Auténticas maravillas del encaje de bolillos en el Hospital de Santiago

Ambiente durante el encuentro./ROMÁN
Ambiente durante el encuentro. / ROMÁN

Varios cientos de personas de distintos puntos del país se dieron cita en el Encuentro Nacional de Encajes de Úbeda

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Un año más, varios cientos de personas se dieron cita en el Encuentro Nacional de Encajes 'Úbeda, ciudad Patrimonio de la Humanidad', cita organizado por la Asociación de Encajeras Ciudad de Úbeda en colaboración con la Concejalía de Participación Ciudadana del Ayuntamiento de Úbeda que cumplió diecinueve ediciones en la mañana de ayer. El centro cultural Hospital de Santiago se convirtió así en una gran exposición de maravillosas labores que permitió ver trabajar a sus autoras en directo, en su mayoría mujeres aunque también hubo algún hombre.

Se trató de encajeras y encajeros procedentes de diversos puntos de la geografía nacional. Hubo representación de todas las provincias de Andalucía, así como de lugares como Ciudad Real, Toledo, Comunidad Valenciana, Murcia, Madrid u Huesca, convirtiendo al ubetense en uno de los encuentros más importantes y conocido de todos los que se realizan en el sur de España.

Durante toda la mañana se pudo ver el trabajo artesano del encaje que se realiza en diferentes puntos del país, una tradición que ha logrado sobrevivir al paso de los siglos e, incluso, hacerse extensiva entre todos los públicos, sin importar edad ni el sexo, motivo por el que en esta edición, por tercer año consecutivo, se hizo un homenaje a todos aquellos hombres que participaron en el encuentro, promoviendo así la igualdad de género.

Esta nueva edición además contó la participación de Raquel M. Adsuar, 'Bolillotuber', una conocida 'influencer' que impartió una clase magistral. Por otro lado, hubo una exposición en la que se pudieron ver todos los trabajos realizados por las socias de la Asociación de Encajeras de Úbeda, de gran belleza y dignos de apreciar, y otra de las integrantes del taller Dedal. Y como viene siendo habitual, durante el evento se llevó a cabo un taller de Frivolité y un taller de Patchwork, ambos abiertos a la participación de todas aquellas personas interesadas.

Asimismo, se instaló un mercadillo paralelo en los diferentes patios del Hospital de Santiago, donde se pudo encontrar todo tipo de herramientas, instrumentos, utensilios, materiales y adornos necesarios para la confección de encajes, además de productos ya terminados. Y una vez más se instaló una mesa solidaria para colaborar con Cáritas en la recogida de alimentos no perecederos.

Debido al éxito en la edición anterior, nuevamente se contó con la Asociación Fotográfica 'Gran Angular', que desarrolló el tercer concurso fotográfico relacionado con este encuentro.

Esta cita supuso un impulso a la promoción del patrimonio artesanal y monumental de la ciudad de Úbeda, pues durante todo el fin de semana, como en años anteriores, se registró una alta ocupación hotelera tanto en la ciudad como en localidades cercanas, además de promocionarse el comercio y las actividades culturales que se organizan en la ciudad paralelamente a este encuentro.

Temas

Úbeda
 

Fotos

Vídeos