El PP califica de «atentado contra el casco histórico» el aparcamiento del cuartel de Santa Clara

El aparcamiento solo se ha utilizado para una concentración de vehículos clásicos./ROMÁN
El aparcamiento solo se ha utilizado para una concentración de vehículos clásicos. / ROMÁN

«Volvemos a la torta de hormigón, las cuatro líneas amarillas y a su posterior inauguración a bombo y platillo como si fuera una obra faraónica», dijo Santiago Hernández

ALBERTO ROMÁNÚbeda

«Es una nefasta idea, mal ejecutada, que llega con dos años de retraso y con pocas plazas para el servicio que se pretende prestar». Con estas palabras se refirió al proyecto de aparcamiento en el antiguo cuartel de Santa Clara el coordinador del área de industria, pymes, autónomos y artesanía del PP de Úbeda, Santiago Hernández, quien criticó el «desorden, la falta de previsión y la gestión a salto mata» del gobierno socialista.

«Volvemos a la torta de hormigón, las cuatro líneas amarillas y a su posterior inauguración a bombo y platillo como si fuera una obra faraónica», manifestó, considerando además que este proyecto no es la solución al problema de aparcamientos en el casco histórico y que congestiona aún más el tráfico en la zona monumental, convirtiendo la entrada y salida a este espacio en un embudo y creando mayor intoxicación de vehículos.

Hernández aseguró igualmente que la planificación de la obra ha sido nefasta, pues se empezó por los aparcamientos y después se ha iniciado la intervención de la plaza de Santa Clara. Aún así, aclaró que «hecho el parche», el PP ha apoyado en pleno la gestión de este espacio por parte de Aprompsi.

Santiago Hernández recordó que fue en 1995 cuando este inmueble dejó de ser cuartel de la Guardia Civil, entrando en ruina años después y siendo cedido por la administración local a la Junta de Andalucía para la construcción de un centro de salud y, posteriormente, viviendas sociales que jamás llegaron a materializarse.

Tras la «dejadez y abandono» de los socialistas, «hasta el punto de contemplar impasibles el hundimiento del patio de columnas», el PP inició en 2011 el expediente administrativo para la recuperación de dos espacios cedidos a la Junta, entre ellos este palacio de estilo renacentista que finalmente, «y a consecuencia de las cortas miras de la alcaldesa, quedará reducido a un puñado de plazas de aparcamiento».

El representante del PP se cuestionó qué hubiera hecho el equipo de gobierno y su alcaldesa en caso de que un particular hubiera adquirido los terrenos para echar una torta de hormigón, pintar cuatro líneas amarillas y convertirlos en parking. «Seguramente se hubiera negado», dijo. Sin embargo, «esta alcaldesa es experta en la micropolítica y el cortoplacismo, con tal de ser ella quien inaugure la obra», añadió.

Hernández declaró que lo realizado en el cuartel de Santa Clara es «un atentado más contra el casco histórico»,y consideró que la zona monumental no puede convertirse en un parque temático, sino que debe ser un espacio vivo que garantice facilidades a sus vecinos y a los turistas. Así, ante la proximidad de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana, puso el acento en la necesidad de trabajar en un pacto entre fuerzas políticas que garantice un modelo de ciudad con perspectivas de futuro. Porque «esta ciudad merece un casco histórico habitado y no repleto de edificios municipales que, además, dejan hundir».

Modelo de ciudad

Para Hernández, este palacio merecía otro destino y la ciudad más sentido común en la gestión de sus recursos. En este punto, el popular recordó que en diversas ocasiones se ha debatido a nivel municipal la posibilidad de peatonalizar el casco histórico; medida que, de ejecutarse, no descartan, pero que debe pasar obligatoriamente por un pacto que contemple alternativas para garantizar la tranquilidad y comodidad de residentes y visitantes.

Desde el PP apuestan por medidas, incentivos y ayudas fiscales que ayuden a repoblar esta zona vital para el desarrollo económico de la ciudad. Creen que la solución pasa por facilitar a los promotores su labor para conseguir de estos espacios proyectos más ambiciosos. «No podemos aburrir a los emprendedores con burocracias que se eternizan», apostilló Hernández.

En concreto, el popular defendió la construcción de viviendas como la opción más adecuada para este tipo de espacios, garantizando así su recuperación y, al mismo tiempo, la repoblación del casco histórico, limitando los aparcamientos a aparcamientos subterráneos para residentes. Así, explicó, se podría plantear la posibilidad de peatonalizar el casco histórico con garantías para los vecinos ya que, a través del régimen de alquiler subvencionado, contarían con una plaza de aparcamiento y, además, se eliminaría progresivamente el tráfico en la zona.

En el caso del turismo, la propuesta popular centra su atención en el proyecto de los miradores, donde se contempla la construcción de un edificio multiusos, que podría contener muchos de los servicios y oficinas municipales, liberando los edificios de titularidad municipal para albergar asociaciones y colectivos sociales, culturales o deportivos, entre otros, y en el que podría construirse un nuevo aparcamiento para facilitar la llegada de los visitantes a la zona patrimonial.

Temas

Úbeda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos