El Certamen Nacional de Tunas 'Andrés de Vandelvira' cumplirá veinte años este fin de semana

Un anterior Certamen de Tunas./
Un anterior Certamen de Tunas.

Habrá concurso de rondas, pasacalles y concurso general con la participación de cuatro estudiantinas más la anfitriona

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El Certamen Nacional de Tunas 'Andrés de Vandelvira' cumplirá veinte ediciones este fin de semana. Dos décadas de historia que lo convierten en un evento clásico dentro de las manifestaciones culturales de la ciudad y además muy exitoso, pues todos los años congrega a numerosas personas alrededor de sus variopintos actos.

Para una ocasión tan especial se contará con la presencia de cuatro magníficas tunas, como Arquitectura Técnica de Granada, Escuela Politécnica Superior de Jaén, Empresariales de Jerez y Económicas de Sevilla. La Tuna Universitaria de la UNED de Úbeda, como organizadora y anfitriona, estará fuera de concurso.

Este viernes 15 de junio comenzarán los actos con la recepción de los participantes y el concurso de rondas, que tendrá lugar a partir de las diez y media de la noche en la calle Gradas, donde se encuentra la sede ubetense de la UNED.

El tradicional pasacalles que no puede faltar en un certamen de tunas se realizará en la mañana del sábado 16, a partir de la una y cuarto de la tarde y tras la recepción oficial por las autoridades en el Hospital de Santiago, discurriendo desde el monumental edificio hasta la plaza de Andalucía.

Y por la tarde, en el Teatro Ideal Cinema, tendrá lugar el concurso oficial y entrega de premios de este vigésimo Certamen de Tunas 'Andrés de Vandelvira', que comenzará a las nueve menos cuarto. El precio de las invitaciones es de tres euros y pueden solicitarse a cualquier miembro de la tuna o bien adquirirse en la taquilla del teatro, que estará abierta media hora antes del comienzo del acto.

Veinte años

Dice el tango de Carlos Gardel que «veinte años no es nada», pero tras estas dos décadas han sido muchas las vivencias que ha traído a la ciudad el Certamen Nacional de Tunas 'Andrés de Vandelvira', un referente en el mundo de las estudiantinas que, hoy por hoy, tiene sólo una espejo en el que mirarse, el Certamen Costa Cálida de Murcia que es el único que mantiene un número significativo de ediciones consecutivas. El trabajo en equipo de la Tuna de la UNED, del Ayuntamiento de Úbeda, y del Centro Asociado de la UNED de Úbeda, con su director a la cabeza, Andrés Medina Gómez, lo han hecho posible.

Todo comenzó en el seno de las recordadas Jornadas de Primavera 'Andrés de Vandelvira', unos cursos de inmensa altura, con invitados de excepción, organizados por la antigua dirección del centro de la UNED que encabezaba Miguel González Dengra. Fue en 1998 cuando surgió la idea de dar a esas jornadas un contenido festivo a través de la Tuna de la UNED, que un año antes había sido apadrinada por la Tuna de Aparejadores de Granada.

Para aquella recién nacida tuna era algo impensable por la inexperiencia y falta de medios, pero el apoyo de la UNED y Ayuntamiento fueron enormes y se pusieron los medios de los que se disponía para organizar ese primer certamen. Con las 80.000 pesetas de entonces que se concedieron se organizó de una forma brillante, que animó a continuar con su realización por el éxito de público y las muestras de aprobación que daban los tunos visitantes.

Entusiasmo

Para la organización de un evento de estas dimensiones (con una media de 200 tunos a los que hay que dar alojamiento y manutención durante dos días, así como preparar cuatro actos públicos) se contó con el enorme entusiasmo y trabajo de los miembros de la Tuna de la UNED de Úbeda. El dinero era escaso, pero la voluntad enorme. Como ejemplo, el primer año los propios tunos habilitaron como lugar para que pernoctaran los visitantes el antiguo albergue situado en la calle Granada, donde se montaron camas prestadas por la antigua Academia de la Guardia Civil. Con días de trabajo y mucha imaginación se buscó alojamiento para todos, algo que además no suponía coste alguno.

Ese primer certamen fue fundamental para poner en marcha lo que hoy día aún goza de excelente salud, ya que se tuvo la suerte de contar con tunas que estaban en lo más alto del panorama por esos años, como la Universitaria de Vitoria, Ciencias de Granada o Magisterio de Murcia, una impresionante tuna que años después se hermanaría con la ubetense, algo que años más tarde, en el quince aniversario, también haría Filosofía y Letras de Málaga, otra de las grandes tunas amigas.

Los primeros certámenes tuvieron una enorme acogida. En el segundo se nombró madrina a Aurelia Calzada, directora general de Infraestructuras Educativas, que por entonces era delegada de Educación, y asistió a todos los actos a los que fue invitada, imponiéndosele la beca de la UNED de Úbeda. También fue madrina de esta tuna Araceli Maciá Antón, rectora magnífica de la universidad que le da nombre.

La consolidación del acto se forjó edición tras edición con la concurrencia de las mejores tunas de España. Todas las emblemáticas han pisado las tablas del Teatro Ideal Cinema o del auditorio del Hospital de Santiago, lugares donde se ha realizado el certamen. Por ejemplo, Distrito de las Palmas de Gran Canaria, Alcalá de Henares, Medicina de Murcia, Universitaria de Jaén, Universitaria de León, Distrito de Granada, Universitaria de Oviedo, Derecho de Santiago de Compostela o Filosofía y Letras de Sevilla.

Este fin de semana las tunas tomarán de nuevo las calles de Úbeda, con su ambiente y sus canciones, para alegrar los corazones de quienes se acerquen a compartir y celebrar este veinte cumpleaños. Este fin de semana, como repite el citado tango de Gardel, toca «volver».

 

Fotos

Vídeos