Estudian restringir el tráfico en la calle Montiel

Vista de la estrecha calle Montiel./ROMÁN
Vista de la estrecha calle Montiel. / ROMÁN

Antes el Ayuntamiento solicitará una subvención para la puesta en valor de esta conexión de la zona centro con el casco histórico

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El Ayuntamiento de Úbeda tiene en mente realizar unas obras de remodelación integral de la calle Montiel y los entornos de sus dos extremos (plaza de Santa Teresa y delantera del instituto Francisco de los Cobos) como paso previo a la restricción del tráfico en esta vía de acceso al casco histórico desde la zona centro. La idea es renovar sus infraestructuras y superficie para después peatonalizar, permitiendo solo el acceso a residentes y servicios (reparto, emergencias, empresarios de la zona, vehículos turísticos, hoteles, etcétera) mediante un lector de matrículas.

El objetivo es que se pueda transitar a pie y tranquilamente por esta emblemática calle, algo que por las estrecheces es complicado actualmente tanto para residentes, muchos de los cuales suelen ir con carro de la compra por la cercanía del Mercado de Abastos, como para el creciente número de visitantes que pasea por el lugar.

Se trata de un proyecto a corto o medio plazo para el que el área de Urbanismo solicitará una subvención en materia de movilidad y accesibilidad universal, en este caso con relación al acceso al centro histórico de Úbeda. Según contó la concejala responsable, María del Carmen García, esta línea de ayudas que promueve la Junta de Andalucía a través de Fondos Feder persigue la regeneración del espacio público urbano degradado y la mejora de la movilidad.

En principio se habla de una inversión de unos 500.000 euros, de los que el Ayuntamiento asumiría el 30%. Y las obras incluirían la renovación de todas las infraestructuras (agua, saneamiento, etcétera) y colocación de otras nuevas (gas, telefonía, etcétera) junto con la remodelación de la superficie de esta estrecha calle, con tramos de acerado casi inexistente, en la que resulta complicado compaginar la circulación de vehículos y el tránsito de peatones. Asimismo se pretende actuar en la jardinería frontal del instituto Francisco de los Cobos.

María del Carmen García aseguró que este proyecto busca conectar dos polos estratégicos, como son el eje comercial de la calle Corredera de San Fernando y el Mercado de Abastos y la plaza Primero de Mayo, que es la entrada al centro histórico y administrativo de la ciudad. Todo ello pasando por dos puntos importantes como son el Palacio de Don Luis de la Cueva al que se llega por la plaza de Santa Teresa y el futuro Conservatorio Profesional de Música previsto en el Palacio de Torrente (antigua residencia de mayores).

Por su parte, el concejal de Tráfico, Jerónimo García, dijo que esta actuación está ligada al plan de movilidad que está desarrollando el Ayuntamiento y que busca conjugar la seguridad de los peatones y el buen desarrollo de la circulación rodada, algo contemplado en la nueva ordenanza de tráfico.

Una ordenanza que habla de restringir el tránsito de vehículos en ciertas zonas para buscar el equilibrio en una ciudad con un tráfico muy denso pero también con una creciente presencia de peatones, sobre todo en la zona centro y en el casco histórico por el aumento del número de turistas. Ya hubo restricciones en la plaza Vázquez de Molina y en la calle Obispo Cobos según lo establecido en la ordenanza, donde también se determinó la plaza Primero de Mayo y su acceso por la calle Montiel.

Se trata de «buscar recorridos peatonales seguros para residentes y turistas» y regular el paso de vehículos «mediante cámaras de vigilancia con lectores de matrícula», explicó Jerónimo García, quien reconoció que cuando se restringe por un lado hay que buscar alternativas por otro, dos aspectos que deben ir «de la mano». Por ello habló de medidas como el servicio de autobús urbano o los proyectos de aparcamientos que se están ideando para el Mercado de Abastos y la Redonda de Miradores.

Temas

Úbeda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos