Cuentos para vivir la mágica noche de San Juan

'Cuentos de plaza en plaza' el sábado por la noche./ROMÁN
'Cuentos de plaza en plaza' el sábado por la noche. / ROMÁN

Decenas de personas respaldaron las actividades del festival 'En Úbeda se cuenta…'

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Con un concurrido paseo por diferentes plazas del caso histórico de la ciudad Patrimonio de la Humanidad, en las que afloraron todo tipo de historias por las que desfilaron los más variopintos personajes, finalizó en la noche del sábado el festival de cuentos 'En Úbeda se cuenta…', una propuesta que todos los años llega en torno a la mágica noche de San Juan (esta vez coincidió de pleno) de la mano de la Asociación Malión.

Narradores como John Ardila, Charo Pita, Juan Villén, el dúo Légolas, Pepepérez y Juan Arjona, algunos habituales por estos cerros y muy queridos por el público incondicional, pusieron voz y gestos, y música y canciones, a esta decimonovena edición que una vez más hizo revivir el placer de escuchar cuentos.

Así ocurrió el sábado por la noche durante los 'Cuentos de plaza en plaza', una de las grandes y esperadas propuestas del festival en la que decenas de personas, de todas las edades, siguieron atentamente cada una de las historias con los oídos y los ojos bien abiertos.

El periplo comenzó en la plaza Juan de Valencia, siguió por la plaza de los Carvajales, hizo un alto en la Puerta de Granada para despedir a los niños y, como es tradicional, desembocó en la Casa de las Torres bien entrada la noche ya sólo para público adulto. Y no solo hubo ambiente en cada parada, pues el itinerario contó con la animación de la compañía de música africana Gurumbé.

Previamente, por la mañana, se materializó la sesión para público infantil «y mayores acompañados» 'Érase una vez', anunciada como siempre «a la sombra de las moreras» de la plaza de Santo Domingo aunque en este caso, debido a una poda con bastante 'mala sombra', hubo que refugiarse del sol bajo un toldo. Y paralelamente tuvo lugar la actividad denominada 'Los mayores también cuentan' en el Centro de Participación Activa de Úbeda y con intervención de sus usuarios.

Respecto al viernes, hubo dos propuestas. Por la tarde estuvo 'Sana, sana, culito de rana', cuentos para niños hospitalizados, familiares y personal sanitario del hospital San Juan de la Cruz. Y por la noche sonaron los 'Cuentos en el palacio' con todos los narradores convocados esta edición regalando sus historias para público familiar en el Palacio Anguís Medinilla.

Reconocimiento

Durante el acto, como es tradición, se hizo entrega de la 'Tragantita', reproducción de la mascota del festival que cada año va a manos de personas que colaboran con el evento, a quienes se nombra así socios de honor de Malión. Este año fue para la Fundación F.e.l.í. (Fundación para la educación y la formación infantil), que lleva desde 1998 haciendo una gran labor con menores y sus familias, tanto en Úbeda como en diversos puntos de África o Nepal. Y recogió el trofeo su responsable, Gloria Romero.

La actividad no solo se ciñó al fin de semana, pues el jueves se desarrollaron los tradicionales 'Cuentos en el umbral' para público adulto, simultáneamente en La Beltraneja Pop Club y en el hotel Las Casas del Cónsul. Y el miércoles, en la Sinagoga del Agua y dando el pistoletazo de salida a la programación hubo una sesión de cuentos y música titulada 'De cómo el caballero Roboán le preguntó al rey por qué nunca reía', una preciosa adaptación de un cuento medieval a cargo de Charo Pita, narración y voz, y Manuel Vilas, arpa medieval.

'En Úbeda se Cuenta…' contó con el patrocinio del Ayuntamiento de Úbeda y la Obra Social La Caixa, y con la colaboración de cerca de cuarenta empresas y entidades de diversa índole. Cuando los cuentos aún resuenan en las cabezas de quienes los escucharon y el brillo de sus ojos sigue en la memoria de quienes los contaron, se piensa ya en la próxima edición, que será muy especial por tratarse de la número veinte. Aunque esa ya es otra historia.

Diferentes sesiones del festival. / ROMÁN
 

Fotos

Vídeos