Un espacio público pensado para correr y jugar a cuatro patas

Ambiente durante la inauguración del parque canino.
Ambiente durante la inauguración del parque canino.

El nuevo parque canino abrió sus puertas con diferentes actividades y la asistencia de numerosos ubetenses y sus mascotas

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

El pasado viernes tuvo lugar la inauguración del nuevo parque canino, que ha sido construido en un recinto acotado dentro del Parque Norte de Úbeda. Para ello se programaron diferentes actividades en las que participaron numerosos ubetenses junto a sus mascotas.

Por ejemplo, existió una caminata popular con perros cuyo recorrido, por diferentes calles de la localidad, constó de 2,6 kilómetros. Discurrió por las calles Genil, Torrenueva, Trinidad, plaza de Andalucía, Mesones, Obispo Cobos, Redonda de Santiago, Ciudad de Linares, Blas Infante, Bétula y Ermita del Paje.

Tuvo además un fin solidario pues el dinero de las inscripciones (dos euros) se destinó, al 50%, a la Sociedad Protectora de Animales Felicán y a la Asociación Protectora Felina Gatetes. Asimismo, el Ayuntamiento entregó a cada participante un collar bandana y un dispensador de bolsas. Y con el número de cada dorsal se entró en un sorteo de productos donados por empresas colaboradoras.

Al terminar la caminata, ya en el parque, dos empresas colaboradoras (Andalucía K9 y Master Dog Adiestramiento) llevaron a cabo unas exhibiciones sobre adiestramiento canino, con demostraciones sobre detección de drogas, rescate, obediencia, utilización del circuito agility, etcétera. Y tratándose de un evento sobre perros, no faltaron los personajes de La Patrulla Canina, que hicieron las delicias de los más pequeños.

Igualmente se instaló una barra cuya recaudación fue íntegramente destinada a las dos asociaciones animalistas ubetenses, para ayudarlas a que continúen con la labor social tan importante que están llevando a cabo. En este sentido, recibieron además donaciones de las empresas colaboradoras, que de la misma manera aportaron productos y artículos para los sorteos y para quienes decidan adoptar un perro o un gato acogidos por estos colectivos.

Según manifestó la alcaldesa, Antonia Olivares, que también llevó a su mascota, la ciudad por fin cuenta con un espacio municipal pensado para el disfrute de los perros, en compañía de sus propietarios, construido en apenas un mes y que ha contado con una dotación presupuestaria de 30.258,09 euros.

Más de 2.000 metros

El parque cuenta con 2.126 metros cuadrados, en los que hay elementos ecológicos, ya que en algunas partes se ha empleado material reciclado. Además, se ha sembrado nuevo arbolado y se han ubicado nuevos bancos, papeleras, fuentes homologadas, un 'pipican' y mobiliario para un circuito agility con varios juegos como anillo, balancín, salto de altura, empalizada, salto de longitud y slalom.

Este parque, añadió, cumple con tres objetivos. El primero, dar respuesta a una demanda social que se lleva percibiendo desde hace varios años. El segundo, dar cumplimiento a la Ley 11/2003 de 24 de noviembre, de Protección de Animales, en la que se establece que las administraciones públicas deben habilitar espacios para el esparcimiento de los animales. Y por último, hacer realidad un proyecto incluido dentro del programa de ciudad del equipo de gobierno.

Finalmente apeló a la conciencia ciudadana para que se haga un uso correcto de las instalaciones del parque canino. «Todo cuesta mucho dinero, también mantenerlo, y si a eso se le añaden los actos vandálicos, pues es muy difícil ilusionarse por emprender proyectos o actividades innovadoras», apostilló.

Fotos

Vídeos