Karate con garrota para fomentar la práctica de ejercicio entre los mayores

Participantes en el taller de karate con garrota./
Participantes en el taller de karate con garrota.

El sensei Mateo Redondo enseñó a los usuarios del gimnasio municipal esta disciplina desarrollada por él mismo

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

Los usuarios del gimnasio municipal de Úbeda, situado en la calle Explanada, recibieron una 'masterclass' del sensei Mateo Redondo, especialista en artes marciales y creador de una disciplina denominada GAD (Garrota, Arte y Disciplina). Se trata de karate con garrota, la tradición de un arte marcial milenario del mundo oriental unida a lo más castizo de la España rural.

Con esta iniciativa se pretendió acercar a los usuarios del gimnasio una nueva disciplina deportiva, pensando en la salud y mantenimiento físico de los mayores, «que son fundamentales dentro del sistema deportivo de nuestra ciudad», aseguró el concejal de Deportes, Francisco Javier Lozano. Manifestó además que desde el Ayuntamiento se está trabajando también en diversificar la oferta deportiva destinada a este colectivo.

Las garrotas que se utilizan en este arte son de lo más normal, aunque el mango es algo más ancho que en las habituales. Las dispuestas para las clases son de madera de almez, muy utilizada en herramientas de ámbito agrícola o del sector de la construcción.

Mateo Redondo puso en marcha esta disciplina en 2011 y con el paso de los años se ha convertido en un arte de referencia, muy valorado en la defensa personal. «Lo tengo metido en clases de karate con gente joven y con mayores, con defensa personal y con técnica de katas. Introducirlo con mayores es porque creemos que podemos funcionar bien y trabajar muchos aspectos. Nos reímos, trabajamos la memoria, los reflejos, la coordinación, el tono muscular… en definitiva, pasamos un rato divertido que es lo que nos interesa», manifestó Redondo.

Según contó, lo primero que piensa la gente cuando ve una garrota es que es «demasiado joven» para llevarla, puesto que está más extendido el concepto de que es una herramienta de apoyo para personas mayores. «Pero la garrota, antiguamente, se llevaba porque las calles estaban más oscuras y la gente transitaba por muchos caminos, con lo que se utilizaba como defensa, no para apoyarse. Además, también servía para alcanzar las ramas de los árboles», explicó el sensei.

Al hilo de este tema, Lozano avanzó que se ha firmado un convenio de colaboración con el Centro Deportivo SANO y la Escuela de Karate Cima, mediante el cual las personas jubiladas o mayores de 65 años podrán tener un acceso a los cursos de GAD por un precio especial de 13 euros al mes. «Se trata de un curso interesante, diferente, que ayuda a la psicomotricidad de nuestros mayores y con el que, además, se trabaja la memoria y aspectos de defensa personal», expresó.

Con este convenio de colaboración, además de repercutir en el beneficio del colectivo de mayores, «se consigue apoyar a la pequeña y mediana empresa de nuestra localidad». «Es importante que las administraciones trabajen codo con codo con el sector empresarial, facilitando que se dé a conocer y que promocione sus servicios», recalcó.

Exención de tasas

Lozano aprovechó la ocasión para recordar que en 2016 se procedió a la exención de la tasa del curso de ejercicio de mantenimiento en el gimnasio municipal a personas mayores de 65 años y jubilados. «Entendemos que están pasando dificultades económicas, en su mayoría. En muchas situaciones familiares son el pilar de apoyo de hijos y nietos y queríamos ayudarlos con este gesto, para que no renuncien, por motivos económicos, a la práctica de deporte», subrayó.

El edil de Deportes informó además que las peticiones y sugerencias realizadas por los usuarios han sido escuchadas. «Se ha pintado y acondicionado el gimnasio municipal, y se ha previsto una partida económica para dotar de mejor equipamiento deportivo al mismo», concretó.

Fotos

Vídeos