Polémica en torno al campeonato de galgo español celebrado el pasado domingo

Un momento del campeonato.
Un momento del campeonato.
  • El Partido Animalista denunció «infracciones administrativas» y «maltrato animal» mientras que la organización lo desmintió y habló de éxito

El Partido Animalista Contra el Maltrato Animal (PACMA) denunció «numerosas irregularidades» cometidas durante la celebración del primer campeonato internacional morfológico de galgo español, celebrado el pasado domingo en la ciudad de Úbeda, que fueron desde «infracciones administrativas por situaciones de maltrato animal» hasta «incumplimiento de normas de circulación».

Según un comunicado que firma el coordinador provincial de Jaén de esta formación, Manuel Serrano Baena, PACMA estuvo presente durante toda la celebración del campeonato documentando las irregularidades denunciadas, tales como «el incumpliendo de lo dispuesto en el artículo 6 de la Ley 11/2003 de 24 de noviembre, de Protección Animal de la Junta de Andalucía en lo referente al transporte de animales».

PACMA informó así que animales participantes en el campeonato «llegaron en jaulas dentro de maleteros de vehículos particulares sin reunir las condiciones mínimas higiénico-sanitarias, de acuerdo a las necesidades fisiológicas y etológicas propias de la especie que se transporta». Y es que, «dichos transportes carecían de agua y comida». Además, se llegaron a contabilizar hasta 17 galgos dentro de un remolque.

«Los remolques y vehículos utilizados para el transporte de los galgos estuvieron estacionados durante todo el día a pleno sol, alcanzando estos medios de transporte en su interior temperaturas superiores a los 55 grados, y donde los galgos volvieron a ser introducidos una vez finalizado el campeonato», afirma el comunicado, añadiendo que la mayoría de los remolques utilizados para transportar a los galgos «carecían de las placas de identificación de 'transporte de animales vivos' tal y como establecen las normas de circulación de la Dirección General de Tráfico».

PACMA también denunció que se inscribieron en el campeonato galgos que «presentaban heridas», y que algunos ejemplares resultaron heridos «por quemaduras en las patas» debido a las altas temperaturas del asfalto.

Una triste realidad

Desde el Partido Animalista se puso de manifiesto «el terrible día a día que padecen estos animales que, cuando dejar de servir para los fines para los que fueron criados, terminan abandonados, malheridos o eliminados de las formas más horrorosas», y solicitó con ello medidas preventivas, de vigilancia y sancionadoras.

«A los miles de animales que durante la práctica de la caza se mata directamente, hay que sumarles todos los que sufren unas condiciones penosas de vida mientras son utilizados», recordó PACMA, exigiendo que se cumplan las normas establecidas en la Ley 11/2003 de protección animal.

Finalmente, la organización dijo reservarse el derecho a tomar cuantas acciones considere oportunas para esclarecer los hechos acontecidos y para que se depuren las responsabilidades que sean necesarias, condenando a su vez este tipo de campeonatos «donde el bienestar animal no importa para nada y sólo sirven para aumentar el ego de los participantes que presentan a sus galgos».

«El mejor de todos los tiempos»

Pedro Delgado Sáez, organizador del campeonato, dijo no entender estas acusaciones en torno a un evento que resultó «todo un éxito» y por el que, según contó a IDEAL, no para de recibir felicitaciones, tanto de los participantes como de las federaciones, española y andaluza, e incluso de la Federación Canina y del Club Nacional del Galgo Español. «Todos catalogaron este morfológico como el mejor de todos los tiempos», aseguró satisfecho con el resultado de una cita que contó con la participación de más de 300 ejemplares y en la que, como responsable, no concursó y estuvo «pendiente» de su buen desarrollo y del bienestar de animales y personas.

Delgado Sáez explicó que este tipo de eventos se organizan con el consentimiento de la Real Sociedad Canina de España para dar a conocer que el galgo no sólo sirve para cazar y que es un magnífico animal de compañía, pues incluso ayuda en terapias con ancianos y niños por su carácter y nobleza. También aseguró que invitó personalmente a la protectora de animales de Úbeda, aunque sus responsables declinaron la invitación «por no querer tener contacto con cazadores», algo que dijo respetar aunque opinó que «no se puede generalizar».

Imagen tomada por PACMA.

Imagen tomada por PACMA.

Pedro Delgado remarcó además que hubo presencia de efectivos de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que habrían intervenido si hubieran visto algo anómalo. Él mismo, como «persona que ama, cuida y quiere los galgos», se preocupó para que todo estuviera en condiciones (jaulas, bebederos, 800 metros cuadrados de espacios de sombra, riego para refrescar el lugar, asistencia sanitaria, etcétera), y consideró que si alguien que estuvo por allí vio algo mal hecho, sólo tenía que haberse identificado y comunicárselo para buscar una solución rápidamente si es que era cierto. «Si hubiera visto algo anómalo, yo habría sido el primero en denunciar, como otras veces lo he hecho», declaró.

Reiteró así su orgullo por el transcurso de este campeonato, organizado «con mucho empeño y sacrificio», y que reunió a personas llegadas desde diversos puntos de la geografía nacional, como Cádiz, Palencia, Guadix, Valencia o Zamora. Incluso hubo representación extranjera, de lugares como Inglaterra, Francia, Holanda, Estados Unidos y Alemania. «Todo un orgullo recibirlos en nuestra ciudad», comentó.

De esta forma, de cara al próximo año, espera, como mínimo, igualar el éxito de esta primera edición y seguir atrayendo visitantes hasta Úbeda. «Yo lo hago, primero por amor a los animales y en especial a los galgos, que son mi pasión, y segundo, por mi gente y mi ciudad», apostilló.