El Festival de Música Antigua acercó uno de sus conciertos a los pacientes del hospital San Juan de la Cruz

Coro y Orquesta MusicAlma./FMAUB
Coro y Orquesta MusicAlma. / FMAUB

Actuó el Coro y Orquesta MusicAlma que, junto a Charanda, formó parte del ciclo social del evento

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza incluye este año un ciclo social, convertido en la principal novedad de la vigésimo segunda edición que se celebra en estos días. El objetivo es llevar la música a distintos colectivos a través de dos conciertos que se desarrollaron el pasado fin de semana en la ciudad de Úbeda.

El primero, dirigido a todos los públicos, tuvo lugar en la tarde del sábado en el auditorio del Hospital de Santiago y corrió a cargo de la agrupación Charanda, que interpretó un repertorio de canciones hispanoamericanas que forman parte de la memoria colectiva. Temas que fueron capaces de evocar en los asistentes bellos recuerdos de su infancia, su juventud, sus padres y abuelos.

Respecto al segundo recital, tuvo lugar en la entrada del Hospital San Juan de la Cruz y corrió a cargo del Coro y Orquesta MusicAlma. Se presentó bajo el título 'Música para sanar' y pudo desarrollarse gracias a la colaboración del Servicio Andaluz de Salud. Se dirigió tanto al personal del centro sanitario como a los pacientes y acompañantes que pudieron abandonar su habitación por un rato. E incluyó algunos villancicos.

Para escolares

Otra de las formas que el festival tiene de llevar la música antigua a todo tipo de público, sin importar la edad, es a través de los conciertos didácticos. En Úbeda y Baeza, alumnos de diferentes centros educativos pudieron disfrutar de la actuación de Windu, un inusual cuarteto de flautas de pico que combina repertorio histórico y actual con una interesante y contemporánea puesta en escena. Su objetivo es romper con la idea del recital al uso ofreciendo espectáculos atractivos para todos los públicos.

 

Fotos

Vídeos