Tu médico de cabecera on-line

Tu médico de cabecera on-line
  • Aunque desde hace unos meses trabaja a más de 1.500 kilómetros de su ciudad natal (concretamente 1.572,73 en línea recta), este profesional de la salud, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria para más señas, ha entendido que gracias a las nuevas tecnologías la sanidad no tiene distancias y se ha ofrecido a ser el médico de cabecera de todo el que quiera requerir sus servicios, sin importar la parte del mundo en la que se encuentre. La única limitación la pone el disponer o no de una conexión a internet, pues su propuesta es 'on line'.

Su nombre es Juan Toral Sánchez y nació en Úbeda en 1984. Siempre ha sido muy inquieto, tanto en lo personal como en lo profesional, lo cual muchas veces le ha llevado a buscar nuevas experiencias, nuevas formas de comunicación, algo que ha trasladado desde hace tiempo al ámbito de su formación y su trabajo. Y todo ello ha desembocado en una web (www.juantoral.com), un espacio en la red en el que se pueden obtener consejos relacionados con la salud, aprender curiosidades médicas o conocer las reflexiones y experiencias de este Licenciado en Medicina, todo ello tanto en textos como en vídeos que él mismo se graba a modo de 'videoblog'. Aunque el apartado más llamativo es en el que Toral se ofrece para recibir consultas.

Todo comenzó durante sus cuatro años de residencia en Medicina Familiar y Comunitaria en Málaga, en el Centro de Salud Palma-Palmilla y en el Hospital Carlos Haya. Entonces creó un blog denominado 'Memorias de un residente' desde el que contaba sus experiencias diarias en el ámbito sanitario y frente a los pacientes, incluyendo igualmente reflexiones personales. Este cuaderno en el ciberespacio tuvo bastante repercusión y le permitió conocer a mucha gente. Y de la misma forma le sirvió para darse cuenta del impacto que tienen hoy en día internet y las redes sociales.

De un blog a una web

Terminó la residencia y con ella también el blog. Pero Juan quiso dar un paso más y seguir con este tipo de iniciativas. Fue así como surgió la idea de crear una página más completa, una herramienta en la que plasmar sus inquietudes y proyectos, para lo cual contactó con un especialista en webs. «Es una inversión para mí mismo y también una forma de destacar y de tener currículo en un momento en el que la cosa está complicada», comenta a IDEAL, a la vez que confiesa que le gusta escribir y contar historias. «Me sirve para sentirme realizado y también como terapia personal y vía de escape», añade.

Dentro de la web, además de conocer el perfil de este facultativo ubetense, el usuario tiene acceso a diferentes blogs que él mismo va completando con noticias de actualidad, recomendaciones, reflexiones, enfermedades, curiosidades médicas, vivencias en Gran Canaria e incluso humor. Con ello, y al igual que hace a diario cara a cara, consigue ser cercano a quien está al otro lado de la pantalla, algo en lo que influyen también los vídeos que sube y en los que, vestido con su bata blanca, aborda diferentes temáticas. Así, por ejemplo, últimamente se han podido obtener consejos sobre las precauciones a la hora de tomar el sol o para tratar picaduras de insectos o de medusas.

Consulta virtual

Asimismo incluye un apartado sobre sus aportaciones a la sanidad, con charlas de elaboración propia, comunicaciones científicas que ha realizado o talleres en los que ha participado. Y finalmente está el apartado 'Consúltame' en el que ofrece un trato directo con sus e-pacientes mediante un formulario de la web, por mail e incluso frente a frente (por videoconferencia con Skype). Con ello, Toral apuesta por la salud 2.0, una realidad mucho más desarrollada en otros países pero que, poco a poco, se está implantando en España.

Tal y como refleja en su web, datos del Pew Internet Research (2009) indican que prácticamente el 80% de la población adulta de EEUU utiliza internet con fines sanitarios, mientras que en España, la última encuesta del INE marca esta cifra en 53,7%, siendo la mujer la gran dominadora de esta corriente. Se trata de usar herramientas que abren muchas posibilidades, facilitan el trabajo, mejoran la comunicación, aportan seguridad al paciente y, no lo olvidemos, reducen ingresos y visitas a urgencias. Por eso, Toral invita a sus compañeros de profesión a perder el miedo a las nuevas tecnologías y a aprovechar sus ventajas.

«No vengo a sustituir a nadie»

No obstante, este doctor tiene claro que la consulta virtual es un complemento, no un sustitutivo. «Yo no vengo a sustituir a nadie, sólo a ofrecer lo que sé», asegura, consciente de que ante ciertas historias lo mejor es que cada cual visite a su médico y se ponga en manos del especialista que corresponda. También cree que es una forma de controlar el exceso de información que puede llevar a errores cuando un paciente consulta previamente en la red sin una orientación profesional. «Es una herramienta muy buena, y es mejor dominarla tú a que te domine ella», aconseja.

Opina que las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, en general, aún no se aprovechan todo lo que debieran, algo que en sanidad daría muchas facilidades a ciertos colectivos, como las personas con limitaciones físicas. En su caso, pretende seguir con las herramientas que tiene a su alcance, dándole movimiento a la web, publicando nuevos temas de forma habitual y atendiendo a quien se lo solicite, para lo cual utiliza parte de su tiempo libre.

Granada, Málaga y Canarias

Tras realizar sus estudios básicos, secundaria y bachillerato en las Escuelas Profesionales Sagrada Familia de Úbeda, Juan Toral Sánchez se licenció en Medicina por la Facultad de Granada e hizo la Especialidad en Medicina Familiar y Comunitaria en Málaga. También tiene un Máster en Economía de la Salud, Gestión Sanitaria y Uso Racional del Medicamento por la Universidad de Málaga y por la UNIA es Experto Universitario en Urgencias y Emergencias así como en Atención al Trauma Grave. Recibió el Premio Azahar 2012 a la Colegiación Malagueña por el Colegio de Médicos de Málaga y fue reconocido por ser el segundo Mejor Expediente Fin de Residencia Málaga.

Desde el 3 de junio pasado es adjunto en Urgencias del Hospital Doctor Negrín en Las Palmas de Gran Canaria.Lo suyo dice que es vocacional, y tal cual lo vive diariamente. «El secreto para ser buen médico es pensar que quien trato puede ser mi padre, mi madre, mi hermana o mis abuelos», afirma, y aunque reconoce que «es cierto que hay veces que tienes un mal día o que estás sometido a mucha presión», es preciso «tener nervios de acero», porque «la gente va al médico con muchas frustraciones, muchos problemas, y a veces nos toca ser un poco psicólogos». Al respecto, defiende la calidad de los profesionales que, según su opinión, soportan la estructura sanitaria a base de esfuerzo y preocupación. Sin duda ese es su caso, y para comprobarlo basta con visionar el vídeo de presentación de su web en el que familiares, amigos y pacientes hablan de él.

Aunque le gusta trabajar en una consulta, ahora mismo dice que prefiere las urgencias, «el campo de batalla» como él las llama. «Pero me siento médico de cabecera y cuando pasen los años me gustaría tener mis pacientes y demás», añade, consciente de que ahora hay que trabajar donde se pueda y coger puntos de cara al futuro. Un futuro que le gustaría que pasara por Málaga y después derivara rumbo a Úbeda.