La Caída reconoce con su premio anual a las diecinueve cofradías ubetenses

Pemio Cristo de la Caída./ROMÁN
Pemio Cristo de la Caída. / ROMÁN

Destaca su labor en favor de los más necesitados, de una forma más gremial en sus inicios y evolucionando con el paso de los años a las necesidades de hoy en día

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

Como cada inicio de enero, desde hace veinticinco años, la Muy Ilustre Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Caída y María Santísima de la Amargura de Úbeda hizo pública la concesión de su Premio Cristo de la Caída, que suele ser para una persona, grupo u organización que trabaje por los valores humanos y la ayuda a los más desfavorecidos de forma comprometida y solidaria. En esta ocasión el galardón es colectivo pues, tras la votación de la junta directiva, se decidió otorgar el premio en su edición número veinticinco a las diecinueve cofradías de la Semana Santa de Úbeda.

Más de cinco siglos llevan las hermandades ubetenses dedicándose a ayudar a los más necesitados, de una forma más gremial en sus inicios y evolucionando con el paso de los años a las necesidades de hoy en día. Así lo destacó la Caída en un comunicado, subrayando igualmente que también desarrollan una importante labor social diaria.

Sería interminable la lista de beneficiados por la ayuda directa o indirecta de las cofradías ubetenses, «un trabajo silencioso pero efectivo que cada día se sigue realizando». A ello hay que sumarle la labor formativa y de atención a los jóvenes, buscando siempre conseguir metas acordes a los tiempos y a las necesidades de la sociedad actual.

Sin distinguir raza, color, religión o ideología, las cofradías ubetenses se abren a las necesidades de la población actual, siendo parte importante y muy activa de la vida diaria de la ciudad. «De hecho, es imposible entender Úbeda sin sus cofradías», añadió el comunicado.

Por esta importante labor, las diecinueve cofradías de la Semana Santa de Úbeda son merecedoras del galardón anual que concede la Caída. El premio, consistente en un relieve en barro cocido de la imagen de su titular, realizado n la alfarería Pablo Tito, se entregará el 11 de marzo de 2018, cuarto domingo de cuaresma, en la fiesta principal de la hermandad que tendrá lugar en la Basílica Menor de Santa María de los Reales Alcázares. Como suele ser habitual, el galardón será ofrecido por un miembro de la junta directiva, en esta ocasión Matías Medina Expósito.

Premiados anteriormente

En sus veinticinco ediciones, el Premio Cristo de la Caída ha ido a parar a manos de personas e instituciones como los Sembradores de la Alegría, los colaboradores voluntarios de las casas de acogida de la Fundación Proyecto Don Bosco, Cáritas Española, las Siervas de María, voluntariado de Cruz Roja, Anesvad, Aldeas Infantiles SOS, Proyecto Hombre, la residencia Nuestra Señora de la Misericordia, Bomberos Sin Fronteras, el Defensor del Pueblo Andaluz José Chamizo, la Asociación para la Lucha contra Enfermedades de la Sangre, el regimiento Córdoba 10 de los Cascos Azules, Médicos Sin Fronteras, Ayuda en Acción, Antonio Gutiérrez 'el Viejo', los voluntarios de la JMJ, la familia salesiana, las religiosas franciscanas del convento de Santa Clara, la Federación de Asociaciones de Síndrome de Down, la Asociación Española Contra el Cáncer, el sacerdote Juan Ignacio Damas, el padre Ángel García Rodríguez o la Fundación Safa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos