Diseccionando a Sabina entre sus paisanos

Alberto Román, Javier Menéndez Flores y Lydia Díaz./BALLESTEROS
Alberto Román, Javier Menéndez Flores y Lydia Díaz. / BALLESTEROS

El periodista y escritor Javier Menéndez Flores presentó en Úbeda la edición revisada y actualizada de su biografía sobre el artista ubetense

R. I.

Respondiendo a la convocatoria del colectivo Peor para el Sol, la editorial Libros Cúpula y la Fundación Huerta de San Antonio, un buen número de seguidores de Joaquín Sabina se dio cita en la nueva sala de reuniones de la iglesia de San Lorenzo, situada sobre la sacristía, para asistir a la presentación de 'Perdonen la tristeza', edición ampliada y puesta al día del retrato biográfico más completo sobre el cantautor ubetense. Un acto que contó con la presencia de su autor, el periodista y escritor Javier Menéndez Flores, quien estuvo acompañado por la editora Lydia Díaz y el periodista local Alberto Román.

Esta nueva edición de 'Perdonen la tristeza', que puede considerarse un libro nuevo (un tercio de su contenido es inédito), suma nuevos capítulos, hechos y testimonios al análisis de toda la discografía de Sabina posterior al año 2000, donde se quedó la primera edición. Además, el libro recoge las declaraciones más controvertidas de Sabina en un capítulo exclusivamente dedicado a las que el autor ha bautizado como sus «cien perlas para la posteridad»: 'Sabinismos y sabinadas'. Y como en la primera edición, numerosas personalidades del mundo de las artes y la cultura participan nuevamente escribiendo sobre el cantante. No falta la firma de su paisano, el escritor Antonio Muñoz Molina.

El libro, en el que se aprecia un trabajo minucioso de recopilar y contrastar datos y hechos, lo completan tres pliegos con imágenes exclusivas cedidas por el autor de su propio archivo personal. En torno a la proyección de algunas de ellas giró el acto de presentación, pues las fotografías sirvieron de introducción a las preguntas que Román fue formulando a Menéndez Flores para hablar sobre su trabajo y sobre Sabina.

Contó que era obligado actualizar esta biografía, una responsabilidad que se debe asumir cuando se traza el retrato de alguien que sigue vivo y coleando, y también para no defraudar a los lectores. Y es que, en las casi dos décadas que han transcurrido desde la primera edición de 'Perdonen la tristeza' han pasado demasiadas cosas en la vida de Sabina. Después de la feliz etapa que supuso '19 días y 500 noches', el cantante ha lanzado cuatro discos de estudio y dos en directo, tres con Serrat (dos en directo y uno de creación), distintos recopilatorios, varios libros, ha sostenido colaboraciones literarias en prensa, ha grabado canciones con diversos colegas y culminado unas cuantas giras. También ha sufrido un ictus del que se recuperó sin secuelas, ha superado una depresión y ha cumplido los 69 subido a los escenarios. De todo ello da cuenta el nuevo volumen. Y el autor dijo estar dispuesto a revisar y ampliar el material nuevamente dentro de veinte años.

Menéndez Flores también habló de cómo es Sabina en las distancias cortas, pues ambos han compartido muchas horas de charla y confidencias. Según dijo, es un buen amigo de sus amigos, una persona muy generosa, con las ideas muy claras y, aunque parezca extraño, alguien muy tímido. Aludió igualmente a cómo han influido las mujeres en su vida y en su obra, a su relación con la familia y a sus buenas y malas compañías..

Respecto a su evolución como autor, aseguró que durante esta actualización de la biografía se ha encontrado a un Sabina «menos interesado en la música y mucho más interesado en la literatura, lo que tiene una parte buena, porque escribe mejor que nunca, pero también una parte menos buena, y es que sus discos se han literaturizado en exceso».

La edición revisada y actualizada de 'Perdonen la tristeza' comienza y termina a en Úbeda, la ciudad que vio nacer a Sabina. Comienza, obviamente, por motivos biográficos. Y termina porque el último apunte del libro hace mención al acto en el que, el 9 de julio de 2017, recibió la Medalla de Oro y el título de Hijo Predilecto de la localidad. «La oveja negra de Jerónimo y Adela, hijo y hermano de policías, era, al fin, profeta en su tierra», escribe Menéndez Flores. No obstante, el periodista consideró que no había cuentas pendientes entre la ciudad y el músico.

El ubetense dijo en una entrevista: «a mi se me había olvidado mi vida y Javier Menéndez Flores me la ha recordado. He leído el libro con placer». Así, no es raro que después, y a instancias del cantautor, surgiera la posibilidad de firmar a medias un segundo libro, en este caso de conversaciones, titulado 'Sabina en carne viva. Yo también sé jugarme la boca'. Para ello pasaron muchos días juntos en un hotel. Y posteriormente completó una trilogía sabinera con 'No amanece jamás', un exhaustivo estudio de sus letras y principales ejes temáticos.

El autor

Javier Menéndez Flores es periodista y escritor desde hace más de dos décadas, tiempo en el que ha publicado cientos de entrevistas y artículos, por ejemplo, en Interviú o Rolling Stone. Llevan su firma catorce libros, sobre todo biografías (Joaquín Sabina, Miguel Bosé, Lolita Flores, Dani Martín o Extremoduro), aunque también tiene libros de entrevistas y novelas. La última de estas, 'El hombre que no fui', que firma junto a Melchor Miralles y trata sobre el crimen de los Marqueses de Urquijo, es finalista al Premio Rodolfo Walsh a la mejor obra de no ficción de género negro, dentro de la Semana Negra de Gijón.

Como una de las personas que mejor conocen a Joaquín Sabina, el artista, la persona y el personaje, hace unos meses estuvo en Úbeda participando en un curso de la UNED sobre el cantautor. Entonces pronunció una brillante conferencia que, según anunció en esta nueva visita a la ciudad, será publicada junto al resto de ponencias.

El autor firmando ejemplares de su libro tras la presentación.
El autor firmando ejemplares de su libro tras la presentación. / ROMÁN

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos