El pleno aprobó el presupuesto municipal para 2017

Un momento de la sesión plenaria.
Un momento de la sesión plenaria.
  • Presenta un superávit de un millón de euros, pues contempla 30,5 millones de ingresos y 29,5 millones de gastos

Con los votos a favor de PSOE, IU y PA y en contra del PP, el pleno extraordinario de ayer martes aprobó el presupuesto general del Ayuntamiento de Úbeda para 2017. Un presupuesto con un superávit de un millón de euros, pues contempla 30,5 millones de ingresos y 29,5 millones de gastos, que «mejora el del año 2016», y que «es sostenible y sigue apostando por la creación de empleo, la mejora de las infraestructuras de la ciudad y el apoyo al comercio, turismo, agricultura, cultura y el bienestar social de la ciudadanía», dijo el concejal de Hacienda, Javier Gámez, en su intervención.

El edil aludió a algunos factores que han influido a la hora de redactar este presupuesto, como «las normas económicas restrictivas que nos impone el Gobierno central», dijo en relación a la estabilidad presupuestaria y el techo de gasto, lo que obliga a «invertir en la ciudad menos de lo que ingresamos, es decir, que no podemos invertir en infraestructuras ni en servicios todo lo que pagan los ciudadanos de Úbeda».

Tal y como explicó, para 2017 se ha reducido el apartado de gasto en 850.000 euros, aproximadamente, pasando de los 30,4 millones de este año a los 29,5 millones. Respecto a los ingresos, se mantienen prácticamente igual que en el actual ejercicio, «consolidando la bajada de impuestos y tasas que se produjo para este año 2016».

El responsable de Hacienda incidió en que han conseguido «aflojar» la presión fiscal que sufrían las familias y empresas de la ciudad, con una bajada «que han notado los ciudadanos cuando han tenido que pagar la contribución, el sello del coche o las tasas deportivas, por ejemplo». Al igual que las empresas, como los hosteleros, «que han podido montar sus terrazas y veladores un 32% más barato que en años anteriores, con lo que ha mejorado su situación económica».

«En resumen, hemos corregido la subida brutal de impuestos que nos encontramos cuando llegamos al gobierno de la ciudad», manifestó, añadiendo que actualmente se ingresan 30,5 millones de euros, mientras que en años anteriores el Ayuntamiento recaudaba 33 millones, «y todo ello mejorando los servicios, haciendo mas inversiones, con más infraestructuras y mas actividad en la ciudad».

Propuestas

Gámez subrayó igualmente que se han incluido propuestas aportadas por la oposición, como la mejora del camino del cementerio presentada por IU, que se ha encajado dentro de los Planes Provinciales para el ejercicio 2017, o la ornamentación de glorietas planteada por el PA, que también propuso la adquisición de un terreno colindante al cementerio para su ampliación. Además, hay otras iniciativas «en cartera», que se contemplan por si en la ejecución del presupuesto surge la oportunidad de llevarlas a cabo. Asimismo IU y PA propusieron incrementar la partida destinada a la dinamización del Mercado de Abastos, que sube de 2.000 a 5.000 euros.

Gámez reiteró que son unos presupuestos que continúan con el aspecto social, «para que nadie se quede atrás», ya que cuentan con todo tipo de colectivos y asociaciones de la ciudad, fomentando su participación. También dijo que buscan crear empleo, para paliar en la medida de lo posible la situación que tienen muchas familias.

Asimismo dijo que se prosigue apostando por las empresas, que son las que deben crear empleo; apoyando al comercio tradicional, creando sinergias entre el turismo y el comercio; reforzando actividades que dan vida a la ciudad; apostando por campañas promocionales que suman en las zonas más comerciales; e invirtiendo para mejorar todos los barrios. «Es importante la zona centro, la zona comercial y turística, pero no podemos olvidar los barrios, para que todos los ciudadanos tengan los mejores servicios y crezca la ciudad igual por todos lados, sin olvidar los grandes proyectos que desarrollaremos con la estrategia DUSI (Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado), financiada con fondos europeos», apostilló.

Oposición

IU votó a favor del presupuesto pues, según dijo su portavoz, Diego de la Cruz Martínez, su intención es hacer una «política constructiva», máxime cuando se han tenido en cuenta sus propuestas y se mantienen las ayudas sociales. «Como dijimos al principio de este mandato, apoyaremos lo bueno para la ciudad y sus ciudadanos», declaró.

Por su parte, el PA, igualmente votó a favor, valorando que se tuvieran en cuenta algunas de sus propuestas y que el presupuesto se haya ido trabajando en las distintas comisiones. No obstante, su portavoz, Francisco Mendieta, no vio bien que el Gobierno central «meta a todos los ayuntamientos en el mismo saco» en lo referente a la estabilidad presupuestaria y el techo de gasto.

Finalmente, el PP votó en contra al entender que el presupuesto «no obedece a las verdaderas necesidades de la ciudad», dijo su portavoz, José Robles. «Es el presupuesto del engaño», aseguró, mostrando su malestar por el hecho de que no se tuvieran en cuenta las propuestas de su grupo.

Temas