El juez cita como testigo al director del hospital de Úbeda por la muerte de una mujer en Urgencias

Hospital de Úbeda./IDEAL
Hospital de Úbeda. / IDEAL

Otras tres personas están llamadas a declarar también el próximo mes de mayo para esclarecer por qué la paciente estuvo doce horas en una camilla sin atención

J. E. P.JAÉN

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción 2 de Úbeda ha llamado a declarar como testigo al director del hospital de Úbeda, Antonio Resola, en la causa penal que se sigue para esclarecer la muerte el pasado mes de diciembre de una mujer en las urgencias del hospital de Úbeda, donde permaneció doce horas abandonada en una camilla sin que nadie le prestase asistencia y sin que se percatasen de que había fallecido.

La comparecencia de Resola se ha fijado para el próximo 18 de mayo. Junto a él están citadas otras tres personas, en una de las primeras diligencias acordadas por el juzgado en torno a este caso. Una muerte que causó alarma social y que ha motivado incluso que el Sistema Andaluz de Salud anunciase modificar sus protocolos de atención en las urgencias para evitar casos similares.

Tras detectarse la muerte de la mujer el 21 de diciembre pasado, el juzgado abrió diligencias y la Policía Nacional inició una investigación. Con los primeros datos recabados, el juzgado archivó provisionalmente las actuaciones. Sin embargo posteriormente se dictó auto de reapertura. En la causa consta como denunciante el hijo de la fallecida, una mujer de origen rumano de 64 años que llegó al hospital desde una residencia de mayores de Quesada.

Salud tiene otra investigación interna abierta subordinada a la causa penal

De forma paralela a la investigación judicial, la Junta de Andalucía abrió su propio expediente. Y en la tormenta política desatada en torno a este caso se pidió la comparecencia en el Parlamento de la consejera de Salud y la de Asuntos Sociales.

Sin imputados

Judicialmente, las comparecencias señaladas para mayo son prácticamente el arranque de la investigación judicial. Las fuentes consultadas indican que todos los citados lo son en calidad de testigos que van a colaborar con la Justicia, ya que no hay investigados (antes denominados imputados) hasta el momento.

Resola ya dio explicaciones públicas sobre lo ocurrido días después del suceso, ante la presión mediática en torno a este caso. Informó de que la llegada a las Urgencias de Úbeda se produjo por derivación de un médico de familia de Quesada sobre las 14,13 horas y en seis minutos del 21 de diciembre. A las 14,19 ya se le había realizado la primera valoración. Se le asignó una consulta médica.

Hasta aquí consta que estuvo acompañada por la auxiliar que se desplazó desde la residencia de personas mayores de Quesada. Ni la acompañante que iba con la mujer se quedó con ella ni en ningún sitio quedó constancia de que fuera necesario activar el protocolo de acompañamiento y asistencia. Una hora después del triaje se llamó a la mujer en varias ocasiones en megafonía, pero al no presentarse se optó por «dar por cerrada la asistencia» al pensar que se había marchado.

En realidad la mujer estaba en la zona de camillas. ¿Cómo nadie se dio cuenta de que estaba allí hasta las tres de la madrugada? Resola indicó que en esa zona hay «cuatro o seis camillas». Pero además de los pacientes, «hay en la zona muchos familiares, no se ve una camilla sola, sino rodeada de gente». Así que nadie reparó en que en una de las camillas agonizaba una mujer. Salud insistió en que no faltaban recursos.

 

Fotos

Vídeos