Manuel Madrid da forma de libro a sus 'Divagaciones sobre la feria'

Alberto Román, Manuel Madrid y Miguel Ángel Barbero durante la presentación. / JASA

Recopila los muchos artículos que ha venido escribiendo en los últimos años sobre las fiestas patronales de Úbeda y que en su mayoría fueron publicados en IDEAL

R. I.Úbeda

El ubetense Manuel Madrid Delgado ha recopilado en un libro los muchos artículos que ha venido escribiendo en los últimos años sobre la Feria de San Miguel de Úbeda y que en su mayoría fueron publicados en IDEAL, bien en los cuadernillos especiales o en las páginas diarias dedicadas a la localidad. Una joya compuesta por pequeñas píldoras con las que el autor se pasea por lo histórico, lo reflexivo e incluso lo humorístico que encierran las fiestas patronales.

Se suele decir que cada cual cuenta la feria según le va en ella y, leyendo lo escrito por Madrid Delgado, se intuye que a él no le ha ido mal, aunque durante esos días y los previos le ha tocado siempre trabajar duro como jefe del Negociado de Cultura del Ayuntamiento. Sus texto denotan un cariño especial a los últimos días de septiembre y los primeros de octubre, por lo que suponen de encuentro, de tradición, de recuerdos.

Su ventaja es que conoce la feria desde dentro gracias a muchos años de labor en el Consistorio, cerrando programaciones, atando cabos sueltos, tratando con caseteros y feriantes y ultimando todo tipo de aspectos organizativos. Manuel Madrid es como ese niño que va en la cabalgata inaugural dentro del cabezudo, muerto de calor, observando por el agujero con forma de boca de su enorme cabeza de cartón cómo disfrutan los demás. Eso le da el derecho a quejarse, porque quejica es, pero en el fondo, como el niño que va en el cabezudo, se lo pasa en grande.

El título del volumen es 'Divagaciones sobre la feria' y se presenta tras una portada dibujada por el hermano del autor, José Miguel Madrid, quien, por cierto, fue responsable de un par de carteles de feria. Como indica el epígrafe, ciertamente incluye divagaciones, aunque a la vez, con la estructura que ha dado a los diferentes textos, consigue concretar una idea genérica de la feria, de su pasado y su presente. El libro lo dedica además a los compañeros que desde el año 2000 han trabajado junto a él en la organización de las fiestas.

Estructura

Se divide en tres partes. En la primera reflexiona sobre el significado de la fiesta que, como escribiera Miguel Pasquau, «está llamada a juntar y no a separar». Son textos algo más densos en los que, por ejemplo, reivindica la feria «ahora más que nunca» frente al «no está el patio para fiestas» que comenzó a clamar con el inicio de la crisis. Considera así que no es un gasto inútil por parte del Ayuntamiento, ni supone tirar el dinero, pues cumple una importante labor social y de servicio directo al ciudadano. Entre otros temas habla además de los niños, del pregón, de San Miguel, y a la vez es cronista de otros hechos y sentimientos, destacando especialmente en los que sirven para evocar entrañables recuerdos del pasado.

Una segunda parte del libro permite conocer parte de la historia de la feria a través de artículos centrados en apuntes históricos y anécdotas. Así, por ejemplo, ahonda en los orígenes de las fiestas, en el patronazgo de San Miguel, en las tardes trágicas vividas en la plaza de toros y también las gloriosas como la de aquella primera y única vez que José Tomás toreó en Úbeda.

El lector puede encontrar aquí cantidad de datos curiosos y hechos concretos, como aquel año que la feria fue grandiosa por su coincidencia con la celebración de la proclamación de Carlos IV, o aquel otro en el que las primeras bombillas lucieron en Úbeda al llegar la electricidad (exactamente un 28 de septiembre de 1892 después de los gigantes y cabezudos). También hay sucesos, como el ocurrido el 29 de septiembre de 1868 al derrumbarse el arco del Santo Cristo sobre 'La Tomasa', una titiritera que desarrollaba su espectáculo y que falleció en el acto. Y no faltan alusiones a las casetas, a los pregones de Pasquau y Vico o a las famosas carreras de camareros dignas de una película de Berlanga.

Paisajes y paisanaje

La tercera y última parte, la más divertida, se dedica al paisaje y paisanaje. Manuel Madrid, como gran observador que es, con sólo echar un vistazo es capaz de hacer una radiografía de situaciones y personas que se concentran en la feria. Y lo hace en tono humorístico, con su humor socarrón. Dentro de esas radiografías es genial, sobre todo, con los personajes: el chiquillo, el feriante, el maño de los chatos, el músico, el sindicalista… hasta el que hace cola, el que odia la feria o el que la cierra. Habla así del ferial como de un pueblo pequeñito y acierta, pues la feria concentra toda la ciudad en un mismo recinto.

En este apartado hay incluso un curioso diccionario de términos de obligado uso durante las fiestas. Y el libro acaba como termina tradicionalmente la feria, con el día de San Francisco, en este caso convertido en un texto a modo de epílogo.

'Divagaciones sobre la feria', cuyas 136 páginas han visto la luz de la mano de la Editorial Didacbook, es, en definitiva, un trabajo necesario para entender las fiestas de San Miguel de Úbeda, sobre las que ciertamente existe poco material literario. Un libro de fácil lectura por su división en artículos y que se puede saborear poquito a poco, a pellizcos, como el algodón de azúcar de la feria.

Presentación

La presentación oficial tuvo lugar en la sala Julio Corzo del centro cultural Hospital de Santiago, con asistencia de un buen número de personas interesadas en conocer de primera mano el contenido del libro. Y además del autor, durante el acto intervinieron el periodista y corresponsal de IDEAL en Úbeda, Alberto Román, y el responsable de la Editorial Didacbook, Miguel Ángel Barbero. 'Divagaciones sobre la feria' está disponible en diferentes librerías de la localidad y también se puede conseguir contactando con Didacbook.

Manuel Madrid firmando ejemplares de su libro. / ROMÁN

Fotos

Vídeos