Manu Sánchez, un monarca con muy buena pata

'El Rey Solo. Mi reino por un puchero'./ROMÁN
'El Rey Solo. Mi reino por un puchero'. / ROMÁN

El humorista presentó en el Ideal Cinema la obra 'El Rey Solo. Mi reino por un puchero' dentro de Smile Festival

ALBERTO ROMÁNÚbeda

Tres años después de meterse en el bolsillo a todo el que tuvo el acierto de acudir al Teatro Ideal Cinema para disfrutar de 'El último santo', Manu Sánchez repitió escenario y gesta gracias a 'El Rey Solo. Mi reino por un puchero', obra con la que consiguió mantener dos horas ininterrumpidas de risas a base de no cerrar la boca ni para tragar saliva. Lo de este hombre no es normal, pues es capaz de viajar con total serenidad a más de 300 'golpes' por hora, sin frenos y sin levantar el pie del acelerador. Eso sí, con luces, con muches luces.

Si en su anterior visita encarnó al mismísimo demonio y puso patas arriba lo divino y lo humano, en esta ocasión llegó metido en la piel de su graciosa majestad Manu I, un nuevo rey que se acaba de emancipar (independizar también valdría, pero podría llevar a error) y que se dispone a ofrecer su primer discurso ante la plebe que le espera al otro lado del televisor. Son muchas las reflexiones que en ese momento rondan por su mente y que suelta en voz alta para diversión del respetable. Nunca un rey tuvo tan buena pata, acostumbrados como estamos a otros que la tuvieron tan mala.

Con su chandal real y sin corona, pretende lanzar un mensaje de modernidad ante sus súbditos. Pero pesa mucho la figura de la reina madre, sobre la que hace una hilarante radiografía, descubriendo que una madre siempre es una madre, y da igual que viva en palacio o debajo de un puente.

El nuevo rey no deja títere con cabeza. Con la visión siempre crítica del artista y su particular sentido del humor, pero sin perder un ápice de actualidad y de rigor, Manu Sánchez hace uso de la música, la sátira, la ironía y la mejor comicidad para conseguir que el público no pase más de treinta segundos sin reír durante el espectáculo.

En 'El Rey Solo' se puede ver a un Manu Sánchez que deja atrás el monólogo y evoluciona hasta la mejor escena, con un cuidado texto, una escenografía y un vestuario diseñados para contar una historia: la de un cambio de etapa vital, la del salto a la madurez, la de las relaciones entre las generaciones, la de todos y cada uno de nosotros en un momento de nuestra vida. De esta manera, el humorista y también actor hace gala, una vez más, de su capacidad de analizar la actualidad, sin perder la agudeza y el análisis en clave de humor que le ha caracterizado en sus programas de televisión, aunque adaptado, en este caso, a la escenografía teatral.

Desde su estreno en 2013, la obra ha ido modificando parte de su dramaturgia, adaptándola a los cambios sociales acontecidos en el país, con la abdicación del Rey Juan Carlos I y la proclamación de Felipe VI como nuevo jefe del Estado español. Este apartado de la obra no tiene desperdicio. De esta forma, quizá hoy más que nunca tiene sentido 'El Rey Solo': un monarca que se encuentra ante un nuevo desafío, el de hacer frente a la corona, un fiel y claro reflejo de la situación que vivió hace algunos años la familia real española.

Con 'El Rey Solo', el humorista debutó como actor de teatro y desde su estreno ha sido aplaudida por más de 81.000 espectadores. Posteriormente llegaron 'El último santo' y 'El buen dictador', que forman su trilogía sobre el poder (Monarquía, Iglesia y Estado). Manu Sánchez ha conseguido así reivindicarse como uno de los humoristas con más proyección en el escenario teatral del país. Además de sus funciones en el teatro, compagina su trabajo en Cadena Ser Andalucía, al frente del nuevo equipo de 'La cámara de los balones', con la participación en el programa de televisión 'Tu cara me suena'.

Santi Rodríguez

La actuación de Manu Sánchez se enmarcó dentro de la primera edición del Smile Festival, programa de teatro de humor organizado por el Ayuntamiento de Úbeda que comenzó el pasado 19 de enero y que podrá su broche final el próximo 17 de febrero con la presentación de 'Infarto, ¡no vayas a la luz!', comedia del humorista y actor jienense Santi Rodríguez.

Las localidades se pueden adquirir a través de internet (www.consiguetuentrada.com), o presencialmente, de lunes a viernes, en la Concejalía de Cultura (Palacio del Marqués de Contadero, de nueve de la mañana a una de la tarde) y en el Hospital de Santiago (de ocho de la tarde a nueve y media de la noche). Y si quedaran, también en la taquilla del teatro antes de cada función.

 

Fotos

Vídeos