El congreso del PP de Úbeda tendrá lugar el 23 de septiembre

Presentación del proyecto 'Aún queda partido' de Gerardo Ruiz del Moral.
Presentación del proyecto 'Aún queda partido' de Gerardo Ruiz del Moral. / ROMÁN

Los militantes deberán decidir si dan la presidencia a Gerardo Ruiz del Moral o a Tomás Fuentes

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

Ya hay fecha para el congreso del PP de Úbeda en el que la militancia deberá decidir en manos de quién deja las riendas del partido a nivel local de cara a los próximos años. Será el próximo 23 de septiembre, sábado, a las ocho de la tarde en el Hotel Ciudad de Úbeda, sólo unos días antes de la feria. Y se espera intenso por las dos candidaturas que, de momento y si no hay sorpresas de última hora, concurren a este proceso electoral interno. Las encabezan Gerardo Ruiz del Moral con el proyecto 'Aún queda partido' del sector crítico y Tomás Fuentes con la iniciativa 'Juntos es posible' del sector oficialista.

Varias semanas antes de la cita el ambiente está bastante caldeado por obra y gracia de los dos bandos que, a través de las redes sociales, airean sus diferencias ante la mirada un tanto atónita de propios y extraños. Y a ello hay que añadir las consiguientes heridas abiertas en el seno del grupo municipal del PP en el Ayuntamiento, donde los cinco concejales oficialistas han relegado a un segundo plano a los dos ediles críticos, retirándoles desde el pasado 1 de agosto de todo órgano municipal.

De esta forma, los dos díscolos, en su calidad de representantes municipales, solo pueden ejercer como tales en el pleno. Aunque en realidad tampoco es así, pues tienen el voto cautivo. Y es que, si rompieran la disciplina de partido y votaran algo diferente a lo decidido por sus compañeros, se arriesgarían a un expediente disciplinario que podría echar por tierra su candidatura al congreso local. Sin ir más lejos, en la última sesión plenaria tuvieron que apoyar su propia anulación como representantes en comisiones y demás órganos y la consiguiente retirada de sus retribuciones por ello. Eso sí, a la vez que levantaron la mano mostraron un cartelito en el que se podía leer «por imperativo legal».

Si con esta medida de anulación los oficialistas pretendía restar protagonismo a los críticos, consiguieron el efecto contrario, pues dieron lugar a una serie de declaraciones, réplicas y contrarréplicas, acusaciones y desmentidos, que caldearon y siguen caldeando aún más el cotarro.

Así las cosas, el día 23 de septiembre se prevé movidito antes de conocerse si el partido queda en manos de Gerardo Ruiz del Moral o de Tomás Fuentes. El primero es muy polifacético y conocido en la ciudad, aunque algunas veces el personaje eclipsa a la persona. Y el segundo es bastante desconocido aunque lleva veinte años afiliado al PP.

Ambos contaron en su día con la confianza del presidente saliente, José Robles, quien dio a Ruiz del Moral el puesto número dos en la candidatura de las últimas municipales y encargó a Fuentes algunos asuntos judiciales del Ayuntamiento siendo alcalde. Tienen otra cosa en común los dos aspirantes: quieren ser presidentes del PP de Úbeda pero, en principio, no serán candidatos a la Alcaldía.

Dos proyectos

El proyecto 'Aún queda partido' de Gerardo Ruiz del Moral pretende «reactivar» el PP a nivel local «tras el último varapalo sufrido en las pasadas elecciones municipales de 2015 y dotarlo «del vigor y dinamismo que antaño tuvieran bajo presidencias anteriores a la actual». Participación activa y real del afiliado, sede abierta, formación visible y acorde con la contemporaneidad en un avance a la actual sociedad de la información, sinergia entre los órganos del partido, desarrollo de consejos sectoriales que engloben a los diversos ámbitos que vertebran la vida de la ciudad, engranaje de juventud y experiencia, o estimulación y formación de Nuevas Generaciones, son algunas de sus líneas directrices.

Busca así «un nuevo PP local más democrático, más participativo, renovado, sinérgico, abierto a Nuevas Generaciones, con empuje, con ideas, con un presidente que en ningún caso será alcaldable y, sobre todo, un PP donde prime lo humano y donde lo que más importe sean las personas».

Respecto al proyecto 'Juntos es posible' de Tomás Fuentes, tiene como objetivo «recuperar la unidad, confianza e ilusión de nuestros afiliados». Consciente «de los errores cometidos y de la falta de comunicación con nuestros afiliados», aseguró que «ha faltado calle, cercanía, empatía y diálogo», y mostró su intención de cambiar la forma de trabajar y dirigir el partido en la localidad.

Pretende «renovar y regenerar el partido desde dentro», «recuperar la confianza, unidad e ilusión de nuestros afiliados» potenciando su participación, mejorar la comunicación con las bases y dar al partido el papel que debe tener en la ciudad. «Quiero liderar este cambio en el PP, convencido de poder recuperar la credibilidad y la confianza e ilusionar con nuestro proyecto, porque juntos es posible», enfatizó.

El 23 de septiembre decidirán los militantes. A los ganadores les tocará ir definiendo las líneas de trabajo y los nombres de cara a las elecciones municipales de 2019, allanando el camino con la labor desde la oposición. Y los perdedores deberán acatar la decisión y entender cuál es su sitio. Después, si no hay juego sucio, ni triunfalismos exagerados, ni pataleos fuera de lugar, la feria se encargará de neutralizar tanto ruido.

Presentación de la candidatura de Tomás Fuentes.

Fotos

Vídeos