Los conciertos de rock también son cosa de niños

Actuación de Killing Magneto en San Lorenzo./ROMÁN
Actuación de Killing Magneto en San Lorenzo. / ROMÁN

El trío Killing Magneto ofreció un recital en San Lorenzo dirigido a menores y a beneficio de la campaña de recogida de juguetes de JAC Úbeda

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Que los pequeños de la casa tengan la oportunidad de disfrutar de rock en directo debería ser algo más habitual, porque se produce una comunión especial e instantánea entre la banda y el joven público, sin ataduras ni remilgos, donde la música prima sobre todas las cosas y hace aflorar esa necesidad primaria de seguir el ritmo, de moverse, de bailar. Así ocurrió en la mañana del pasado domingo durante la primera edición del concierto 'San Lorenzo Toy Rock', dirigido expresamente a niños de entre 3 y 12 años de edad, que corrió a cargo del grupo granadino Killing Magneto, un trío que explora la música negra a través del swing y sus potentes líneas rítmicas.

Se trató de una iniciativa de la Fundación Huerta de San Antonio, responsable de la gestión de la iglesia de San Lorenzo y de su recuperación para la cultura, que quiso sumarse de esta forma a la campaña que desde hace décadas llevan a cabo los Jóvenes de Acción Católica (JAC) de Úbeda para la recogida de juguetes con el objetivo de, en las vísperas del día de Reyes Magos, repartirlos entre familias con hijos que están pasando por una situación complicada.

Y es que se solicitó un juguete (nuevo) a cambio de una invitación para poder acceder a disfrutar del espectáculo. La respuesta fue bastante positiva y un buen número de menores asistieron al que era, en la mayoría de los casos, su primer concierto de rock. Estuvieron acompañados por adultos, que igualmente lo pasaron en grande, por el recital y por ver a los pequeños en su salsa. Una propuesta ideal en estos días tan propicios para disfrutar en familia.

A base de percusión, teclado y contrabajo, Killing Magneto supo ganarse desde el principio a un público tan variopinto e intergeneracional. Para ello solo necesitó desplegar su particular swing moteado con otros estilos musicales pero muy pegado a los orígenes del género. Hubo así momentos para bailar y para quedarse embobado con el sonido y el virtuosismo de la banda, formada por Armando Camacho López (teclados, melódica, peine y voz) y los hermanos Jose Luis Mateos (contrabajo) y Antonio Mateos (batería).

El resultado fue un buen puñado de divertidas canciones y una mesa repleta de juguetes que JAC se encargará de distribuir en los próximos días dentro de la campaña con la que lleva décadas repartiendo ilusión entre quienes, de otra manera, difícilmente tendrían un regalo en la mañana del día de Reyes Magos.

Doblete

Killing Magneto hizo doblete el domingo en Úbeda pues, además de la actuación matinal en San Lorenzo, por la tarde actuó en ese otro templo de la música en directo que es el sótano de La Tetería, donde también puso a bailar a un nutrido grupo de personas, en este caso más creciditas pero que disfrutaron como niños. Fue uno de los conciertos programados en el local para estas fiestas.

 

Fotos

Vídeos