Denuncian irregularidades en el reciente proceso de escolarización

Denuncian irregularidades en el reciente proceso de escolarización
  • Un grupo de padres y madres de alumnos ubetenses han denunciado ante diferentes instancias educativas diversas irregularidades ocurridas en el reciente proceso de escolarización realizado en Úbeda de cara al próximo curso 2011-2012, un trámite que todos los años genera polémicas pero que en esta ocasión parece haber superado ciertos límites. Concretamente, han mostrado su disconformidad con la forma en la que se han hecho las cosas en relación a las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia (SAFA). Según aseguran, en la escolarización para primero de Primaria del citado colegio se está dando un trato de favor a los niños que proceden del centro adscrito Ciudad de Úbeda (antigua Guardería Laboral Municipal) y, por tanto, un trato discriminatorio a sus hijos, los cuales vienen de otro centro que no les corresponde por zona.

Así se lo han hecho saber al jefe de sección del área de planificación de la Delegación Provincial de Educación de la Junta de Andalucía, entre otros responsables de la administración educativa, a quien solicitan que tome cartas en el asunto y que se solventen estas irregularidades, mostrándose dispuestos a recurrir a los juzgados si fuera necesario, con lo cual podría quedar paralizado el proceso de matriculación. Estos padres y madres consideran que está prevaleciendo el interés de los centros educativos en perjuicio del bienestar de las familias, algo que contradice lo que marca la normativa sobre escolarización. El problema reside en que SAFA ha abierto una tercera línea en Primaria, ofertando 27 plazas, pero como no todas han sido dadas a alumnos del centro Ciudad de Úbeda, algunas se han quedado sin ocupar. Algunos de los denunciantes aseguran que en principio sus hijos fueron incluidos en las listas de admitidos, pero poco después éstas desaparecieron y recibieron una llamada en la que se les aseguraba que se había producido un error con el programa a través del cual se lleva a cabo este proceso. Incluso les manifestaron que los habían admitido primeramente porque creían que procedían del centro adscrito Ciudad de Úbeda. Así, se les comunicó que el error tenía que ser subsanado y que les había correspondido otro colegio por imposición, concretamente el de procedencia, pese a que no les corresponde por zona. Al respecto, manifiestan que el problema reside en que no se amplían las ratios de los centros concertados mientras haya plazas disponibles en los públicos. Y creen que en este tema puede haber otros intereses para que se haya dado esta situación. Ocupar las plazas libres Los padres y madres dejan claro que no quieren que se creen nuevas plazas, sino ocupar las que están creadas y han quedado libres en SAFA después de que tuvieran prioridad los alumnos del centro Ciudad de Úbeda. «No comprendemos la diferencia existente entre unos niños y otros, y tampoco la razón de dejar descubiertas estas plazas», aseguran, añadiendo que «si son únicamente para niños pertenecientes al centro adscrito, éstos deberían ocuparlas y dejar libres las cuatro plazas ocupadas por ellos en otros colegios de nuestra zona», porque se está dando la circunstancia de que «cuatro niños están agotando ocho plazas, o dicho de otro modo, se están perdiendo cuatro plazas escolares en Úbeda». La mayoría de sus hijos se encuentran en el colegio Virgen de Guadalupe, y aclaran que no tienen problema alguno con este centro, pero que por la situación de sus domicilios y por cercanía deberían estar en SAFA. No en vano, día a día deben recorrer grandes distancias para llevar a los niños a clase y posteriormente recogerlos, lo que les supone dificultades a nivel familiar y laboral. Como ejemplo de lo mal organizadas que están las zonas de influencia para la escolarización, recuerdan que hasta llegar al Virgen de Guadalupe pasan por la puerta de otros cinco colegios. Y también afirman que se dan casos tan extraños como que, existiendo dos hermanos, uno vaya a SAFA y otro al Virgen de Guadalupe. Entre otras críticas, y debido a los problemas iniciales, aseveran que en muchos casos no han tenido oportunidad de elegir una segunda y una tercera opción de centro para sus hijos, como sí han podido hacerlo el resto de familias. Y subrayan que esta problemática no tiene su origen en SAFA, donde han tenido un trato amable y todas las facilidades así como conformidad para cubrir las 27 plazas, sino en las instancias educativas responsables del proceso de escolarización. Ante todo ello, y dentro de los trámites de queja y denuncia que están realizando, han solicitado las actas de las comisiones de escolarización a través de una asociación de madres y padres de alumnos, pero en principio les han sido denegadas. Y viendo que no paran de cerrarles puertas para defender sus derechos, han solicitado una cita con el responsable de planificación escolar de la Consejería de Educación en Sevilla así como el apoyo de la federación de asociaciones de madres y padres para lograr que se revise el proceso de reubicación completo en Úbeda.