Condenados por apropiación indebida el extesorero de Cáritas de Úbeda y el empresario para el que trabajaba

Celebración del juicio el pasado 29 de octubre./JUAN ESTEBAN POVEDA
Celebración del juicio el pasado 29 de octubre. / JUAN ESTEBAN POVEDA

El tribunal les impone una pena de dos años de prisión, que no cumplirán al no tener antecedentes, y deberán indemnizar a la entidad con 137.124 euros

R. I.Úbeda

El extesorero de Cáritas Interparroquial de Úbeda, F.L.S.A. de 58 años, y el administrador único de la empresa en la que trabajaba, F.G.L. de 61 años, han sido declarados «autores de un delito de apropiación indebida» al probarse que sustrajeron dinero de las cuentas de la citada organización de carácter social. De esta forma, se les ha condenado a la pena de «dos años de prisión para cada uno, y multa de diez meses a razón de diez euros/día (3.000 euros), también para cada uno, con la responsabilidad personal subsidiaria de 150 días de privación de libertad en caso de impago».

Respecto a la responsabilidad civil, deberán indemnizar «conjunta y solidariamente» a Cáritas Interparroquial de Jaén en la cantidad de 137.124 euros. Y de la misma forma se les ha condenado al pago de las costas procesales, incluidas las de la acusación particular.

Esto significa que no entrarán en la cárcel, al no constar antecedentes sobre ellos, siempre que abonen la cantidad citada, que es la que se ha podido acreditar mediante pruebas que faltaba de las cuentas de Cáritas. Aunque la entidad siempre defendió que la cifra ascendía a 233.634 euros.

La sentencia de la Sección Segunda de la Audiencia de Jaén, consultada por IDEAL, da por probado que F.L.S.A., tesorero de Cáritas Interparoquial de Úbeda a partir de 2001, «procedió desde el año 2010 hasta su cese en el año 2017 a apoderarse de diversas cantidades de dinero», unas veces mediante reintegros en efectivo y otras utilizando cheques de cuentas que Cáritas Interparroquial tenía en seis entidades bancarias.

Del mismo modo, también «se apoderó de diversas cantidades de dinero de la cuenta de la Casa de la Iglesia a nombre de la parroquia de Santa Teresa de Úbeda» abierta en otra entidad bancaria, «utilizando los mismos medios». Según el texto, «la cantidad total sustraída asciende a 127.124 euros» que F.L.S.A., en previo y común acuerdo con F.G.L., destinó a la mercantil propiedad de este último y en la que trabajaba el primero «para el pago de proveedores y nóminas».

El pasado 29 de octubre ambos reconocieron los hechos ante el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia de Jaén, encargado de juzgar el caso, lo cual también ha sido tenido en cuenta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos