La Feria de San Miguel contará con un espacio para denunciar posibles agresiones machistas

Josefa Chinchilla, concejala de Igualdad.

Por segundo año consecutivo se instalará un 'Punto morado' bajo el lema ‘No es no. Acosar es agredir. No todo vale’

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

La Feria de San Miguel volverá a disponer de un 'Punto morado', un espacio que ya se puso en marcha durante la pasada edición gracias a la iniciativa del Centro Municipal de Información a la Mujer y la colaboración de la Policía Nacional, Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil, con el objetivo de prevenir y denunciar las agresiones que puedan producirse durante el transcurso de estas fiestas.

Como explicó la concejala de Igualdad, Josefa Chinchilla, este punto o zona de seguridad estará instalado junto a la caseta municipal, dónde se ubicará Protección Civil, Policía Nacional, Policía Local y Guardia Civil. «Allí se dispondrá de unas hojas de incidencias para que cualquier persona que haya sido intimidada o haya sido víctima de una agresión sexual pueda dejar constancia del hecho e interponer, en su caso, la correspondiente denuncia», indicó.

Así, durante estos días se van a difundir unos carteles informativos en centros educativos, en las casetas del ferial y en diversos establecimientos para que la ciudadanía tenga conocimiento de que existe un espacio en el que dar servicio a las posibles víctimas de una agresión.

Al hilo de este asunto, la concejala de Igualdad recordó que durante la semana pasada se llevaron a cabo unos talleres de ‘Buenas prácticas para la prevención de agresiones sexuales’ con los voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja, para dotarles de conocimientos de cara a una primera atención de calidad y recogida de datos sobre las posibles incidencias en el ferial y su entorno. Además, se han impartido unas charlas en todos los institutos de enseñanza secundaria de la ciudad para informar sobre todo lo referente al funcionamiento del 'Punto morado'.

En definitiva, esta iniciativa, que ya fue pionera en la provincia y ha sido puesta en marcha por otros ayuntamientos jiennenses, pretende contribuir a que los ciudadanos puedan vivir unas fiesta seguras, sanas y en libertad. «Con esto queremos poner de manifiesto que el respeto a los demás sea el valor que prevalezca en la celebración de estas fiestas», apostilló Chinchilla.

Fotos

Vídeos