Multitudinario recibimiento a María Santísima de la Concepción

El autor y el hermano mayor frente a la nueva imagen./ROMÁN
El autor y el hermano mayor frente a la nueva imagen. / ROMÁN

Bendecida la nueva titular mariana de la cofradía de la Santa Cena, obra del ubetense Antonio Espadas Carrasco

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

Ante una multitud que abarrotó la iglesia de San Nicolás de Úbeda, en la mañana de ayer, coincidiendo con la festividad de la Inmaculada Concepción de María, fue bendecida la nueva titular mariana de la Cofradía Eucarística de la Santa Cena, una bellísima imagen que es obra del escultor ubetense Antonio Espadas Carrasco y que la hermandad pretende procesionar pronto, acompañando a su tradicional grupo escultórico de la última cena.

El acto tuvo lugar durante la celebración de la solemnidad de la Inmaculada Concepción, oficiada por Alfonso Garzón Vera y concelebrada por otros sacerdotes de la localidad, y que contó con la participación del grupo Ensemble EnClave de Úbeda con sus cánticos durante la liturgia y de la Agrupación Musical Ubetense que estrenó la nueva marcha compuesta para la cofradía por Manuel Antonio Herrera Moya.

Todas las miradas estuvieron dirigidas a María Santísima de la Concepción, una talla que resume perfectamente la genialidad de su autor; una Virgen sencilla aunque, a la vez, transmite mucho a quien la contempla; una imagen muy acorde a la tradición de la Semana Santa ubetense. Ayer fue protagonista de decenas de fotografías que los presentes quisieron llevarse en sus teléfonos móviles como recuerdo de este día histórico para la cofradía. Todo ello mientras el escultor, allí presente, recibía numerosas felicitaciones.

La Santa Cena lleva bastante tiempo trabajando en el proyecto de su nueva titular, que fue aprobado por los hermanos en asamblea el 13 de febrero de 2013, según recordó en su intervención el actual hermano mayor, José Arias. Desde entonces, poco a poco se ha ido avanzando en esta iniciativa, basada en todo momento en los orígenes de la hermandad y en su relación con la Santísima Virgen Inmaculada.

No ha habido prisas y todo se ha hecho cuando había que hacerlo, incluso retrasando la bendición un año con respecto a lo inicialmente previsto, siempre teniendo en cuenta las consideraciones del escultor. Sí se tenía claro que la presentación se produciría coincidiendo con el día de la Inmaculada que la hermandad viene celebrando de manera más especial desde hace una década, también como parte de su interés por recuperar sus tradiciones fundacionales.

No es una Virgen de palio ni será llevada por costaleros, pues irá sobre un trono a ruedas y sólo procesionará en la noche del Miércoles Santo, no formando parte de la Procesión General del Viernes Santo. Es una imagen de talla completa en madera de cedro y formará un grupo escultórico junto a dos ángeles. Se venerará en la capilla del Deán Ortega de la iglesia de San Nicolás de Bari, una capilla que siempre ha sido de la Inmaculada Concepción, hasta que esta imagen fue destruida en la guerra civil.

Esta Virgen es la primera talla de Espadas Carrasco para la Semana Santa de su ciudad, donde hasta ahora sólo ha realizado el diseño del trono del Cristo de la Noche Oscura y las cartelas del trono del Cristo de la Sentencia. Fuera de Úbeda sí tiene numerosas esculturas, todas ellas de gran calidad, como un Cristo Yacente para Albatera (Alicante), la imagen del Cristo titular de la Cofradía del Traslado de Cristo al Sepulcro y Nuestra Señora de la Esperanza de la ciudad albaceteña de Hellín y su misterio, un Cristo Cautivo para la ciudad valenciana de Carcaixent o la Virgen del Camino de la Luz de Viveiro (Lugo), además de algunas restauraciones y otras imágenes secundarias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos