Gerardo Ruiz del Moral intentará presidir el PP ubetense

Miguel Ángel Higueras y Gerardo Ruiz del Moral en la presentación de su propuesta.
Miguel Ángel Higueras y Gerardo Ruiz del Moral en la presentación de su propuesta. / ROMÁN

Presentó su proyecto 'Aún queda partido' y dejó claro que «nunca y bajo ningún concepto» será candidato a la Alcaldía

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

Ante un centenar de personas, el actual concejal 'popular' en el Ayuntamiento de Úbeda, Gerardo Ruiz del Moral Tauste, presentó en la tarde-noche del martes su proyecto 'Aún queda partido' con el que pretende postular a la presidencia del PP de Úbeda frente a la corriente oficialista del actual presidente, José Robles. Una decisión tomada tras escuchar a un sector del partido que anhela un cambio, más en las formas que en el fondo. Aunque, una vez más, el propio Ruiz del Moral se encargó de ser tajante a la hora de remarcar que su intención es ser presidente local «pero nunca y bajo ningún concepto» presentarse como candidato a la Alcaldía.

Utilizar el lema 'Aún queda partido' tiene algunas lecturas diferentes. La primera y principal, supone asumir que hubo errores en el pasado que dejaron tocado al PP en Úbeda, con una considerable pérdida de confianza en las pasadas elecciones municipales, en las que los 'populares' también perdieron la Alcaldía y dos concejales. Pero a la vez, significa entender que esa confianza está latente y que se puede recuperar con nuevas caras, ideas y modos.

'Aún queda partido' también puede ser una expresión del ámbito deportivo, normalmente citada cuando se va perdiendo pero se ve posibilidad de lograr la remontada. Aunque en este supuesto habría que saber quién conforma el otro equipo, si un combinado de representantes de otras fuerzas políticas que disputan la liga local o anteriores compañeros de vestuario que ya ganaron la liga provincial.

Divagaciones y símiles aparte, Gerardo Ruiz del Moral se sintió arropado por militantes, simpatizantes y algunos representantes del tejido social, empresarial y cultural de la ciudad. Entre la concurrencia se pudo ver a personas que ocuparon cargos de responsabilidad dentro del partido o que, como concejales, formaron parte de su grupo municipal en el Ayuntamiento. También hubo 'populares' de otros puntos de la provincia que quisieron de esta forma mostrar su apoyo a este intento de renovación local.

Fue una noche de aplausos, besos, abrazos, mensajes de ánimo y muchas fotos con el lema de la candidatura. Unas imágenes que desde hace tiempo circulan por las redes sociales como forma de mostrar públicamente el respaldo a Ruiz del Moral. Mostrando el cartel de 'Aún queda partido' se ha podido ver ya a históricos del PP ubetense y caras conocidas de su militancia. Se han propuesto hacer ruido y lo están consiguiendo, pero habrá que esperar a contar la nueces.

Díscolos

En la mesa, el postulante a concurrir a las elecciones internas del PP ubetense estuvo acompañado por el también actual concejal Miguel Ángel Higueras Pulpillo, ambos díscolos dentro del grupo municipal. Precisamente por ello, por sacar los pies del plato, el martes se les «obvió» y se les «impidió» estar en la visita del ministro de Fomento a la A-32, a la que sí asistieron otros compañeros ediles. Así quedó de manifiesto en el perfil en redes sociales de 'Úbeda, aún queda partido', donde mostraron su tristeza por «la actuación personal del actual presidente local» y su «actitud despectiva», cuando debería «ser presidente de todos y cada uno de los miembros del partido y alejarse de las inquinas personales».

Ruiz del Moral e Higueras presentaron el decálogo de intenciones con el que pretenden «reactivar» el grupo político a nivel local «tras el último varapalo sufrido en las pasadas elecciones municipales de 2015 y ante la insistencia de tantos militantes y simpatizantes de la ciudad de Úbeda». Quieren dotar al PP ubetense «del vigor y dinamismo que antaño tuvieran bajo presidencias anteriores a la actual».

Participación activa y real del afiliado, sede abierta, formación visible y acorde con la contemporaneidad en un avance a la actual sociedad de la información, sinergia entre los órganos del partido, desarrollo de consejos sectoriales que engloben a los diversos ámbitos que vertebran la vida de la ciudad, engranaje de juventud y experiencia, o estimulación y formación de Nuevas Generaciones, son algunas de las líneas directrices que han marcado para este proyecto.

«Un nuevo PP local más democrático, más participativo, renovado, sinérgico, abierto a Nuevas Generaciones, con empuje, con ideas, con un presidente que en ningún caso será alcaldable y, sobre todo, un PP donde prime lo humano y donde lo que más importe sean las personas», resumieron.

Fotos

Vídeos