Tres ejemplos de compromiso con la ciudad

Tres ejemplos de compromiso con la ciudad
  • La ciudad reconoció este viernes a tres estudiosos que han realizado una magnífica labor investigadora sobre Úbeda. Tres ejemplos de compromiso con la realidad histórica, cultural y artística de la ciudad y con los valores del Humanismo Renacentista de que es heredera la ciudadanía ubetense. Se trató de Juan Ramón Martínez Elvira, que fue nombrado Hijo Predilecto de Úbeda, y Joaquín Montes Bardo y Aurelio Valladares Reguero, que fueron nombrados Hijos Adoptivos de Úbeda.

Ocurrió en el auditorio del centro cultural Hospital de Santiago, en el marco del acto institucional desarrollado por el Ayuntamiento con motivo del Día de Andalucía que se conmemora este domingo. Allí se dieron cita amigos, familiares y paisanos de los homenajeados, que pudieron sentir el calor y el cariño de una ciudad por la que tanto han trabajado.

Según se dejó de manifiesto, con sus obras y estudios en el campo de la literatura, la historia y el arte, estos tres conocidos profesores e investigadores han realizado una extraordinaria labor en beneficio de la ciudad, demostrando una enorme capacidad para hacer ver la riqueza del pasado de Úbeda, lo cual es valiosísimo para afrontar mejor su presente y futuro.

Martínez Elvira

Juan Ramón Martínez Elvira es un polifacético ubetense, profesor vocacional (en Safa) y apasionado del teatro, que gracias a incontables horas de investigación en el Archivo Municipal (entre otros lugares en los que la historia se guarda en forma de documentos) ha publicado grandiosos trabajos sobre Úbeda. Destacan 'Historia de las calles de Úbeda', minucioso, pormenorizado y espléndido estudio que fue publicado en la revista Gavellar desde 1979 a 1988, y 'Nuevos planteamientos en torno al cinturón amurallado de Úbeda', extensísimo trabajo detallado, veraz e insuperable, incluido en las páginas de la revista Ibiut entre los años 1984 y 1989.

También es autor de 'Cien años en la hermandad ubetense del Cristo de la Caída', los dos tomos 'Semana Santa en Úbeda' y 'La Cofradía de Nuestra Señora de Guadalupe de 1649 a 1720'. Y en breve saldrá a la luz su nuevo libro sobre la historia de las calles de la parroquia de San Isidoro, el primero de una serie que pretende abarcar todas las vías de la localidad.

Martínez Elvira destaca además como pintor de cuadros y óleos, semanasantero, excelente guía, conferenciante, articulista, poeta versátil, melómano empedernido y parte activa de numerosos colectivos, en su mayoría de corte cultural.

Montes Bardo

Respecto a Joaquín Montes Bardo, es un querido doctor en Historia del Arte, investigador e historiador que residió durante tres décadas en Úbeda, donde trabajó como catedrático en el instituto San Juan de la Cruz. Así, miles de ubetenses de varias generaciones pasaron por su manos hasta su reciente jubilación.

Es autor de importantes obras que giran alrededor del renacimiento ubetense y jiennense. 'El solar del privado. Diálogos humanistas en la Úbeda del renacimiento', 'Arte y discurso simbólico en Úbeda y Baeza', 'La Sacra Capilla de El Salvador: Arte, mentalidad y culto' o 'El Hospital de Santiago de Úbeda' son ejemplos de la continua producción de este historiador a través de los cuales no solo manifiesta su amor por Úbeda, su arte y su historia, sino que con ellos ha abierto los ojos a un conocimiento más profundo y exacto del valor que representa el legado histórico artístico de la ciudad, Patrimonio Mundial.

Destacar igualmente que el reconocimiento de Úbeda y Baeza por parte de la Unesco se debió en parte a la aportación de Joaquín Montes, que fue integrante del Consejo Redactor de la Candidatura, mediante la publicación de una trilogía sobre las tres más grandes muestras de la riqueza arquitectónica de Úbeda: la Sacra Capilla de El Salvador, el Hospital de Santiago y la iglesia, ahora basílica menor, de Santa María de los Reales Alcázares.

Valladares Reguero

Y Aurelio Valladares Reguero, Doctor en Filología Hispánica por la Universidad Complutense de Madrid, ejerció en Úbeda como catedrático de Bachillerato en el San Juan de la Cruz hasta su jubilación, desempeñando igualmente las tareas de profesor-tutor de Literatura en el Centro Asociado de la UNED de la provincia de Jaén. Es brillante la trayectoria investigadora a la que ha dedicado toda su vida.

Fruto de esta labor, el historial de publicaciones de Valladares cuenta con títulos como la 'Guía literaria de la provincia de Jaén', 'Literatura giennense en el siglo XVIII', 'La provincia de Jaén en los libros de viajes: reseña bibliográfica y antología de textos' o 'Temas y autores de Úbeda: ensayo bibliográfico', obra esta última que ha conocido dos ediciones, la primera de 1992 y la segunda corregida, aumentada y actualizada del año 2007. Uno de sus últimos trabajos publicados es un 'Diccionario Bibliográfico de la Provincia de Jaén', en diez volúmenes. También fue integrante del Consejo Redactor de la Candidatura de Patrimonio de la Humanidad.

Los tres homenajeados pronunciaron unas sinceras palabras de agradecimiento, expresando su pasión por una ciudad que, según dijeron, les ha dado mucho. En el caso de los Hijos Adoptivos, aseguraron que en Úbeda han vivido los años más importantes de su vida, los más felices, añadiendo que ahora, en la distancia, son muchos los recuerdos que les afloran. Y el Hijo Predilecto, comentó que nunca ha buscado reconocimientos pero que siempre ha sentido el cariño y respeto de la ciudad.

Unanimidad

La propuesta de reconocimiento a Martínez Elvira fue promovida por el PA y las de Montes Bardo y Valladares Reguero por IU, contando en los tres casos con el apoyo unánime de todas las fuerzas políticas con representación municipal. Los portavoces de ambos partidos, Francisco Mendieta y Diego de la Cruz Martínez, respectivamente, fueron los encargados de ensalzar a los protagonistas de la noche y de hacerles entrega de sus correspondientes pergaminos acreditativos junto a la alcaldesa de Úbeda, Antonia Olivares.

Ésta pronunció además un discurso por el Día de Andalucía que aprovechó para felicitar a los tres profesores, destacando su labor y compromiso y poniéndolos como ejemplo de ciudadanos que trabajan por su tierra. El acto finalizó con la interpretación de los himnos de Úbeda, Andalucía y España por la Agrupación Musical Ubetense, dirigida por Rafael Martínez Redondo.