Diseños de moda que fueron lienzo para grafiteros

Uno de los grafiteros en pleno proceso sobre un diseño de Laura González.
Uno de los grafiteros en pleno proceso sobre un diseño de Laura González. / ROMÁN

'Graff-La. Moda + Arte Urbano’, proyecto impulsado por la joven diseñadora Laura González, unió moda, arte urbano y arquitectura en una pasarela instalada en la plaza Vázquez de Molina

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

Un proyecto diferente, rompedor y fresco, ideado por una persona pero realizado con la implicación de muchas talentosas manos, y que se hizo realidad en el monumental marco de la plaza Vázquez de Molina, buque insignia de la declaración de Úbeda como Patrimonio de la Humanidad. Todo eso y mucho más fue 'Graff-La. Moda + Arte Urbano', iniciativa de la joven Laura González que demostró todo lo que se puede conseguir cuando se logran sinergias entre personas de diferentes ámbitos creativos.

Esta 'performance' unió arquitectura, arte urbano y moda, sorprendiendo a propios y extraños. La propuesta supuso la materialización y puesta en escena del proyecto de fin de carrera de Laura González, quien se ha formado en diseño de moda. Ante el numeroso público asistente y sobre la pasarela instalada a tal efecto, presentó su colección 'Graff', compuesta por ocho vestidos diseñados y elaborados por ella misma con diferentes tejidos, algunos muy innovadores, aunque todos en blanco.

Hasta ahí todo normal, como un evento de moda al uso. Pero después llegó lo novedoso del proyecto. Y es que las ocho modelos bajaron de la pasarela y sus vestidos sirvieron de lienzo para ocho artistas y escritores de grafitis de Úbeda y alrededores, quienes realizaron en directo sus obras. Resultó de lo más llamativo verles trabajar sobre los tejidos, desarrollando toda su creatividad, antes de que el resultado final pudiera verse de nuevo sobre la pasarela.

Este evento único e innovador que giró en torno a la creatividad planteada desde distintos ámbitos, supuso una estrecha colaboración entre artistas y profesionales. Una suma de talentos que acabó multiplicando el valor del objetivo inicial.

También se introdujo el concepto de arquitectura efímera, de la mano de María Hervás Molina, planteando una composición lumínica a base de cubos que consiguieron realzar los procesos creativos y generaron una visión contemporánea en un entorno clásico, como fue el de la monumental plaza Vázquez de Molina.

Junto a Hervás, participaron en esta cita la diseñadora de moda Begglau, como artistas invitados estuvieron presentes Chucho, Icat, Wah, Kasi un Gato, Skaresone, Arsek, Gize y Mango, y en el ámbito de la música se contó con Skalo y DJ Charles Alguien, que animaron el acto. Además, el aceite de oliva virgen extra, producto estrella de la zona, estuvo presente con las marcas Canalla, Villa Óleo, La Soledad, Picualité y Gloriae, que colaboraron igualmente en el desarrollo de la propuesta. Y la artesanía local se vio representada con un magnífico atril de esparto de Ubedíes Artesanía y algunas joyas de la firma De Barro y Plata que lucieron las modelos, también colaboradoras en la cita.

Se consiguió así el objetivo de dar a conocer el talento que hay en la provincia de Jaén mediante diferentes creaciones, que finalmente se unieron para dar como resultado un evento lleno de creatividad y que no dejó indiferente al espectador. Todo un logro de Laura González y de toda la gente que creyó que era posible.

Algunos momentos de la cita ideada por Laura González. / ROMÁN

Fotos

Vídeos