La Niña Rabiosa presentó en directo su primer disco

Un momento del concierto en San Lorenzo./ROMÁN
Un momento del concierto en San Lorenzo. / ROMÁN

La banda ubetense eligió San Lorenzo para echar a rodar este nuevo proyecto

ALBERTO ROMÁNÚbeda

La iglesia de San Lorenzo, espacio recuperado para la cultura por la Fundación Huerta de San Antonio, fue el lugar elegido por la banda ubetense La Niña Rabiosa para presentar en directo el que es su primer trabajo discográfico, titulado 'Hay veces'. Un disco que vio la luz a principios de año y que en sus trece cortes plantea una auténtica declaración de intenciones ante la nueva vereda que estos tres experimentados músicos (Agustín Cabrera, Alfonso Martínez y José Gutiérrez) han comenzado a recorrer tras muchos años dando la vara a base de guitarra, bajo y batería.

La velada dio para mucho en la nave central de San Lorenzo, donde se dieron cita, a partes iguales, amigos y familiares entregados, militantes de otras bandas, aficionados a los conciertos que se apuntan a un bombardeo siempre y cuando sea musical, curiosos que pasaban por allí y acudieron a la llamada de los altavoces y la barra de chapa, y hasta un grupo de adolescentes americanos de paso por Úbeda y que vieron en el emblemático templo un buen lugar donde calmar su fiebre del sábado noche.

Agustín, Alfonso y José recorrieron a todo lo largo y ancho su disco de debut, el cual presentaron en sociedad en enero pasado mediante una audición materializada en este mismo espacio, después de grabarlo entre marzo y septiembre de 2017 en los estudios Bomtrack de Úbeda bajo la producción de David F. Castro. Y aunque es cierto que en directo se pierden algunos matices, hay que reconocer que los temas ganan en fuerza, contundencia y verdad.

Para la ocasión, el trío se convirtió en quinteto, pues sobre el escenario también estuvieron José Beltrán con una segunda guitarra y Cris Torres a los coros tal y como hizo en la grabación del disco. El compacto sonido se vio reforzado con un completo y coordinado montaje de luz e imágenes proyectadas sobre una pantalla.

Sonaron así el primer y segundo single del disco 'Hace tiempo' y 'Hay veces', lanzados noviembre de 2017 y marzo de 2018, respectivamente, junto con otros temas de este larga duración, como 'El vendaval de tu lluvia', 'Todo se me hace eterno', 'No quiero despertar', 'No hago planes para mañana' y 'Obladeando' en clara alusión a los Beatles. Canciones que cuentan historias cotidianas y que, sin necesidad de mirar a ambos lados, cruzan del rock al pop por una calle que transitan los muchos estilos de los que beben todos y cada uno de los integrantes de la banda. Y no faltaron algunas versiones, como 'Amenazas' que a finales de los ochenta lanzó La Dama se Esconde o, en la recta final, 'Space oddity' del siempre presente David Bowie.

La Niña Rabiosa nació en 2016, suponiendo un borrón y cuenta nueva a King Culebra, donde el mismo trío rememoraba a clásicos del rock y el blues. El suyo es un estilo contemporáneo con reminiscencias de la new wave de finales del siglo pasado, desarrollando una amplia mezcolanza de sonidos pop-rock con una lírica poética muy cuidada, apoyándose también en secuencias y loops electrónicos pero sólo como complemento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos