Concentración ante el hospital para exigir inversión en personal, infraestructuras y equipamientos

Protesta a las puertas del hospital San Juan de la Cruz de Úbeda.
Protesta a las puertas del hospital San Juan de la Cruz de Úbeda.

Pidieron la supresión de las privatizaciones y la reestructuración del Área de Gestión Sanitaria Norte de Jaén

ALBERTO ROMÁNÚbeda

A convocatoria de CCOO y con la asistencia de otras organizaciones sindicales, como CGT, y formaciones políticas, como IU y PCA Úbeda, varias decenas de personas se concentraron en la mañana de este miércoles a las puertas del hospital San Juan de la Cruz de Úbeda para apoyar la sanidad pública de calidad y denunciar el deterioro del centro ubetense así como las condiciones en las que trabajan los profesionales del mismo, lo cual, según se dejó de manifiesto, incide directamente en la atención que se presta a los usuarios.

Desde CCOO se habló de «carencias y deficiencias» en las instalaciones y se criticó la privatización de servicios, enmascarada como medida de ahorro, «aunque el ahorro no se ve» y además se están «precarizando las condiciones de los trabajadores». Por ello, exigieron una financiación suficiente para personal, infraestructuras y equipamientos, así como la supresión de las privatizaciones, por ejemplo, en cocina, mantenimiento y almacén.

La situación, aseguraron, se ha visto agravada desde que se creó en 2012 el Área de Gestión Sanitaria Norte de Jaén (que va desde Andújar a Santiago la Espada), llevando la gestión de la misma un solo gerente que, como consecuencia y «por mucho afán que ponga», «no tiene tiempo para gestionar tanto territorio». Esta unificación, dijeron los responsables del sindicato, «se vendió» como una medida para eliminar altos cargos y cargos intermedios, algo que realmente no ha sucedido y que «están sufriendo los trabajadores. Así, creen necesaria una reestructuración del Área de Gestión Sanitaria Norte.

De todo ello se quiso informar este miércoles a los usuarios y a los ciudadanos en general, motivo por el que se llevó a cabo esta protesta, a la que se sumó el sindicato CGT, que aludió al «desgaste» de los trabajadores a nivel laboral, profesional y social provocado, entre otros motivos, por los contratos basura, los recortes de personal, la no sustitución de bajas laborales y por ser «los peor pagados con respecto al resto del país».

Según la organización, la situación está provocando una disminución en la calidad del servicio y que la ciudadanía complemente sus necesidades con seguros privados. Ello conlleva un «progresivo desmantelamiento de la sanidad pública a favor de una soterrada privatización de servicios» y potencia la creación de una «administración sanitaria paralela» de agencias, fundaciones, consorcios, etcétera.

Fotos

Vídeos