Festival de bandas ante la fachada de la Sacra Capilla de El Salvador

Actuación de la Agrupación Musical Ubetense./ROMÁN
Actuación de la Agrupación Musical Ubetense. / ROMÁN

Actuaron la Banda de Música de Salobreña, la Agrupación Musical Ubetense y su banda joven

ALBERTO ROMÁNÚbeda

La música invadió la monumental plaza Vázquez de Molina en la noche del sábado gracias a la séptima edición del Festival de Bandas 'Ciudad del Renacimiento'. Una cita organizada por la Agrupación Musical Ubetense con el patrocinio del Ayuntamiento de Úbeda, que contó con la Banda de Música de Salobreña como invitada y que tuvo como telón de fondo la imponente fachada de la Sacra Capilla de El Salvador. Este año, además, con un carácter especial al enmarcarse en los actos previos de la conmemoración del quince aniversario de la declaración de Úbeda y Baeza como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Varios cientos de personas disfrutaron de una magnífica velada de música en directo en un entorno inmejorable, recreando así tanto el oído como la vista. El concierto comenzó con la actuación de la banda joven de la Agrupación Musical Ubetense dirigida por Cristóbal López Gándara, que interpretó el pasodoble 'Torreperogil' de Manuel Antonio Herrera Moya, 'Concerto d'amore' de Jacob de Haan y 'African symphony' de Van McCoy.

Posteriormente subió al escenario la formación invitada este año, la Banda de Núsica de Salobreña ante la batuta de Jorge García Quirantes, que deleitó a los presentes con el pasodoble 'Yakka' de José R. Pascual-Vilaplana y el preludio y seguidillas de 'La verbena de la Paloma' de Tomás Bretón, para después proponer un salto a otros continentes con una selección de la banda sonora de 'El rey león' con arreglos de John Higgins y 'Os pássaros do Brasil' de Kees Vlak.

Y finalmente actuó la Agrupación Musical Ubetense dirigida por Rafael Martínez Redondo, que puso en los atriles el pasodoble 'Música y vinos' de Manuel Morales Martínez, las cuatro partes de la segunda suite de 'L'arlésienne' de Bizet y 'Danzón Nº 2' de Arturo Márquez.

Siete años cumplió este encuentro en el que música y patrimonio volvieron a darse la mano gracias a la calidad interpretativa de muy buenos instrumentistas, quienes dejaron de manifiesto la grandeza de la música para banda.

Diferentes momentos del festival. / ROMÁN

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos