Naturaleza y olivos en miniatura

Vista de la muestra del arte del bonsái./ROMÁN
Vista de la muestra del arte del bonsái. / ROMÁN

El Hospital de Santiago de Úbeda reúne durante este fin de semana una muestra sobre el arte del bonsái, relacionándolo además con el olivo

Alberto Román
ALBERTO ROMÁNÚbeda

Úbeda es durante este fin de semana punto de referencia para los aficionados al bonsái, el arte de cultivar árboles y plantas, reduciendo su tamaño mediante técnicas como el trasplante, la poda, el alambrado o el pinzado, y modelando su forma para crear un estilo que recuerde una escena de la naturaleza. Es así gracias a la segunda Muestra de Bonsái FKB (Fuji Kyookai Bonsái, Escuela de Vanguardia de Marbella), una cita que se ha convertido además en la primera Muestra Cultural de Bonsái 'Ciudad de Úbeda'.

La exposición, situada hasta el domingo en parte de la sala Pintor Elbo del centro cultural Hospital de Santiago, alberga un total de 50 ejemplares de bonsáis, algunos de ellos centenarios y de gran valor artístico.

El espectador puede disfrutar así de los trabajos realizados por alumnos de la FKB Escuela de Vanguardia de Marbella, y participar además de forma paralela en talleres, demostraciones de cocina fusión en directo, catas de aceite de oliva virgen extra y charlas especializadas.

«La escuela FKB forma a sus alumnos durante muchos años, de manera que cuando se está un tiempo trabajando el bonsái se pueden hacer trabajos como los que podemos ver aquí, obras de muy alto valor», declaró Antonio José Martínez, coordinador del evento en Úbeda, quien asistió al acto de inauguración acompañado por el maestro internacional de bonsái, el italiano Massimo Bandera; el concejal de Agricultura y presidente del Centro Olivar y Aceite, Javier Gámez; y el concejal de Comercio, José Luis Madueño.

Como explicó Antonio José Martínez, la esencia de la muestra es «la fusión de dos mundos, oriente y occidente, Japón y Jaén. Una fusión que se consigue a través del bonsái, el bonsái de olivo, y, por supuesto, el resultado es el aceite de oliva».

Como ubetense, el coordinador quiso que esta muestra se celebrase en su ciudad y fusionar así, de una manera armoniosa, ambas culturas. «Para llevar a cabo esta idea involucré a empresarios, asociaciones, Ayuntamiento, la escuela… con el objetivo de demostrar durante tres días cómo dos culturas, tan lejanas y dispares como son la oriental y la occidental, se pueden unir y encontrar nexos de unión muy fuertes», explicó.

Una de las presencias más destacadas en la muestra es la del maestro internacional de bonsái Massimo Bandera, originario de Italia y con una amplia trayectoria en este arte. «El bonsái es un árbol en maceta, trabajado con una técnica de poda, pero no cambia su genética. Y el bonsái de olivo es el punto de unión verdadera entre oriente y occidente», destacó.

Tal y como explicó, en la escuela FBK los alumnos reciben un aprendizaje que dura años, para conocer la técnica del cultivo y lograr la formación de una sensibilidad estética, que es lo que diferencia una buena obra o un bonsái regular. «En esta muestra hay piezas de las mejores que existen en Europa y probablemente del mundo a nivel de bonsái de olivo», remarcó.

Bandera también dejó entrever que los japoneses ya están «ojeando» lo que se está haciendo aquí, porque, como dijo, han notado que en España es donde hay más interés por esta técnica de cultivo.

Centro Olivar y Aceite

Por su parte, el concejal de Agricultura y presidente del Centro de Interpretación Olivar y Aceite destacó que en él ya se trabaja con bonsáis de olivo e incluso se han impartido talleres de iniciación sobre este arte milenario. Asimismo, Gámez Mora matizó que el centro participa en este evento con unas catas de aceite de oliva virgen extra.

«Con esta muestra conseguimos que esa difusión cultural que estamos desarrollando desde la ciudad de Úbeda, logrando que sea el centro cultural de la provincia de Jaén, vaya más allá y se promocione, además, la cultura del olivo. Nosotros exportamos el aceite de oliva e importamos esta cultura tan maravillosa del arte del bonsái», apostilló.

Cocina japonesa y aceite

Otra de las actividades paralelas destacadas fusiona la cocina japonesa y el aceite de oliva virgen extra. Para ello se cuenta con el chef Marcos Castillo, de Rosaleda de Don Pedro y experto en la materia, quien diariamente realiza demostraciones en directo sobre la elaboración de platos de origen oriental que enriquece con el oro líquido de esta tierra, en este caso Nobleza del Sur, que colabora en la organización de la muestra.

Fin solidario

Para concluir, Antonio Martínez destacó que la escuela FKB todos los años realiza un evento benéfico y que se ha querido aprovechar la oportunidad para desarrollarlo. «Este año se me ocurrió, ya que aún no se había celebrado, contactar con la Red Úbeda Solidaria. Y se han hecho unas papeletas para sortear una cesta de productos que han donado algunos patrocinadores. El valor de la misma ronda los 1.500 euros, aproximadamente. Así que todo lo que se recaude irá destinado a Red Úbeda Solidaria. El sorteo se realizará el último día de la muestra en la sala de exposiciones», apostilló.

Ejemplares de la muestra, Marcos Castillo cocinando en directo y detalle curioso de uno de los bonsáis. / ROMÁN

Fotos

Vídeos