Comienza la demolición del antiguo colegio de la calle Virgen de América

Trabajos de demolición en el antiguo colegio./
Trabajos de demolición en el antiguo colegio.

Con esta actuación se pretende eliminar un edificio en desuso que se había convertido en los últimos años en un foco de conflictividad

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Ya están en marcha las obras de demolición de la unidad escolar de la calle Virgen de América, que une la carretera de circunvalación con la plaza de Jaén. En concreto, se están echando abajo dos módulos de aulas que en su día pertenecieron al colegio público Virgen de Guadalupe.

Se trata de un inmueble propiedad del Ayuntamiento de Úbeda que se encuentra en desuso desde hace muchos años y que presenta un estado avanzado de deterioro. Y la actuación era una vieja demanda de los vecinos del lugar, «ya que este edificio se había convertido en un foco de conflictividad por los continuos accesos ilegales», aseguró la concejala de Urbanismo y Obras, María del Carmen García.

Los trabajos de demolición comenzaron en la mañana del martes, tomándose desde el área de Urbanismo todas las medidas necesarias para evitar las molestias al vecindario. Es más, se ha dejado una toma de agua para el riego, evitando así la formación del polvo propio de los trabajos que se están realizando.

En cuanto al desarrollo de las labores, dado que el acceso al interior de las edificaciones es imposible, la intervención se realiza sin que los trabajadores entren en las mismas. «Tienen que hacerlo a mano y suspendidos desde fuera, en el interior de una cesta grúa», dijo la edil.

Así, proceden al desmontado manual de los elementos de cubrición y, tras ello, se demolerá el forjado de cubierta y los cerramientos. «El orden de demolición se realizará de arriba hacia abajo», subrayó, dejando la zona a nivel de pavimentación.

En cuanto al plazo de ejecución, la concejala estimó que los trabajos, que supondrán una inversión de 17.623 euros por parte del Ayuntamiento, estarán terminados para la semana que viene. Posteriormente, el tiempo dirá el uso que se da a este lugar, pues aún no hay nada decidido. Está calificado como espacio para uso asistencial, educativo y deportivo, por lo que las posibilidades son muchas.

«Desde el equipo de gobierno estamos dando solución a problemas que llevaban enquistados mucho tiempo. Eso sólo se consigue sabiendo previamente las carencias que tenía y tiene la ciudad y teniendo bien planificadas las actuaciones a acometer en estos cuatro años de mandato», apostilló María del Carmen García.

 

Fotos

Vídeos