Una media del 90 por ciento de ocupación en el albergue de Úbeda desde su apertura

Vista del albergue de Úbeda.
Vista del albergue de Úbeda. / ROMÁN
  • Durante los últimos días ha completado sus 48 plazas a causa de las inclemencias meteorológicas

El albergue de temporeros de Úbeda viene estando ocupado en un 90% desde su apertura, a excepción de los tres últimos días que ha completado sus 48 plazas. Así lo aseguró la concejala de Bienestar Social, Natalia Pérez, que realizó una valoración del funcionamiento de este dispositivo una vez que ha transcurrido casi un mes desde su puesta en marcha.

La edil incidió en que una de las prioridades del equipo de Gobierno es trabajar para que la campaña de aceituna se desarrolle con normalidad. Por ello, aunque desde el foro de la inmigración se insiste en que no se necesita mano de obra foránea, ya que la provincia tiene suficiente capacidad para atender la recogida del fruto, desde el Ayuntamiento se trabaja casi todo el año para introducir mejoras y ofrecer un dispositivo de calidad para los temporeros.

«Las actuaciones en lo que respecta a la puesta en marcha del albergue no tienen nada que ver con los años de gobierno del PP», dijo. En este sentido, explicó que con la actual organización se constituye una Comisión Local Permanente de Inmigración compuesta por asociaciones de agricultores, cooperativas, asociaciones pro-inmigrantes, fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, Cruz Roja, Cáritas, Unión de Cofradías, Protección Civil, sindicatos y el Ayuntamiento de Úbeda.

Además, destacó que ahora se invierte y gestiona una subvención de la Junta de Andalucía para que el albergue presente recursos y servicios óptimos, dando prestaciones tanto a inmigrantes alojados como a otras personas que no lo están, a las que se les ofrece alimentos y ducha caliente para que tengan las mejores condiciones.

Con la apertura del albergue se procedió también a la contratación de trece personas: cuatro ordenanzas, dos auxiliares administrativas, tres vigilantes de seguridad, dos mediadores interculturales y dos trabajadores sociales. La figura del mediador es una novedad este año, gracias a también a una ayuda procedente de la Junta de Andalucía. En la ciudad de Úbeda hay un mediador en el Servicio Andaluz de Empleo y otro en la estación de autobuses. Ambos se encargan de informar, asesorar y mediar entre inmigrantes y empresarios.

Otra novedad es la ampliación del tiempo de permanencia de los usuarios en el centro hasta tres noches de alojamiento como norma general (durante la campaña 2015-2016 era de dos noches). No obstante, esto se puede ampliar por enfermedad, imposibilidad de marchar del municipio debido a horarios de transporte o condiciones climatológicas extremas. Además, es posible dar una segunda estancia de una noche y el desplazamiento de medio o largo recorrido a la persona que anteriormente ya se hubiera alojado, para facilitar el retorno al lugar de residencia.

Otros servicios

Junto al dispositivo municipal funciona un año más el comedor de Cáritas situado en la Casa de la Iglesia. Abre de cinco a seis y media de la tarde para servir comida caliente y repartir bocadillos y fruta. Además, la organización reparte mantas y ropa a quien lo necesita. Y por otro lado, diferentes cofradías salen a la calle para repartir leche caliente y magdalenas a quienes duermen en cajeros, portales y pasajes.

De esta forma, Pérez mostró su agradecimiento a Cruz Roja, Cáritas y Unión de Cofradías que de forma altruista ayudan en lo respectivo a alimentos y abrigo a aquellas personas que, por diferentes circunstancias, no hacen uso del albergue pese a existir habitualmente plazas libres.

Esto hace pensar desde hace tiempo en la necesidad de replantear y reformular el dispositivo de atención al temporero, sobre todo en lo referente a alojamiento, pues pese al esfuerzo que se realiza en lo material y económico, no se hace uso de él al cien por cien y hay personas que duermen en la calle.