El campamento de las Lágrimas viaja este año hasta el municipio de Águilas

Más de 45 niños y niñas disfrutarán de esta actividad que completa al Veranillo de San Nicolás que organizan durante julio y agosto

ISABEL MARTÍNEZÚBEDA

La Cofradía de Nuestra Señora de las Lágrimas se prepara para su campamento del 20 al 24 de agosto. Este año se realizará en el municipio de Águilas ubicado en Murcia en un lugar adaptado para este tipo de actividades.

Mientras tanto más de una treintena de chicos y chicas desde los 5 hasta los 16 años de edad sigue disfrutando de su conocido Veranillo de San Nicolás, un proyecto que ofrece una amplia oferta lúdica, deportiva, cultural y formativa durante los meses los meses de julio y agosto.Concretamente, la programación se lleva a cabo martes y jueves cuando comienza a refrescar, sobre las ocho de la tarde.

El Veranillo cuenta con aproximadamente 15 monitores, hermanos de Nuestra Señora de las Lágrimas y voluntarios para hacer que los jóvenes ubetenses dispongan de una alternativa de ocio durante los días de verano. A estas actividades pueden asistir todos los interesados, de forma gratuita y sin necesidad de ser hermano de la cofradía.

Año tras año, el colectivo intenta conseguir una diversificación de la oferta de propuestas, para que haya deporte, juegos y talleres que estimulen la creatividad. Además fomentan que los asistentes conozcan la cultura e historia ubetense haciendo visitas y juegos. Durante este verano, por ejemplo, se desplazaron hasta una alfarería y un taller de esparto, e incluso disfrutaron de gymkanas para conocer la historia de Úbeda. Dentro de la programación también se incluyó un taller de primeros auxilios, para preparar a los futuros acampados.

El Veranillo ha cumplido 17 años de existencia, haciendo las delicias de sus participantes bajo una alternativa de ocio saludable. Con el tiempo ha crecido en días y calidad, y ha conseguido también revitalizar y dar vida a la iglesia de San Nicolás donde realizan una parte de sus actividades. No obstante, también se trasladan al Parque Norte o al casco antiguo.

Campamentos

Este año más de 45 niños y niñas desde los 5 hasta los 16 años participarán en el campamento de verano. Una actividad que desde la cofradía han visto crecer y que plantean ampliar en años venideros. Así en sus comienzos hacían escapadas más cortas y a sitios más cercanos como el Parque de Cazorla, segura y las Villas. Sin embargo, su continuo esfuerzo han provocado que cada vez sean más las familias que permiten a sus hijos viajar con ellos en verano.

Para asistir a estas pequeñas vacaciones tampoco requieren ser hermano de la cofradía. No obstante, si es necesaria una aportación económica, por lo que un hermano de las Lágrimas, ha becado a varios niños cuya situación familiar les impedía asistir.

A la vuelta del campamento clausurarán el Veranillo de San Nicolás, al igual que en ediciones anteriores, con una actividad familiar en convivencia, y así despedirlo como se merece. Una velada muy amena y agradable, donde este grupo de jóvenes dice hasta pronto al verano. No obstante, su programación se prolonga ya casi todo el año, aunque de forma más esporádica. Meriendas o cine son algunas de las iniciativas que llevan a cabo y que se compaginan con el colegio. Del mismo modo, desde hace unos años realizan talleres para los más pequeños en la 'Ciudad de los Niños', ubicada en el Hospital de Santiago durante la Navidad.

Fotos

Vídeos