Los campamentos de JAC celebran un año más el cumpleaños de ‘El Viejo’

Los campamentos de JAC celebran un año más el cumpleaños de ‘El Viejo’

Los acampados del tercer turno reciben a los alcaldes de Úbeda y Chiclana en un día plagado de juegos, fiestas y homenajes

ISABEL MARTÍNEZÚBEDA

El campamento de la asociación de Jóvenes de Acción Católica de Úbeda (JAC) que cada verano se traslada hasta la playa de La Barrosa, situada en la localidad gaditana de Chiclana de la Frontera, celebró el pasado jueves su día grande. Una jornada que coincide con la fecha del nacimiento de Antonio Gutiérrez, más conocido como ‘El Viejo’, uno de los fundadores de este colectivo e hijo adoptivo de Úbeda, que habría cumplido 93 años.

Aprovechando la conmemoración, el segundo turno de chicos de edades comprendidas entre los 12 y los 14 años de edad que actualmente disfruta de juegos, playa y las vivencias propias del campamento de verano, tuvieron distintas actividades además de visitas, para acercar la figura de ‘El viejo’ a los más jóvenes.

Con motivo de esta fecha tan señalada se organizó en este pequeño rincón ubetense, muchas de las fiestas y tradiciones que se desarrollan por España: la Tomatina, las Fallas o los Castellets. Incluso celebraron un encierro de San Fermín hasta la playa con su posterior corrida de toros, ‘a la balear’.

La fiesta y las canciones dejaron paso a juegos, paseos y una versión especial del cine de verano. Todo ello tras unos intensos días en los que han disfrutado de actuaciones de fuego de campamento, un completo día del Grupo 0 con viajes en el tiempo, deportes, playa y juegos en el bosque

Desde Úbeda, con motivo de este día tan especial, se acercaron al campamento la alcaldesa, Toni Olivares, y la concejala de Participación Ciudadana, Magdalena Urrutia. El alcalde, José María Román, y el concejal de Juventud, José Alberto Cruz de Chiclana tampoco quisieron perderse este día, así como el que fuera alcalde chiclanero cuando se produjo el hermanamiento con Úbeda gracias al campamento, José de Mier, que siempre mantuvo una estrecha relación con ‘El Viejo’. A la cita se unió también, Juan Pizarro, antiguo alcalde de la ciudad de Úbeda y buen amigo de este rinconcito ubetense en tierras gaditanas.

Con motivo de este día la prensa local también se hizo eco de este campamento, que se ha convertido en toda una institución. Así, la alcaldesa de Úbeda habló con ellos y aprovechó para agradecer al Ayuntamiento de Chiclana y a sus vecinos la formidable acogida que, año tras año, da a los jóvenes de la ciudad patrimonial. Asimismo, resaltó la importancia de este campamento para los jóvenes ubetenses, «ya que ha tenido un papel muy importante en cuanto a dinamizar a la juventud, sobre todo, cuando no había alternativa en la ciudad». Además, recordó la labor que esta organización lleva a cabo durante todo el año con una gran amplitud de actividades. También, incidió en la labor de este campamento, que sirvió para hermanar ambas localidades, que se encuentran a una gran distancia dentro de la geografía andaluza.

Por su parte, el alcalde chiclanero, quiso destacar la importante vinculación que existe entre Chiclana y Úbeda, gracias a este campamento que se lleva a cabo desde hace más de medio siglo. Del mismo modo, recordó con alegría la «caravana de color» de los jóvenes que venían desde Úbeda hasta la playa de La barrosa. «El objetivo es que los niños y jóvenes se lo pasen muy bien y estamos seguro de que así es, porque aquí se respira un aire de buena convivencia, gracias al colectivo humano que hay detrás de la organización», describió Román a Andalucía Digital. Para concluir añadió que este año los participantes de ‘Conoce Andalucía’, concurso realizado entre centros escolares de Chiclana, tuvieron la oportunidad de conocer la ciudad de Úbeda.

Medio siglo de campamentos

El campamento de la Barrosa es toda una institución local. Desde hace más de 50 años JAC viene ofreciendo una alternativa de ocio durante las vacaciones de verano a cientos de chicos y chicas de Úbeda, quienes disfrutan de decenas de propuestas y unos días de convivencia, juegos y diversión en la playa.

Su historia es tan destacada, que se ha convertido incluso en una tradición que se transmite de generación en generación. Así, a día de hoy, muchos padres y madres que pasaron por las tiendas de este campamento ven ahora como sus hijos marchan cada verano a disfrutar de estas vivencias irrepetibles,

Hay que destacar que este verano pasarán por el campamento trescientos niños y niñas divididos en los tres turnos habituales, de doce días de duración cada uno. Además durante todo el verano los asistentes cuentan con un total de 75 monitores, 25 por cada uno de los grupos, así el personal de la organización, limpieza o cocina.

Un espacio fundamental de ocio y aprendizaje para la juventud, donde los acampados y acampadas disfrutan de unos días inolvidables mientras reciben formación en valores y, entre juego y juego, aprenden a convivir con iguales. Además, es más que significativa su labor social, ya que, gracias a JAC y a la colaboración de diferentes colectivos, entidades y personas a título individual, se beca a numerosos jóvenes ubetenses cuyas familias se encuentran en una situación económica complicada

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos