Fuegos artificiales para despedir la feria

Espectáculo de fuegos artificiales desde el recinto ferial./ROMÁN
Espectáculo de fuegos artificiales desde el recinto ferial. / ROMÁN

Cientos de personas pasaron por el recinto ferial para decir adiós a las fiestas por todo lo alto

ALBERTO ROMÁNÚbeda

El estruendo y el colorido de los fuegos artificiales sobre el cielo del ferial sirvieron anoche para despedir como se merecía la Feria de San Miguel 2018, lo que marcó el inicio de la cuenta atrás para la próxima edición de las fiestas patronales. Como es habitual, la última jornada coincidió con la festividad de San Francisco de Asís, tradicionalmente muy arraigada en la localidad, y el buen tiempo del 'veranillo de San Miguel' volvió a acompañar, lo que hizo que cientos de personas se desplazaran hasta el recinto para decir adiós a la feria por todo lo alto.

Al igual que ocurriera en los días previos, a mediodía se notó la presencia de muchos grupos de amigos, familiares o compañeros de trabajo que quisieron compartir mesa, comida y alguna copa, e incluso un bailecito. También fueron protagonistas del ferial los más pequeños, que tuvieron su buena ración de atracciones y algún que otro capricho en esta última jornada.

Muchos de los que comieron en la feria decidieron quedarse hasta la noche, uniéndose a los que poco a poco fueron llegando a lo largo de la tarde para tomar algo, montar en las atracciones y esperar la llegada de la traca de clausura, momento en el que el bullicio ya se dejaba notar. La palma se la llevaron las churrerías, donde se vieron largas colas. De todas formas, la cosa no se alargó hasta muy tarde pues hoy, viernes, tocaba volver al trabajo, a la escuela y a la rutina.

En lo que a actividades se refiere, los más pequeños volvieron a tener por la tarde su cita en la programación infantil, en la plaza Vázquez de Molina, con el espectáculo de teatro de calle 'El hombre rueda' de la compañía Aristalia, a base de malabares, equilibrios y acrobacias. Y en el recinto ferial la compañía Dracon Ryus la volvió a formar con su encierro de toros hinchables, en este caso además con la presencia de personajes Disney.

Paralelamente, en la plaza de toros se desarrolló una novillada que lidiaron Odei Ruiz de Jimena, Cristóbal Ramos 'Parrita' de Murcia, Joaquín Carrillo 'El Nete' de Jaén y Antolín Jiménez de Úbeda, con novillos de la ganadería de Roque Jiménez. La plaza estuvo casi a la mitad.

El humorista Justo Gómez, verbena en la caseta municipal y globos en la feria. / ROMÁN

Teatro

En cuanto a la Muestra de Teatro de Otoño, incluyó anoche la representación del musical 'La plaza de los sueños', de Kharmela de la Torre Rabadán, a cargo de Tirsos y Caretas. Una propuesta con música del maestro Manuel Antonio Herrera Moya y dirección de Josefina Latorre. Sobre las tablas estuvieron Ana Carmen Ortega, Paula Herrera, Baltasar Muñoz, Theresa, Malena Peinado, Kharmela de la Torre y el coro de voces blancas Entreversos. Una obra de lo más completa y con acento ubetense que recibió merecidos aplausos del numeroso público asistente.

Y al recinto ferial volvió la música en directo. En la caseta municipal existió verbena amenizada por el cuarteto Ilusiones y actuación del humorista Justo Gómez. Y en una abarrotada caseta de la música se desarrolló el concierto de Andy y Lucas, dúo que repasó sus grandes éxitos y presentó algunas de sus canciones más recientes montando una gran fiesta. Previamente, en los terrenos aledaños al recinto ferial, se procedió a la clausura oficial de la Feria y Fiestas de San Miguel con un espectáculo de fuegos artificiales.

Tras siete intensos días de fiesta, las luces se han apagado, la música ha cesado, las atracciones han sido desmontadas y los camiones de los feriantes se han marchado, dejando tras de sí una estela de polvo que invita a pensar en próximas ferias. Hoy viernes toca resaca y vaciar casetas para que pueda iniciarse su desmontaje. Asimismo llegarán las valoraciones, que serán bastante positivas por la ausencia de incidencias reseñables y por el buen funcionamiento de todas las actividades.

Como cada 5 de octubre, es el momento de volver a la rutina y de romper definitivamente con el periodo estival porque en Úbeda no acaba el verano y empieza el otoño hasta que pasa la Feria de San Miguel.

Concierto de Andy y Lucas, representación de Tirsos y Caretas y encierro infantil. / ROMÁN

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos