estacionamiento de la calle Santo Domingo

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

La Asociación Provincial Pro Minusválidos Psíquicos de Jaén (Aprompsi), a través de su delegación ubetense, podría hacerse cargo de la gestión del nuevo aparcamiento que el Ayuntamiento de Úbeda ha habilitado en el solar del Antiguo Cuartel de Santa Clara, actualmente a la espera de su puesta en funcionamiento, lo cual llevaría aparejado también la gestión del aparcamiento puesto en marcha a principios de 2016 en una parcela de la calle Santo Domingo, situado muy cerca y que curiosamente también fue un antiguo cuartel.

Para el funcionamiento de estos espacios de estacionamiento el Consistorio planteó que fueran gestionados por colectivos de la ciudad que trabajen en favor de personas con diversidad funcional. De todas las asociaciones tanteadas, ha sido Aprompsi la que finalmente ha mostrado interés en el proyecto, comprometiéndose a llevarlo a cabo. Actualmente está analizando la inversión a realizar mientras el Ayuntamiento trabaja en el proceso de concesión administrativa.

Una vez resueltos esos trámites iniciales se planteará el personal necesario para mantener este servicio, a ser posible durante todos los días del año y con un horario de apertura amplio. En principio se habla de unas tres personas más una cuarta a tiempo parcial de apoyo y coordinación. La selección se hará a través del equipo de orientación de los itinerarios profesionales que Aprompsi lleva a cabo a modo de programas de inserción laboral, y la idea es priorizar a personas con discapacidad intelectual. Aunque no solo se ceñirá a miembros del colectivo, pues podrán optar otros interesados o de otras asociaciones siempre y cuando entren a formar parte de los citados itinerarios profesionales.

Respecto al funcionamiento de ambos aparcamientos, todo está aún por concretar aunque la idea es fijar dos tipos de tarifas, una matinal y otra de tarde, en ambos casos asequibles aunque más barata la de la mañana. El objetivo es lograr que no se conviertan en lugares de estacionamiento permanente para vecinos del entorno, sino que exista una rotación continua que beneficie tanto a usuarios de los servicios públicos del entorno como a turistas.

Obras en la plaza

En esta concesión administrativa se trabajará paralelamente a las obras anunciadas en la plaza de Santa Clara, situada ante el aparcamiento del antiguo cuartel, cuyo inicio está previsto para después de Semana Santa para no interferir en el curso de las procesiones. Actualmente se encuentran en proceso de adjudicación. La intención es convertir este lugar en una pieza importante de la zona monumental y de las visitas turísticas. En concreto, se quiere adecentar el amplio espacio existente y liberar la plaza de coches, para lo cual el nuevo estacionamiento jugará un papel muy importante.

El lugar

El Antiguo Cuartel de Santa Clara fue derruido hace años, en 2006, dejando sólo en pie la fachada, actualmente apuntalada por grandes vigas de hierro, y algunos elementos de su interior. Posteriormente, en marzo de 2011, se hundieron parte de estos últimos, pertenecientes a un patio de columnas que volvió a ser montado parcialmente años después. En el solar se realizó una importante excavación arqueológica alrededor de 2009, documentándose los restos para luego cubrirlos con telas de geotextil y tierras seleccionadas con la intención de protegerlos.

El lugar había sido cedido a la Junta de Andalucía para la construcción de viviendas protegidas, locales comerciales, plazas de garaje y dependencias públicas. Pero como el proyecto, redactado en 2003, no se llevó a cabo y finalizaron los plazos establecidos, el Ayuntamiento pidió la reversión y recuperó la titularidad en 2012. Así, a la espera de que pueda existir un futuro diferente para este emplazamiento, el Consistorio decidió en 2016 aprovecharlo para habilitar plazas de aparcamiento, de las que carece la zona monumental.

El edificio, hoy desaparecido, era un palacete del siglo XVIII y estilo renacentista situado en el casco histórico, que perteneció a los Condes de Gavia y más recientemente acogió el cuartel de la Guardia Civil, desde 1926 hasta su abandono en 1995 y posterior ruina.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos