Cientos de personas revivieron el placer de escuchar cuentos

Parada en la Puerta de Granada durante los 'Cuentos de plaza en plaza'.
Parada en la Puerta de Granada durante los 'Cuentos de plaza en plaza'. / ROMÁN

El Festival ‘En Úbeda se cuenta…’ llegó a su mayoría de edad con una amplia programación de actividades

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

Varios cientos de personas revivieron anoche en Úbeda el placer de escuchar historias gracias al Festival del Cuentos ‘En Úbeda se cuenta…’, que llegó a su décimo octava edición proponiendo, un año más, el reencuentro con la tradición de la narración oral en torno a la mágica noche de San Juan. Ayer tuvo lugar el plato fuerte de la programación y la seña de identidad de este evento, los 'Cuentos de plaza en plaza', un recorrido por diferentes plazas de la zona monumental con todos los narradores participantes.

Comenzó el paseo a las nueve de la noche, partiendo desde la plaza de Juan de Valencia. Y continuó por la plaza de los Carvajales y la Puerta de Granada, donde se hizo un alto en el camino para despedir a los más pequeños. De esta forma, termino en la Casa de las Torres, ya sólo para público adulto, donde volvió a sonar la historia de 'la emparedada' que, según la leyenda, ocurrió en este histórico edificio.

La animación corrió a cargo de Juan Arjona, Pepepérez, Fran Insua y Natalia Arjona. Y durante el itinerario se contó además con el Quinteto Los Cerros, que puso música y ambiente al recorrido. Respecto a los narradores, estuvieron Luis Correia Carmelo (Lisboa), Alicia Bululú (Sevilla), Maricuela (Teruel), Filiberto (Alcalá de Guadaira) y Pablo Albo (Alicante), quienes clausuraron este festival por todo lo alto.

Previamente, por la mañana, a la sombra de las moreras de la plaza de Santo Domingo, se desarrolló la sesión para público infantil 'Érase una vez'. Y seguidamente tuvo lugar 'Barycuento' que, como su nombre indica, supuso un recorrido con cuentos cortos por diferentes bares del casco histórico (Antique y Torno de Monjas). En estos establecimientos, además, se pudo degustar 'Una tapa de cuento' preparada especialmente para estos días por cada uno de ellos.

El viernes también hubo varias citas dentro de 'En Úbeda se cuenta…'. Por un lado, por la tarde, a la Escuela Infantil Ciudad de Úbeda de la plaza Palma Burgos, llegaron 'Menudos cuentos', para bebés acompañados. Y por otro lado, por la noche y en el Palacio Anguís de Medinilla de la Plaza Álvaro de Torres, se desarrolló la actividad 'Cuentos en el palacio', en la que todos los narradores y narradoras ofrecieron sus historias a público familiar. Además, como es habitual, se hizo entrega de la ‘Tragantita’, reproducción de la mascota del festival que cada año va a manos de personas que colaboran con el evento, a quienes se nombra así socios de honor de Malión. Este año fue para el Grupo Scout Xavier. Y tres de sus integrantes fueron las encargadas de contar la historia de 'La tía Tragantía' para abrir la velada.

Las propuestas del jueves también tuvieron un gran seguimiento. En concreto, se trató de 'Cuentos en el umbral', dos sesiones simultáneas en La Beltraneja y la terraza del Hotel Las Casas del Cónsul, para público adulto, a cargo de Luis Correia y Alicia Bululú. Y un día antes, el miércoles, como inauguración de lujo,en la Sinagoga del Agua hubo cuentos y música, ya que actuó el grupo Andaraje con el recital 'Dos para una docena'. José Nieto y Jesús Barroso, pioneros del folk en España, comenzaron así en Úbeda la celebración del 45 aniversario de la fundación de este grupo de referencia.

'En Úbeda se cuenta…' llegó así a su mayoría de edad con un rotundo éxito y con una más que afianzada respuesta y fidelidad del público, que cada año asiste con ilusión a los actos programados. Es así gracias al magnífico trabajo que desarrolla la Asociación Malión con la colaboración del Ayuntamiento ubetense.

Algunos momentos del Festival 'En Úbeda se cuenta...'. / ROMÁN

Fotos

Vídeos