Comienzan las esperadas obras en el camino del cementerio

Estado actual de las obras./
Estado actual de las obras.

La intervención tendrá un periodo de ejecución de seis meses y supondrá una inversión de más de 650.000 euros

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Ya están en marcha las esperadas obras de remodelación y mejora del camino del cementerio, una intervención que llevaba tiempo siendo demandada por la ciudadanía y que permitirá que en un periodo de seis meses la vía pueda ver mejorado su aspecto.

La actuación se enmarcará en la convocatoria de subvenciones del Plan Provincial de Cooperación a las Obras y Servicios de Competencia Municipal, concedidas por la Diputación Provincial de Jaén. La inversión en el arreglo de este camino, que consta de 810 metros de longitud y 10 metros de anchura, será de 659.357,63 euros, de los cuales 225.049,62 euros asumirá la Diputación Provincial y 434.308,01 euros el Ayuntamiento de Úbeda con fondos municipales. La obra estuvo sometida a un proceso de licitación pública, mediante el que se ha obtenido una bajada de un 20% con respecto al presupuesto inicial de adjudicación.

Según explicó la concejala de Urbanismo y Obras, María del Carmen García, esta intervención pretende continuar con el proceso de recuperación del espacio urbano para las nuevas necesidades de movilidad, así como la integración y potenciación de las actividades industriales, comerciales, terciarias y asistenciales que se desarrollan en estos espacios. Es por ello que el objetivo fundamental es reurbanizar, completar y configurar el espacio público de la ciudad como plataforma de acercamiento de los diferentes usos urbanos al ciudadano.

Así, lo que se pretende es arreglar de una manera integral este camino. La calle se resolverá en plataforma única con aceras, atendiendo a la normativa de accesibilidad. En el pavimento de la zona de tráfico rodado se utilizará hormigón desactivado, como en otras intervenciones ya realizadas, y hormigón impreso para la zona de acerados y aparcamientos.

Luz colgada en el centro

Con el objetivo de no tener que realizar otra obra después de la pavimentación, se procederá a renovar las instalaciones de suministro de agua potable y de evacuación de aguas residuales y de lluvia, además de las redes de baja tensión e iluminación, reubicándose las luminarias para conseguir mejor luz. En concreto, se colocarán en el eje central del camino, en catenaria (colgada) y a una altura de siete metros. «No va a interferir en el tránsito de vehículos y peatones, y aportará más luminosidad y seguridad al camino», dijo la edil.

Tráfico y seguridad

Por su parte, el concejal de Mantenimiento, Jerónimo García, destacó que se trata de un camino muy transitado, que soporta un intenso tráfico de vehículos, a nivel comercial, industrial y terciario, además de ser una vía muy utilizada para la práctica deportiva o, sencillamente, para el paseo de los ciudadanos de la localidad. «Hasta la fecha nos hemos encontrado con problemas de seguridad, ya que las zonas de rodadura no están bien definidas, así como el propio tránsito peatonal y el aparcamiento de vehículos, lo que ha venido generando dificultades en el tráfico por la falta de espacios y organización», matizó.

Con esta intervención lo que se pretende, a nivel de tráfico, es recuperar y reordenar este espacio público para que convivan de una forma segura el tránsito de vehículos y el de peatones. Para ello, también habrá señalizaciones verticales y horizontales, como pasos de peatones, que contribuyan a la fluidez.

En principio lo que se ha definido en la intervención es establecer el sentido único descendiente desde la avenida Cristóbal Cantero hacia el cementerio, generando solo el doble sentido desde la calle Iberia hacia la propia avenida de Cristóbal Cantero.

Zonas verdes

En cuanto a la vegetación de esta zona, el edil de Mantenimiento recordó que las últimas plantaciones realizadas se llevaron a cabo entre los años 60 y 80. «Con esta intervención, lo que se llevará a acabo será una sustitución, saneamiento y reforestación de los árboles del camino, en su mayoría cipreses», avanzó.

García Ruiz aclaró que hay varios ejemplares que tendrán que quitarse, ya que los técnicos municipales han comprobado que están afectados por una enfermedad y su recuperación no es viable. «Ante estos informes, por motivos de seguridad y para que no caiga un árbol encima de alguien cuando se produzcan lluvias o fuertes rachas de viento, hemos tenido que tomar esta decisión», incidió.

El concejal acentuó que estos árboles serán sustituidos por otros de la misma especie y además se reforestará la zona con 53 más, para que se genere una homogeneidad y produzcan sombras en el camino. «Este equipo de gobierno ha mostrado en todas sus intervenciones una gran concienciación con la vegetación de la ciudad. Cuando se ejecuta cualquier obra se busca sustituir los árboles que están enfermos y pueden generar peligro y se aumenta la plantación y zonas verdes, para que no se pierda la masa vegetal en Úbeda», concluyó.

Temas

Úbeda
 

Fotos

Vídeos