Tres conciertos para clausurar el Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza

Actuación de la Orquesta Barroca de Sevilla.
Actuación de la Orquesta Barroca de Sevilla.
  • En su veinte aniversario, la organización entregó una serie de reconocimientos a personas que han hecho mucho por esta cita musical a lo largo de su historia

La jornada de clausura del Festival de Música Antigua de Úbeda y Baeza, que ha cumplido veinte ediciones, resulto de lo más intensa pues incluyó este sábado tres conciertos y la entrega de diferentes reconocimientos.

El primer recital tuvo lugar en la iglesia de Santa María del Alcázar y San Andrés de Baeza y corrió a cargo de Xauen Cathedral Brass, formación musical jiennense compuesta por instrumentistas de viento metal que, con dirección de Javier Yera y con Alberto de las Heras al órgano, dio vida al programa ‘Symphoniae sacrae: canzonas y sonatas de Giovanni Gabrieli'. Se trató de una Colaboración con el Obispado de Jaén.

El segundo concierto se desarrolló por la tarde en el auditorio del Hospital de Santiago de Úbeda. Estuvo protagonizado por la Orquesta Barroca de Sevilla, dirigida por Enrico Onofri, con la soprano María Hinojosa y Filippo Mineccia como alto de la agrupación, interpretando el programa 'Música inédita en la Colegiata de Olivares'. Se trata de un recital realizado en coproducción con el proyecto Atalaya de las Universidades Andaluzas y el Centro Nacional de Difusión Musical, en colaboración con la Agencia Andaluza de Instituciones Culturales, en el cual se conmemoró el quinto centenario del nacimiento de Diego de los Cobos, fundador del Hospital de Santiago.

Finalmente, al filo de la media noche y en un espacio tan singular como la Sinagoga del Agua de Úbeda, se cerró el festival con un concierto íntimo a cargo de Los Músicos de Ureña, que ofrecieron el programa titulado 'El repertorio escondido de Sefarad'.

Reconocimientos

Antes del concierto de la Orquesta Barroca de Sevilla y para celebrar los veinte años del festival, la organización entregó una serie de reconocimientos a personas que han hecho mucho por esta cita musical a lo largo de su historia. En el apartado de intérpretes se premió a Enrico Onofri, director invitado de la Orquesta Barroca de Sevilla, y a Ventura Vico, fundador de la orquesta y coordinador general de la formación.

En la categoría de investigación se galardonó a Pedro Jiménez Cavallé, catedrático de música de la Universidad de Jaén y consejero del Instituto de Estudios Giennenses (IEG), por la labor realizada en investigación y documentación a la largo de su trayectoria. Y en el apartado de medios de comunicación se reconoció la labor realizada por José Antonio Cantón, Felipe Serrano y Jesús Barroso.

Además se homenajeó al público, representado en las personas de Fernando Sánchez Resa y María Rosa Galiano, residentes en Úbeda y Baeza, respectivamente. Y también se premió el trabajo realizado por los antiguos directores del festival, Diego Martínez Martínez y Rodrigo Checa Jódar.

Finalmente, hubo un obsequio para el actual director (desde 2007), Javier Marín, quien lo recibió de manos del presidente de la Asociación para el Desarrollo Turístico de Úbeda y Baeza (Tubba), Bartolomé González, por contribuir a la proyección cultural y turística de las dos ciudades patrimoniales.