El PP critica el «lamentable» estado del complejo polideportivo 'Antonio Cruz Sánchez'

Medio campo de fútbol sin luz por la avería de una de las torretas de iluminación./
Medio campo de fútbol sin luz por la avería de una de las torretas de iluminación.

Exige una importante intervención en estas instalaciones para adecuarlas a las necesidades actuales

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El vicesecretario de deportes del PP de Úbeda, Cristóbal Barberán, criticó el «lamentable estado» en el que se encuentran las instalaciones del complejo polideportivo 'Antonio Cruz Sánchez' y, en concreto, los campos de fútbol y el estadio 'San Miguel'. En lo que calificó como «un ejemplo más del abandono al que está sometida la ciudad por el equipo de Gobierno socialista», Barberán centró su interés en unas instalaciones que «necesitan de un mayor mantenimiento» y, además, «una importante intervención para adecuarlas a las necesidades actuales».

Así, no dudó en señalar que son múltiples las carencias que presenta este complejo, convertido, en su opinión, en una infraestructura «obsoleta, no apta para soportar el volumen de actividad deportiva que acoge a diario y a la cola de cuantas instalaciones similares hay en el resto de la provincia».

Durante su intervención, el popular lamentó el estado en el que se encuentran los accesos al campo, «muy descuidados, con piedra caída y un nulo mantenimiento». «Parece que lo que obligan a hacer al resto de ciudadanos mediante una carta, ellos no lo hacen con sus edificios municipales», añadió.

Además, criticó que las instalaciones no facilitan la accesibilidad a las personas con diversidad funcional o de avanzada edad. «Desde la entrada hasta las propias gradas son un calvario para estos colectivos que tienen el mismo derecho de poder disfrutar de ellas; este equipo de Gobierno no ha mostrado ni el más mínimo interés en adecuarlas a las necesidades actuales», declaró.

Otras instalaciones

En esta línea, Barberán declaró que «las carencias son tantas, que no hay por dónde empezar». Sobre las pistas de atletismo dijo que no están homologadas ya que no cumplen con las medidas ni el número de calles. «En todo este tiempo, y ante el incremento de atletas en la ciudad, bien podrían haberse adaptado y homologado, lo que nos permitiría también organizar eventos de categoría en esta disciplina», comentó. Y advirtió que las pistas se están rebajando en la zona que linda con las gradas cubiertas.

Del mismo modo, llamó la atención sobre el foso de obstáculos, situado tras una de las porterías, y que no está acotado, con el consiguiente peligro para los niños que, a diario, utilizan estas instalaciones. Y de la cafetería aseguró que está «anticuada, sin acristalar para resguardar del frío a los padres y madres que esperan durante los entrenamientos y con una pésima imagen».

Campo de fútbol

En lo que respecta al campo de fútbol 'San Miguel', Cristóbal Barberán lamentó la crítica imagen de un estadio que, en su opinión, debería ser la envidia de otros municipios y que, sin embargo, «da pena, es poco seguro para la práctica de este deporte y está a años luz de otros de su categoría». Centrado en el terreno de juego, el vicesecretario general de deportes indicó que el césped artificial «está de pena, con más caucho que césped, y no apto para la práctica normal de esta disciplina». Algo que hace extensivo a los campos pequeños, «con redes rotas y chapas tras las porterías sin protección alguna» y en los que juegan los más pequeños del Úbeda Viva.

La situación ha llegado a ser tan «dramática» que, tal y como explicó, recientemente el CD Úbeda Viva se vio obligado a suspender un partido de liga porque una de las torretas de focos no iluminaba, lo cual calificó de «demencial», sin olvidar el coste que puede acarrearle al propio club la suspensión de este encuentro.

Gradas

En lo que respecta a las gradas, el popular puso el acento en la zona cubierta. «No creo que haya nadie que no coincida en que es residual y que presenta un serio riesgo de desplome al tratarse de una estructura de andamios y, en ningún caso, unas gradas en condiciones capaces de soportar un excesivo público», dijo.

Múltiples carencias presentan también, en opinión de Barberán, las gradas de hormigón. «Son incomodísimas; deberían revestirse con asientos y contar también con una zona cubierta; gran parte de la temporada de fútbol se desarrolla en otoño e invierno y la única opción para resguardarte del agua son las gradas cubiertas, que son inseguras. O te mojas o te la juegas», criticó.

A ello añadió la inexistencia de una tribuna de presidencia. «Suponemos que de este detalle no se ha percatado el equipo de Gobierno, lo que es lógico y normal, entre otras razones porque jamás ha venido a un partido del Úbeda Viva, representativo de nuestra ciudad», apostilló.

En este contexto, Cristóbal Barberán insistió en que el PSOE demuestra «una nula sensibilidad y una dejadez absoluta» con la familia del Úbeda Viva, que mueve a un gran número de niños en torno al deporte, «seguramente porque los niños no votan hasta los 18 años», concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos