La Feria de la Tapa tendrá lugar del 14 al 17 de septiembre en la plaza Primero de Mayo

Presentación del cartel de la Feria de la Tapa.
Presentación del cartel de la Feria de la Tapa.

Se han incrementado las medidas para evitar las molestias a los vecinos y la suciedad en el entorno

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

La Feria de la Tapa cumplirá diecinueve años entre el 14 y el 17 de septiembre próximos, teniendo como marco la plaza Primero de Mayo, lugar en el que nació en pleno casco histórico. Una iniciativa que organiza la Asociación Local de Comercio, Industria y Servicios (Alciser) con la colaboración del Ayuntamiento, la Junta de Andalucía y diferentes casas comerciales.

Durante su presentación, el presidente de Alciser, Bartolomé González, recordó que este evento surgió con el objetivo de apostar por el casco histórico, haciendo de él un lugar idóneo para la celebración de iniciativas de este tipo como estaba ocurriendo en muchas otras ciudades españolas, buscando que con ésta y otras citas anuales brotara la vida social, comercial y turística en el lugar.

Y para que todo transcurra de la mejor manera posible, anunció que Alciser ha realizado un importante esfuerzo económico, a fin de adoptar una serie de medidas de cara a esta próxima edición. «Hemos adquirido nuevos servicios higiénicos, tanto portátiles como fijos, y se va a ampliar el número de vigilantes privados dentro del Paseo del Mercado y especialmente en las calles adyacentes. Además, se van a habilitar más puntos de venta de tiques y se pondrá a disposición del público un aparcamiento para vehículos, vigilado, en las Eras del Alcázar, que estará gestionado por el Úbeda Viva. Y por otro lado se ha suprimido la venta de copas», afirmó González.

En este sentido, y buscando la buena armonía durante la celebración de la cita, existirá una estrecha colaboración entre Policía Local, Policía Nacional y Protección Civil para evitar incidentes. Asimismo, velando por el cuidado del entorno, se ha pedido a los establecimientos participantes que adopten medidas para proteger el suelo de la propia plaza, como pueda ser la instalación de tarimas, cartones o productos que repelan la suciedad generada.

El concejal de Comercio, José Luis Madueño, resaltó que desde el Ayuntamiento se realizará una exhaustiva limpieza durante el día y que nada más terminar la jornada tendrá lugar un baldeo con agua a presión en la misma plaza y calles adyacentes.

En cuanto a los horarios, el edil dijo que se cumplirán escrupulosamente, estableciéndose para el jueves y domingo hasta las once y media de la noche la venta de tiques y hasta las doce el servicio de bebidas y tapas. Respecto al viernes y sábado, la venta de tiques concluirá a la una y cuarto de la madrugada y se servirá hasta la una y media. «Son medidas para minimizar las molestias a los vecinos y para que este evento pueda celebrarse en armonía», añadió Madueño.

Establecimientos participantes

En esta décimo novena edición los establecimientos participantes serán Museo de la Tapa, Restaurante Gallo Rojo, Café-Bar Circunvalación, Hotel Ciudad de Úbeda, El Patio de Mi Casa y el Café de Don Bosco, en muchos casos cediendo la gestión a cofradías. Además, como el año pasado, se instalará un puesto portátil de helados y, como novedad, una churrería. Se suprimirá el puesto de vino dulce que ha venido estando presente en las últimas ediciones, según confirmó el presidente de Alciser, «por no estar en la línea de las mejoras constantes que la asociación quiere implementar en cada una de las ediciones».

Por otro lado, durante la reunión mantenida con los representantes de los establecimientos participantes se hizo mucho hincapié en que en esta edición debe ser importante que las tapas ofrecidas apuesten por una mayor calidad y cantidad, ya que la tapa es la protagonista de esta feria.

Un extraordinario cartel

El cartel de la feria, como cada año, llama la atención. Su autor es el artista ubetense Ramón Román ‘Chorobo’, que esta vez ha plasmado a personas muy conocidas en la ciudad como la alcaldesa, Joaquín Sabina, Zahara, La Beltraneja, San Juan de la Cruz, Marcelo Góngora o los periodistas Alberto Román y Mari Tere Ortiz, mezclados con personajes de ficción como el Capitán Alatriste, Darth Vader o Mortadelo, entre otros. No se han desvelado más nombres porque, como iniciativa novedosa de este año, se invitará a una consumición a aquellas personas que rellenen unos folletos con el nombre de todos los rostros que aparecen.

Premios

Un año más habrá también premios para las tapas, aunque se han eliminado las tres categorías existentes hasta ahora (mejor tapa, mejor presentación y tapa más original), entregándose un único galardón. También se ha cambiado de autor del trofeo, que este año será el alfarero Pablo Tito. La idea es que cada año sea un artesano distinto.

Como destacó el edil de Comercio, la Feria de la Tapa se celebrará justo en un fin de semana en el que la ciudad bullirá, dados los eventos culturales, comerciales y de ocio que coincidirán, cada uno para un público determinado y de temática distinta. En concreto, la cita gastronómica compartirá días con la Feria de Maquinaria Agrícola, Los Cerros Sound Festival, el evento de Graff-La Moda + Arte Urbano y el Día del Stock, entre otras iniciativas. «Esto tendrá una incidencia más que positiva en sectores como el comercio, la restauración, la agricultura, el turismo y el de servicios», subrayó, añadiendo que la misión del equipo de Gobierno es dinamizar la ciudad, con la celebración de eventos de todo tipo a lo largo de todo el año, con el objetivo de impulsar la economía de Úbeda.

Fotos

Vídeos