El Grupo de Recreación Histórica de Úbeda participó en la conmemoración del fin de la Primera Guerra Mundial

Uno de los ubetenses saludado por las autoridades./VALISCHKA
Uno de los ubetenses saludado por las autoridades. / VALISCHKA

Los actos tuvieron lugar durante tres jornadas en la ciudad y el campo de batalla de Verdún

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Tras varios meses de preparación y un viaje que implicó recorrer más de 4.000 kilómetros, una amplia representación de Úbeda, surgida del Certamen de Novela Histórica de la ciudad, estuvo presente como único grupo español en la gran conmemoración del centenario del final de la Primera Guerra Mundial, que tuvo lugar en la ciudad y el campo de batalla de Verdún (Francia).

Los actos especiales, organizados por el gobierno francés y el Memorial de Verdún, consiguieron reunir a casi 2.000 recreadores de 19 países diferentes en un claro alegato por la paz y contra la barbarie de los conflictos armados, y en homenaje a los caídos civiles y militares de la Primera Guerra Mundial. Un mensaje que se quiso lanzar con el apoyo de instituciones públicas, asociaciones y embajadores de los países involucrados.

España estuvo representada por el Certamen Internacional de Novela Histórica 'Ciudad de Úbeda' y su Grupo de Recreación Histórica que participó en todos los actos durante tres días. El primero se centralizó en el osario de Verdún, en el que permanecen enterrados unos 130.000 combatientes de tropas francesas y alemanas, donde se depositaron velas en todas las tumbas. Un acto solemne que emocionó fuertemente al público presente.

El segundo día se dedicó a la difusión y enseñanza entre los miles de visitantes que acudieron a conocer el escenario de una de las batallas más mortíferas del conflicto. La sección española estuvo destinada al fuerte de Froideterre. Este fortín fue uno de los emplazamientos más sangrientos y cambió de manos en diferentes ocasiones. Allí los miembros del Grupo de Recreación Histórica estuvieron explicando y enseñando al público el desarrollo del conflicto así como la participación de España en esta guerra. Personas de hasta quince nacionalidades diferentes interactuaron con ellos. También suscitaron el interés y curiosidad de varios medios de comunicación nacionales e internacionales que les requirieron para grabar imágenes y entrevistarlos.

Ese mismo día, por la tarde, hubo un gran desfile y entrega floral en el monumento por la paz erigido en la ciudad de Verdún. Según la organización, el público asistente llegó a alcanzar las 20.000 personas. Fue el momento también de los discursos de las numerosas autoridades públicas en representación del gobierno francés, regiones y ayuntamientos así como embajadores.

El tercer y último día tuvo lugar un acto en la población destruida de Fleury-Devant Douaumont, una de las nueve devastadas en su totalidad durante los bombardeos. En esta cita se rindió especialmente homenaje a todas las víctimas civiles de esta guerra. En la Primera Guerra Mundial murieron más de 31 millones de personas, entre civiles y militares.

Para el grupo de recreación ubetense su paso por dichos actos conmemorativos supuso «una gran satisfacción, aparte de una oportunidad única». Además, el viaje resultó muy productivo debido a las buenas relaciones que la organización ha establecido con diferentes estamentos franceses como por los contactos a nivel internacional establecidos con otros colectivos recreadores.

Temas

Úbeda

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos