Domingo de Resurrección esplendoroso en Úbeda

Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Paz./ROMÁN
Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Paz. / ROMÁN

La Real Cofradía de Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Paz puso fin a la Semana Santa ubetense

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

Tras un Viernes Santo accidentado en lo meteorológico, la mañana del Domingo de Resurrección resultó esplendorosa en Úbeda para la Real Cofradía de Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Paz, que hizo su salida desde la iglesia de San Nicolás de Bari a las once bajo un sol radiante y una temperatura de lo más agradable. La hermandad pudo disfrutar de varias horas en la calle y con ella disfrutaron también los ubetenses y visitantes que salieron de sus casas para vivir la última jornada de una intensa Semana de Pasión que finalizó con el anuncio de la resurrección.

La cofradía, que mantiene el estilo tradicional de procesionar en Úbeda, recorrió diferentes calles de la zona centro y sur de la ciudad, congregando a miles de personas. La imagen y el trono del Cristo son obra del imaginero Francisco Palma Burgos. En cuanto a la imagen de la Virgen es obra del imaginero y pintor ubetense Bartolomé Alvarado Carrasco, y el trono de Ramón Cuadra y Pedro Arias.

Nuestra Señora de la Paz estrenó un tocado de tul color blanco roto, un rosario realizado en filigrana cordobesa plateada y piedras de cristal en color rojo, y una rama de olivo labrada en plata de ley y enriquecida con piedras de roca en tonalidad verde agua. Asimismo, durante la procesión, el trono fue dirigido por un nuevo capataz, Francisco Ruiz Prieto.

Por otro lado, los báculos de los directivos lucieron un lazo negro en recuerdo al hermano mayor honorario de la cofradía, Manuel López Martínez, conocido cariñosamente como Manolo 'cartucho', fallecido el pasado 11 de febrero. Perteneció a la junta directiva durante muchos años, siendo hermano mayor desde el 25 de marzo de 1974 al 28 de abril de 1984.

Los hermanos del Resucitado acompañaron a sus titulares e inundaron las calles de color blanco y rojo, y de sonidos alegres con los toques de su banda de trompetas y tambores. A ellos se unieron, ante el paso de la Virgen, los niños de su banda joven y muchas mujeres ataviadas con la clásica mantilla, aunque en este caso cambiando el negro enlutecido por el blanco. Cuando rondaban las tres de la tarde se encerraba en su templo.

Destacó en todo momento la gran presencia de fotógrafos pues, según el orden establecido por turnos, la Real Cofradía de Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Paz será la protagonista del cartel de la próxima Semana Santa de 2019, para lo cual se ha convocado el tradicional concurso fotográfico.

La hermandad tiene aprobado el proyecto para que la Virgen de la Paz cambie en el futuro las ruedas por costaleros. Se empezará a trabajar en ello durante este año para ver si pudiera ser una realidad en la Semana Santa de 2019.

Santísimo Scramento

Ayer domingo, a eso de la una, se desarrollaba también la procesión del Santísimo Sacramento por la monumental plaza Vázquez de Molina, partiendo desde la Sacra Capilla de El Salvador, donde se celebró su novena. Estuvo acompañado por numerosos fieles.

imágenes de la Real Cofradía de Jesús Resucitado y Nuestra Señora de la Paz. / ROMÁN

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos