Merecido reconocimiento por ser mucho más que una escuela de teatro

Miembros de la Escuela Municipal de Teatro 'Ricardo Iniesta'.
Miembros de la Escuela Municipal de Teatro 'Ricardo Iniesta'. / ROMÁN
  • Durante el acto institucional del día de la Constitución se destacó la importante labor social que viene promoviendo desde hace años, trascendiendo los objetivos contenidos en su programa pedagógico

El Ayuntamiento, en nombre de toda la ciudad de Úbeda, reconoció la labor de la Escuela Municipal de Teatro 'Ricardo Iniesta' durante el acto institucional desarrollado con motivo del trigésimo octavo aniversario de la Constitución Española, que tuvo lugar este lunes en el auditorio del Hospital de Santiago. Se destacó así la importante labor social que viene promoviendo desde hace años, trascendiendo los objetivos contenidos en su programación pedagógica, en el sentido de que desde el principio y gracias a su directora, Natividad Villar, se ha trabajado el teatro como una herramienta para romper barreras sociales e intentar conseguir un mundo más justo e igualitario. La propuesta fue aprobada en su día con la unanimidad de todos los grupos municipales.

La concejala de Cultura, Elena Rodríguez, que promovió este reconocimiento, hizo un breve repaso de la historia de la escuela y del dramaturgo que le da nombre, el ubetense Ricardo Iniesta. Destacó así el tesón, «digno de admiración», de esta escuela, que apuesta de forma decidida por la consolidación de grupos que proyectan un mensaje social y cultural sobre la ciudad, convirtiéndose en un lugar privilegiado de recuperación del concepto de comunidad.

«La Escuela Municipal de Teatro de Úbeda es una des esas cosas que se nos cruzan en la vida y que nos hacen creer que hay un sentido oculto en la realidad que tenemos que desentrañar y hacer nuestro, en un afán de coherencia ética. Por eso, pienso que nada de lo que ha conseguido la escuela en estos años es gratuito ni responde al azar», afirmó Rodríguez.

Por su parte, la alcaldesa, Antonia Olivares, agradeció en nombre de toda la ciudad el trabajo de todos los miembros de la escuela, no solo por las ansias de superación o la lección que dan a diario, sino por las emociones que provocan cuando se suben al escenario y, en definitiva, por los buenos ratos que comparten con cada una de sus obras.

«La ilusión de profesores y alumnado han convertido lo imposible en una realidad, que les ha llevado a ser galardonados a nivel nacional y a participar en programas de ámbito europeo», destacó Olivares. Asimismo, tuvo una mención especial para el ubetense Ricardo Iniesta, que asistió al acto haciendo un hueco dentro de su apretada agenda, para la directora de la escuela, Natividad Villar, y para el coordinador de las distintas escuelas municipales, Manuel Martínez.

Villar, emocionada, fue la encargada de recoger este reconocimiento institucional, rememorando algunos de los momentos vividos más allá de lo que significa hacer teatro, tanto en las clases como en los viajes y en las decenas de actividades promovidas con los distintos grupos de alumnos. Para todos y cada uno de ellos fue este premio. No en vano, también recibieron sus correspondientes diplomas. En nombre de tantas y tantas personas que han encontrado en la escuela un lugar desde el que expresarse, donde convivir, aprender y compartir, intervino José Ángel Quesada Bedmar, quien habló desde el corazón y reivindicó que «otro teatro es posible».

Por méritos propios

El trabajo con colectivos en riesgo de exclusión social, con diversidad funcional o de mayores hace de la Escuela Municipal de Teatro un referente a nivel nacional y una de las pocas escuelas de teatro que trabaja en esta dirección. Además de tener una intensa participación en la vida cultural de la ciudad, ha sido invitada en numerosas ocasiones a participar en certámenes de teatro de otras localidades y ha recibido reconocimientos a nivel nacional tan importantes como el primer premio nacional de la segunda edición del Festival Igualarte de Teatro.

Elena Rodríguez, Nati Villar y Antonia Olivares.

Elena Rodríguez, Nati Villar y Antonia Olivares. / ROMÁN

Asimismo, la escuela ha aprovechado multitud de oportunidades que son muy interesantes para sus alumnos y la ciudad, como el curso realizado en 2015 por la Sociedad Nacional de Arte y Discapacidad, que solo trabaja en el entorno de Madrid y grandes capitales, dirigido a profesionales de ámbitos muy diversos como educadores sociales, profesores o psicólogos para aprender a utilizar el teatro como un recurso de inclusión y de resolución de conflictos. Tuvo un éxito rotundo.

Recientemente la escuela fue invitada a la Muestra Internacional de Teatro de Investigación (Mitin) realizada en Sevilla y dirigida por todo un referente a nivel internacional en el mundo del teatro, el ubetense Ricardo Iniesta. Y también participó en el proyecto europeo ‘Caravan Next’, que no solo fue una oportunidad única para la escuela, sino para la ciudad de Úbeda debido a su proyección europea, pues participaron dieciseis países.

Discurso institucional

Dentro del discurso institucional, la alcaldesa reivindicó el aniversario de la Constitución, que cumple 38 años. «No puedo más que enorgullecerme de nuestra Carta Magna y de su vitalidad, que garantiza nuestros derechos y libertades y establece en nuestro país un estado de paz. Actualmente tenemos la responsabilidad de adaptar la constitución a las nuevas demandas y necesidades de la ciudadanía. Para ello, el reto que tenemos es hacerlo como se hizo en el 78. Es decir, consiguiendo el mayor consenso por parte de las fuerzas políticas de este país», resaltó.

De esta forma, destacó que las administraciones en general, y los Ayuntamientos en particular, tienen también un papel fundamental en el progreso y desarrollo del país. «No seríamos realistas y justos si no admitiésemos que solos no podemos hacerlo, necesitamos del apoyo y colaboración de las organizaciones, colectivos, asociaciones, que componen el entramado social de nuestro país, en nuestro caso de nuestra ciudad», subrayó.

Para finalizar recordó a los ubetenses la importancia de esta fecha en la que triunfó «el consenso, la colaboración, el respeto y el trabajo en equipo». «Podemos decir que la Constitución que hoy nos ampara no excluye a nadie y sigue manteniendo el espíritu con el que nació, defender a todos por igual», enfatizó Olivares, quien tuvo también unas breves palabras para las fuerzas y cuerpos de seguridad.

El acto finalizó con la interpretación de los himnos de Úbeda, Andalucía y España a cargo de la Agrupación Musical Ubetense.