La justicia da la razón al que fuera secretario del Ayuntamiento de Úbeda, que podrá volver a su puesto

Francisco Sánchez, sentado en primer término, como secretario en el pleno de investidura de Antonia Olivares./ROMÁN
Francisco Sánchez, sentado en primer término, como secretario en el pleno de investidura de Antonia Olivares. / ROMÁN

Un juzgado de Jaén ha estimado su recurso y ha revocado las resoluciones de la Junta y del propio Consistorio que le dejaban fuera del cargo

EUROPA PRESS

El que fuera secretario del Ayuntamiento de Úbeda hasta el verano de 2016, Francisco Sánchez Fonta, podrá volver a su puesto después de que el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 3 de Jaén haya estimado su recurso y haya revocado «por ser contrarias a derecho» las dos resoluciones, una de la Junta y otra del propio Consistorio ubetense, que le dejaban fuera del cargo.

La sentencia, a la que ha accedido Europa Press, establece que las resoluciones emitidas tanto por el Ayuntamiento de Úbeda y la Consejería de la Presidencia y Administración Local de la Junta de Andalucía son «contrarias a derecho» y por tanto debe nombrarse con carácter provisional a Francisco Sánchez como secretario del referido ayuntamiento.

Además se declaran «nulos» los posibles nombramientos posteriores que se hayan realizado y sean incompatibles y se condena al pago de las costas a las administraciones demandadas por vulneración de los derechos fundamentales.

Francisco Sánchez solicitó el 21 de marzo de 2016 su nombramiento como secretario del Ayuntamiento de Úbeda, puesto que se encontraba vacante al menos desde 2013, por lo que, según recoge la sentencia, «la Consejería demandada debió proceder a su nombramiento provisional dada la condición de funcionario de Administración Local con habilitación de carácter nacional, Subescala Secretaría-Intervención».

Añade la sentencia que el nombramiento se le había efectuado en las tres ocasiones anteriores en que lo solicitó, por lo que «no se entiende que no lo hiciera en este caso en el legal plazo de tres meses sin un solo razonamiento, dando lugar a que el propio recurrente solicitara pronunciamiento expreso».

Se recoge también que el hecho de que el recurrente se encontrara de baja por incapacidad temporal no constituyó impedimento para su nombramiento como secretario del Ayuntamiento de Bailén, por lo que «no se entiende tal razonamiento de la administración autonómica demandada» ya que «la baja no constituye motivo de paralización del procedimiento, sin perjuicio de que la efectividad del nombramiento -toma de posesión- quede postergada al alta».

Se hace constar en la sentencia que Francisco Sánchez «ha venido desempeñando el puesto desde el año 2013, solicitándolo todos los años y obteniendo el nombramiento con informe favorable del Ayuntamiento al estar vacante el puesto», por lo que «no se entiende el silencio municipal en la emisión del habitual informe en estos casos, y menos aún la resolución recurrida, la cual desestima la solicitud de informe favorable bajo el argumento de carecer de competencia para el nombramiento».

En este sentido se apunta como «obvio» que el actor no pretendía del Ayuntamiento el nombramiento sino el citado informe, a los efectos de agilizar trámites, evitando así que la administración autonómica dé posterior audiencia a la local. La sentencia no es firme y se puede recurrir en apelación y en un solo efecto ante la Sala de lo Contencioso Administrativo, sede Granada, del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía. El hecho de ser en un solo efecto conlleva, según explica la defensa de Francisco Sánchez, que es «inmediatamente ejecutiva».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos