José Calvo Poyato recogió el Premio 'Los Cerros de Úbeda' a la mejor novela histórica publicada en 2017

José Calvo Poyato durante la presentación de su libro./CERTAMEN DE NOVELA HISTÓRICA
José Calvo Poyato durante la presentación de su libro. / CERTAMEN DE NOVELA HISTÓRICA

Lo obtuvo por 'El espía del Rey', su última obra

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Pasados unos días de la celebración de la séptima edición del Certamen de Novela Histórica 'Ciudad de Úbeda', y dado que no pudo hacerse durante el evento, tuvo lugar la entrega del Premio 'Los Cerros de Úbeda' a la mejor novela histórica publicada en 2017 que correspondió a José Calvo Poyato por su obra 'El espía del Rey'. El acto tuvo lugar en la librería Libros Prohibidos, donde se aprovechó para presentar la obra ganadora gracias a una charla entre el autor y Pedro Pablo Uceda.

El día 3 de noviembre se reunió en Madrid el jurado calificador del galardón, integrado por Jesús Maeso de la Torre, Antonio Pérez Henares, Emilio Lara, Javier Velasco y Sebastián Roa, quienes durante dos semanas pudieron examinar las tres novelas que quedaron finalistas: 'El guerrero a la sombra del cerezo' de David Gil, 'Godos' de Pedro Santamaría y 'El espía del Rey' de José Calvo.

Centrado en el análisis de las tres novelas, y tras un largo tiempo de controvertida discusión por la excelencia de las mismas, el jurado consideró que el proceso creador, la originalidad de los temas tratados, el trato psicológico de los personajes y la riqueza de escritura, eran cualidades que compartían los tres trabajos, quedando parejas sus particularidades.

Sin embargo, y por muy escaso margen, en 'El espía del Rey' (Ediciones B) se apreció por parte del jurado una más alta densidad histórica y una carácter más intenso en el hecho narrado, por lo que tras una última deliberación se acordó concederle el premio.

En su novela, Calvo Poyatos muestra la España de mediados del siglo XVIII. La Ilustración empieza a ser realidad, pero la Inquisición aún tiene fuerza. Y los marinos españoles publican obras de gran importancia científica. Es el caso de Jorge Juan, que ha medido el meridiano terrestre y acaba de publicar un libro sobre ello, pese a los reparos de la Inquisición. Por su parte, el marqués de la Ensenada, principal ministro de Fernando VI, está dispuesto a potenciar la flota moderna capaz de enfrentarse a la británica.

Jorge Juan viaja a Londres como científico para participar en las reuniones de la Royal Society, donde se lo recibe como marino ilustrado, pero la verdadera razón de su viaje es espiar los astilleros ingleses. Adopta para ello una doble identidad: la real y la de un librero que se mueve por los muelles del Támesis y las tabernas portuarias buscando a expertos en la construcción naval. Así, contratará y traerá a España a los hombres que harán realidad los proyectos de Ensenada. Pero al ser descubierto, tendrá que huir de Londres.

En Madrid, Fernando VI y la portuguesa Bárbara de Braganza están empeñados en mantenerse neutrales ante la guerra que enfrenta a británicos y franceses. Ensenada, en cambio, es partidario de la alianza con Francia ya que Gran Bretaña practica el contrabando en nuestras colonias.

 

Fotos

Vídeos