«Creo que no hay nada más maravilloso que pregonar las fiestas de tu pueblo­»

Juan Ángel Gómez Cano, pregonero de la Feria y Fiestas de San Miguel 2017. /IDEAL
Juan Ángel Gómez Cano, pregonero de la Feria y Fiestas de San Miguel 2017. / IDEAL

Tras más de media vida detrás de la cámara, Juan Ángel Gómez, ofrecerá su particular visión de la feria de San Miguel en el pregón de 2017

ISABEL MARTINEZÚBEDA

La Feria y Fiestas de San Miguel, según la tradición, tienen su comienzo el 29 de septiembre de 1233, festividad del patrón, cuando el rey Fernando III el Santo conquistara la ciudad. Fiesta de transición del estío al otoño, del final de la cosecha al comienzo del año agrario. Una celebración centenaria, que ha evolucionado durante siglos y sigue siendo la fiesta grande, a la que los ubetenses esperan con ilusión año tras año.

Desde finales de septiembre hasta los primeros días de octubre, la ciudad de los cerros se sumerge en el frenesí típico de estas fiestas. Teatro, toros, conciertos, espectáculos y actividades culturales confluyen esos días con el bullicio en las casetas, la diversión de los niños y niñas en los carruseles y los que no pierden la oportunidad de disfrutar de unos buenos churros con chocolate.

No hay que olvidar tampoco, que toda feria tiene un pregonero, y la de San Miguel cuenta en su historia con una larga lista de ilustres personalidades, a las que cada año corresponde proponer a un grupo político. En esta ocasión le tocó al PP, que eligió a Juan Ángel Gómez Cano, más conocido como ‘el Lechero’.

Con más de media vida dedicada a los medios de comunicación audiovisual, ha sido los ojos de muchos ubetenses y ha llevado todo lo acontecido en las fiestas a cientos de hogares a través de la pantalla del televisor. Persona más que conocida en la ciudad, es un destacado carnavalero (chirigotero para ser exactos), además de un miembro activo en otras fiestas representativas como la romería y la Semana Santa.

Juan Ángel Gómez Cano se ha tirado más de media vida detrás de una cámara..
Juan Ángel Gómez Cano se ha tirado más de media vida detrás de una cámara.. / ideal

Eres una persona muy involucrada en la vida ubetense y un miembro activo en la organización del carnaval y otras actividades. Sin embargo, ¿cuál fue tu reacción cuando supiste que habías sido elegido como pregonero de la feria de San Miguel 2017?

–Primero incredulidad, no podía imaginarme que yo pudiera ser el pregonero de la Feria de Úbeda. Cuando José Robles me llamó para anunciarme que me iban a proponer para esta responsabilidad, dude un instante, sólo un instante, porque creo que no hay nada más maravilloso que pregonar las fiestas de tu pueblo, el que tanto te ha dado, al que tanto quieres. Ni que decir tiene que venga de un color político u otro, es lo de menos. Por mi trabajo, he hecho muchos y buenos amigos en el Ayuntamiento. Es un verdadero honor para mí.

-A pesar de tu trayectoria y tablas sobre el escenario, ¿estás nervioso ante este nuevo reto?

–Siempre que me subo a un escenario tengo mariposas en el estómago. Cierto es que son muchos años los que he estado y sigo estando al frente de una agrupación de carnaval, en una modalidad donde se puede tener de todo menos vergüenza, la chirigota, pero este, hablando en términos de feria y taurinos, es un ganado duro y difícil. Nervios tendré antes, durante y… no sé si después, pero casi que también. Es, como digo, un toro difícil.

-¿Te has enfrentado ya a la página en blanco? ¿Ha comenzado a tener forma el que será el pregón de la Feria de San Miguel?

–Algo va cociéndose en las cocinas de mi cabeza. Durante bastante tiempo he ido apuntando, recordando ideas con amigos y familiares, echando la vista atrás para ver mis ferias grabadas y vividas y he ido tomando notas. Ahora toca darle forma a todas ellas y seguro que alguna se me escapará y se quedará sin contar. Las primeras páginas van teniendo forma, pero sabiendo cómo soy, hasta el mismo día habrá cosas que contar y retocar.

-¿Qué se va a encontrar el público que escuche el pregón de la Feria de San Miguel?

–Un pregón salido de la experiencia de un ubetense más, pero desde distinto ángulo. Yo he vivido más de media vida tras la cámara las ferias de Úbeda, he sido quien captaba parte de imágenes para llevárselas a todos aquellos que no podían disfrutar de ella a no ser que fuera por la televisión, pues algo habrá de ello. También he vivido mis ferias de juerga, diferentes, de locura, también habrá parte de esas ferias en mi pregón. Habrá de todo un poco, pero en resumidas cuentas, un pregón salido del corazón de un ubetense más. Que no se esperen un pregón carnavalero que no lo será, aunque tintes habrá, seguro.

¿El pregón seguirá un esquema clásico o habrá innovaciones?

–No creo que difiera mucho de los que hasta ahora se ha contando. No soy muy amante de innovar mucho en estas cuestiones. Puede ser diferente según lo mires y porque cada persona cuenta su feria como le viene, pero siempre he dicho que el pregón, además de para contar alguna que otra anécdota y vivencia, está para animar al ciudadano a vivirla, pregonar sus actividades.

Juan Ángel Gómez Cano será el encargado del pregón de este año.
Juan Ángel Gómez Cano será el encargado del pregón de este año. / IDEAL

¿Qué sorprenderá más: la puesta en escena o la manera en que pronuncies tu pregón?

–Como he dicho, no soy muy amante de grandes cambios en este sentido. No me gustan las grandes puestas en escena en los pregones, al menos de feria. Intentaré tener una conexión con el público, llana, echando mano a mi particular forma de expresarme, sencilla y que llegue a todo el mundo, pero… quizá, por ser quien soy, por donde trabajo, y por donde van los tiros de mi pregón, algo habrá en la puesta en escena, pero siempre audiovisual y demasiado te estoy contando.

¿Cómo te gustaría que se recordase tu paso como pregonero de feria?

–Como el pregón del Lechero, ni más ni menos, aquel que contó sus vivencias, su forma de ver la feria, su forma de divertirse y tras la cámara. Me encantaría que lo recordasen como suyo, con vivencias que ellos también recuerdan y que se sientan identificados con el mismo.

Has trabajado siempre en los medios de comunicación locales. ¿Cómo se vive la feria detrás de la cámara?

–Siempre he dicho que lo mejor de la feria es cuando acaba. Es duro para los que la curramos, como los camareros, mientras unos descansan otros trabajan. Los que trabajamos en fiestas estamos para servir al ciudadano. Mientras unos disfrutan alguien tendrá que llevarles la actualidad de su ciudad. Es dura, pero a la vez divertida y entretenida y estéticamente diferente y con momentos inolvidables.

¿Se puede compaginar (y sobrevivir) una feria entera trabajando y disfrutando de ella?

–Yo lo hacía y en la medida que puedo, y con mis niños y mujer sobretodo, lo sigo haciendo. Siempre hay un momento para disfrutar de la feria. El mediodía con los amigos, las tardes de copa con los compañeros, las noches de fiesta para trabajar al día siguiente. Se puede, lo he hecho y mientras pueda seguiré haciéndolo. La feria es una vez al año.

Para terminar, dinos lo que consideres oportuno, que para algo eres el pregonero.

–Que la gente salga a la calle a disfrutar de la feria, que total, las penas con vino son menos penas y ya tenemos bastante con los problemas del día a día. Viva San Miguel e invitados todos al pregón.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos