Escolares ubetenses profundizaron en la cultura del olivar y el aceite de oliva

Uno de los talleres desarrollados durante el congreso./ROMÁN
Uno de los talleres desarrollados durante el congreso. / ROMÁN

El resultado de varios meses de trabajo se expuso durante el primer Congreso Científico Escolar sobre esta materia

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El centro cultural Hospital de Santiago acogió durante toda la mañana de ayer jueves el primer Congreso Científico Escolar sobre 'La cultura del olivar y el aceite de oliva'. Una jornada que, a través de la puesta en común teórica y práctica, sirvió para culminar el intenso trabajo desarrollado desde el pasado mes de noviembre y que implicó a todos los centros educativos de Úbeda.

Finalizó así un ambicioso proyecto que intentó facilitar el acercamiento de la cultura del olivar a los escolares de Úbeda, formando al profesorado en los aspectos ambientales, culturales y etnográficos relacionados con ello y desarrollando actividades en los centros educativos para profundizar en el aceite de oliva y en las buenas prácticas agrícolas que mejoran la calidad ambiental del entorno.

Este congreso estuvo organizado por la empresa Tekieroverde. Su responsable, Alejandro Gallego, manifestó que el proyecto surgió de la necesidad de vincular la cultura del olivar y el aceite de oliva al conjunto de la población y, muy especialmente, a la población escolar. Y es que, según recordó, los jóvenes serán los agricultores del futuro, o los científicos, diseñadores, maestros de almazara, gestores del patrimonio olivarero, o expertos en comunicación y marketing, y es fundamental que conozcan las características de su entorno, los problemas ambientales relacionados con la producción de aceite, y el tejido institucional y empresarial ligado a una comarca que presume de ser la mayor productora de aceite de oliva del mundo.

De esta forma, se trabajó con los cursos de tercero y cuarto de la ESO y primero de Bachillerato de los siete centros educativos de la ciudad y con la colaboración de entidades públicas y privadas de toda la provincia. Aproximadamente 300 escolares y una decena de empresas e instituciones públicas estuvieron volcadas con la iniciativa, existiendo además más de veinte talleres y visitas a olivares demostrativos, museos y centros de interpretación.

Las actividades relacionadas con el congreso comenzaron en el mes de noviembre, con una formación destinada al profesorado, abordando tres temáticas principales: la importancia de la biodiversidad en el cultivo del olivar, el valor del aceite de oliva virgen extra en la dieta mediterránea y la cultura oleícola en la provincia de Jaén (patrimonio y oleoturismo).

Desde ese momento los centros comenzaron con el desarrollo de proyectos de investigación en cada aula, adaptando el currículo escolar y empleando la metodología del proyecto. Se proporcionó apoyo personalizado a cada grupo por parte de profesionales destacados en cada una de las materias, así como visitas y prácticas en parcelas demostrativas del proyecto Life Olivares Vivos, la almazara de Puerta de las Villas, el estudio de diseño Cabello x Mure, el restaurante Cantina la Estación, el Museo del Olivar Hacienda La Laguna y el Centro de Interpretación Olivar y Aceite.

Todo ello culminó ayer con la presentación de los resultados de las investigaciones escolares en forma de pósters, vídeos y talleres variados. De esta forma se pudo ver, por ejemplo, desde la idea de un novedoso producto turístico que aúna cultura, patrimonio olivarero y gastronomía, hasta un vídeo documental sobre la evolución de los usos del territorio en el municipio, pasando por el análisis nutricional del salmorejo o el desarrollo de material pedagógico para transmitir conocimientos sobre biodiversidad en olivar.

Para este primer congreso, Tekieroverde contó con la colaboración de la Junta de Andalucía, Centro de Profesorado de Úbeda, Centro de Interpretación Olivar y Aceite, Fundación del Olivar, centros escolares de la localidad y Ayuntamiento de Úbeda. Al acto de inauguración asistió la concejala de Medio Ambiente, Natalia Pérez Merino; la delegada de Educación, Yolanda Caballero; y el delegado de Agricultura, Juan Balbín.

Diferentes experiencias y trabajos expuestos ayer. / ROMÁN

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos