Miles de vainas de cartuchos usados recogidas del campo pero sin un destino final

Manuel Campos deposita vainas en un remolque./ROQUE REYES
Manuel Campos deposita vainas en un remolque. / ROQUE REYES

La Sociedad de Caza Los Cerros de Úbeda ha realizado una importante labor de limpieza en los cotos y no encuentra una empresa que se haga cargo de estos residuos y de su reciclado

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

La Sociedad de Caza Los Cerros de Úbeda ha recogido del campo entre 50.000 y 60.000 vainas de cartuchos usados pero ahora no sabe qué hacer con ellas. Y es que, la empresa donde las derivaba para su tratamiento y posterior reciclado ha dejado de funcionar, y el colectivo no encuentra entidad alguna que quiera hacerse cargo, lo cual le supone un problema, pues quiere evitar a toda costa tener que desprenderse de este material como si fuera un residuo normal.

Como todos los años desde hace más de una década, la Sociedad de Caza Los Cerros, que cuenta con unos 300 miembros, pidió a sus socios que en sus salidas al campo y recorridos por los cotos recogieran las vainas de los cartuchos usados, no solo las propias sino también las que dejaron tiradas otros. Es una labor que el colectivo viene realizando con gusto para intentar mantener limpio el entorno natural más cercano, en este caso retirando un residuo que contiene material plástico y metálico.

Al igual que en campañas anteriores, la entidad ha venido recibiendo las vainas en su sede y calcula que tiene entre 50.000 y 60.000 unidades procedentes de cotos de Úbeda aunque también de otros puntos de la provincia. Llegando a tal cantidad, y como era costumbre, la sociedad contactó con la empresa granadina que se hacía cargo de este material y que estaba autorizada para ello, encontrándose con que había cesado su actividad.

Así, buscó por internet alguna otra entidad de cualquier otro punto del país que pudiera responsabilizarse de las vainas, pero no hubo suerte. Y probó en el Punto Limpio de la localidad, desde donde le comunicaron que no podían hacerse cargo de tal cantidad.

Según manifestó a IDEAL el presidente de la Sociedad de Caza Los Cerros de Úbeda, Manuel Campos Expósito, sería una pena, después del esfuerzo realizado por los socios, tener que desprenderse de las vainas arrojándolas poco a poco en contenedores normales, junto a residuos domésticos. Máxime cuando la parte de plástico y el casquillo de latón podrían reciclarse, evitando una contaminación innecesaria.

De esta forma, aseguró que esperarán un tiempo prudencial por si surgiera una solución, aunque temen que será complicado culminar esta buena labor llevada a cabo en el campo gracias a la colaboración de decenas de cazadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos